viernes, 20 de agosto de 2010

The Wall Tour... ¡como me lo voy a perder!

Luego de 30 años, Roger Waters a decidido rehacer esa monumental obra músico-teatral, llamada The Wall, tal y como era en los comienzos de los '80. Sí, ha decidido ponerla en escena nuevamente, con toda la parafernalia de entonces: el muro que se contruye lentamente en el escenario, las marionetas gigantes, las proyecciones sobre el muro, etc, etc. En su momento este show era muy caro y complejo, razón por la cual no se volvió a hacer nunca más, a excepción de la versión de 1990, "The Wall Live in Berlin". Incluso, según dicen algunas fuentes, Roger Waters le habría ofrecido participar de esta nueva gira a David Gilmor, pero éste no aceptó. Parece ser que luego de tantos años de distanciamiento y la posterior muerte de Richard Wright, David no quiere saber más nada con Pink Floyd. Pero bueno, parece ser que Roger no se ha detenido, y la cosa es que la gira ya está anunciada, los tickets están a la venta (¿quedará alguno todavía?) y falta menos de un mes para que empiece. Los detalles de la gira están en la página web oficial, Roger Waters - The Wall Live. Lamentablemente para los que vivimos en el sur del mundo, la gira de Roger va a pasar un poco lejos. Aparte de EEUU y Cánada, la gira abarca varias ciudades europeas y la ciudad de México. Hay un par de fechas en España, una en Madrid y otra en Barcelona, ambas para marzo del 2011. Los que puedan asistir tendrán la oportunidad de ver, quizás por última vez, uno de los shows más creativos e innovadores del siglo XX. Suerte para todos ellos, y sí, les tengo un poco de envidia. Tendré que conformarme con verlo por TV o en DVD.

Hasta la próxima... and I'll see you on the dark side of the Moon!


Nota del 08/MARZO/2012: Las cosas han cambiado desde que escribí aquella entrada hace un año y medio. Al final Roger Waters incluyó a Sudamérica en su gira The Wall, y en Buenos Aires se van a realizar nueve recitales. Bueno, en realidad ocho más, porque ayer se hizo el primero... ¡y allí estuve! Sin duda, es un espectáculo único, que no puedo resumir ni en palabras ni en imágenes. Ahora sí, siento que he saldado la deuda con esa bestia mítica que se llamó Pink Floyd. Hasta siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario