jueves, 10 de abril de 2014

Día del investigador científico: Algunas reflexiones que aún siguen vigentes

Hoy se celebra el día del investigador científico en Argentina. La fecha conmemora el natalicio del Dr. Bernardo Houssay (10 de Abril de 1887), fundador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), y primer científico latinoamericano en ser galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1947 por sus descubrimientos en la glándula hipófisis en relación a la regulación de los hidratos de carbono. En ocasiones anteriores recordé este día con algunas reflexiones personales [Ref1 y Ref2], pero en este caso, voy a compartir algunas frases y pensamientos de científicos argentinos notables que extraje del libro "Una gloria silenciosa", de Miguel De Asua, que creo que ilustran con mucha claridad la realidad de la ciencia, en especial en Argentina.

Estampilla que homenajea a Houssay (1976) [Fuente: Colnect]

"Es equivocada la idea de que los grandes descubrimientos realizados en los laboratorios donde reinaba la miseria se debieron a ésta; todos los que los hicieron en condiciones precarias se lamentaron de los años y esfuerzos perdidos estérilmente [...]. Es igualmente falsa la creencia de que bastan los recursos y los laboratorios o los sueldos para tener ciencia. Ésta depende de hombres selectos, no de edificios suntuosos. Para tener hombres de ciencia hay que formarlos y cultivarlos durante años, solícita y cuidadosamente, como se hace con las plantas más delicadas". Bernardo Houssay

miércoles, 2 de abril de 2014

Malvinas, desde el banco de la escuela

El altillo de la casa de mi madre es una auténtica cápsula del tiempo. Siempre que puedo revuelvo un poco y recupero, o descubro, alguna cosa relacionada con mi niñez o con la historia de mi familia. Así fue como en mi última visita me topé con una sorpresa inesperada: un cuaderno mio de segundo grado de la escuela primaria (año 1982, Escuela Nº84 Manuel Belgrano, Puerto Madryn). Lo estuve hojeando un poco, redescubriéndome en aquellas oraciones y números con caligrafía infantil, y encontré algunas cosas alusivas a la fecha que quiero compartir. El 2 de Abril de aquel año, un grupo de trasnochados militares pusieron en marcha la recuperación de las islas Malvinas por la fuerza. Como ya he apuntado en más de una entrada previa, la Junta Militar bastardeó una causa legítima y nacional para tratar de sobrevivir a la ola de descontento social. Lamentablemente todos sabemos como terminó la cosa, y si bien el reclamo de soberanía es hoy tan válido como en 1982 y 1833, la guerra nos dejó mal parados (y con 903 muertos innecesarios, entre argentinos y británicos). Pero bueno, volviendo al cuaderno, en sus páginas encontré algunas alusiones a las Malvinas que paso a compartir con ustedes.

Página de mi cuaderno de 2º grado, del día 16 de Abril de 1982.

Me llamó la atención que la primer clase alusiva al tema Malvinas se haya dado el 16 de abril y no antes. Para esas fechas Gran Bretaña ya había ampliado la zona de exclusión a unas 200 millas en torno a Malvinas, y la flota estaba zarpando de la isla Ascensión en dirección al Atlántico sur.
Recuerdo algunas cosas dispersas de aquellos días, como los diarios y revistas con titulares del tipo "¡Vamos ganando!" o grandes figuras con siluetas de barcos y aviones tachados que indicaban el progreso de las acciones bélicas. Recuerdo algunas indicaciones dadas en el colegio sobre como proceder en caso de un posible bombardeo inglés, y también los simulacros al respecto.

sábado, 15 de marzo de 2014

Bestias afuera

Hace unas semanas leí una nota de opinión en el blog "El lugar de lo fantástico" que despertó mi interés en este libro. Se trata de Bestias afuera, la novela de Fabián Martínez Siccardi, ganadora del premio Clarín de novela 2013. La novela relata la historia de un joven agrónomo viaja a una estancia en la Patagonia para realizar un relevamiento de plagas. Lo acompaña su perro Atila, con el que tiene un vínculo más estrecho que con cualquier humano. En la soledad del valle lo esperan el dueño de casa, un hombre mayor afectado por una enfermedad degenerativa, y una mujer huraña y misteriosa que lo cuida, con su pequeño hijo. La inquietud va creciendo a poco de llegar: el aislamiento es extremo; la naturaleza, hostil; los animales que acechan en la región han hecho desaparecer el ganado; una presencia oscura y siniestra hace sentir su influencia en el lugar.

Es una novela corta (122 páginas), a mi juicio es más un relato o cuento largo que una novela. La historia es atrapante, lo sumerge a uno en ese rincón alejado del mundo, en algún lugar de la Patagonia. El autor logra crear una un clima constante de amenaza indefinida, con una buena dosis de suspenso y misterio. Bestias afuera indaga en las fuerzas primitivas y las pasiones incontrolables que a todos nos habitan.


"Ninguna advertencia podía prepararme para la magnitud del aislamiento, para la ruptura que la soledad del paisaje marcaba con lo que iba quedando atrás, y menos aun para lo que sobrevendría después. Atila y yo íbamos camino a La Guillermina, un antiguo casco de estancia en un valle de altura, separado por sierras escarpadas de un pueblo tan insignificante que, a los pocos minutos de haberlo dejado, se había desdibujado en mi mente." (Bestias afuera)

Como puntos flojos podría citar el final, que no me agradó demasiado, y además es una pena que el autor no haya ahondado en algunas de las historias paralelas, como el recuerdo del abuelo que persigue al protagonista durante su permanencia en la estancia, y algunos otros detalles de su vida que llaman la atención (en una parte el protagonista dice que no conoció a su padre, pero nunca dice porque). Por eso es que creo que se trata más de un relato largo a una novela corta, ya que la historia está bien concentrada y tratada, pero no da lugar a otros relatos secundarios. De todas formas, esto último es un asunto menor que no le quita interés ni calidad a la novela.

En resumen, un libro muy recomendable, a mitad de camino entre el relato de fantasmas y un thriller psicológico, que invita a leerlo de un tirón, o en un par de noches, como fue mi caso. Ahora sí, los dejo y nos vemos en la próxima entrada.

sábado, 1 de marzo de 2014

Cuando Alemania anexionó la Patagonia, y otras historias igualmente difíciles de creer

En estos tiempos tan mediáticos se ha vuelto moneda corriente dudar sobre las fuentes de información (y a buena hora). En el pasado eso era diferente, y se daba más crédito a las noticias que circulaban por los medios, ante la imposibilidad de contrastarlos con nuestro conocimiento directo de la realidad. Si le ocurría algo a mi vecino, podía comprobar la información de los medios con lo que veía o averiguaba por mi cuenta, pero si ocurría algo en Turkmenistán, difícilmente podía verificarlo de primera mano. Bueno, eso es ahora un poco diferente gracias a la irrupción de Internet, las redes sociales, etc., que nos permiten contrastar las informaciones proporcionadas por diferentes canales informativos.

¿A que viene toda esta reflexión? Bueno, a eso vamos. Estuve probando el buscador Elephind, que trabaja sobre varias bases de datos de periódicos antiguos, y me encontré sin querer, con esa casualidad que caracteriza a este blog, con una breve noticia que paso a compartir. Se trata de una supuesta anexión de la Patagonia por parte de Alemania, en agosto de 1886:

Breve nota, o telegrama, del South Australian Register del 23 de agosto de 1886, donde se menciona la anexión de gran parte de la Patagonia por parte de Alemania.

Algunos recortes de diversos periódicos de Australia y EEUU donde se repite una y otra vez el mismo telegrama que advierte sobre la anexión de gran parte de la Patagonia por parte del imperio Alemán.

sábado, 15 de febrero de 2014

Algunas actualizaciones, y otras cosas más

Estos últimos días no he retomado ninguno de mis escritos, pero me puse al día con alguna pequeñas actualizaciones en artículos ya publicados. Tengo la costumbre de agregar notas con actualizaciones cuando encuentro algún material nuevo que puede ser de interés, pero que no amerita la escritura de una entrada nueva. Por ejemplo, está el caso del artículo que escribí sobre las bases de datos con mapas antiguos de la Patagonia, a la cual le he anexado varios enlaces nuevos a posteriori. Pues bien, en estos últimos días aproveché a actualizar algunos otros, que paso a enumerar a continuación:

- Las invasiones que nunca existieron durante la Segunda Guerra Mundial (parte 2)
Encontré un par de referencias adicionales que amplían el tema de los supuestos planes de invasión que se idearon durante la Segunda Guerra Mundial. Además, gracias a este artículo, tuve la suerte de ser citado por el blog de John Ptak, algo que ha sido un muy grato reconocimiento para mí.

- Atlantropa: El arquitecto que quiso drenar el Mediterráneo
Otro tema que se amplió de manera inesperada, cuando encontré una referencia en una vieja revista norteamericana de la década del '30. Los proyectos megamonumentales de ganar tierra al mar no solo se limitaron al Mediterráneo, sino también al mar del Norte.

- La goleta Lolita no pudo entrar a la caleta
Una de las satisfacciones que trae escribir en este blog es intercambiar impresiones, comentarios, y/o material con las personas que lo visitan. En el tiempo que llevo con esto he recibido muchos aportes de lectores, tanto ocasionales como constantes, lo cual me ha ayudado a enriquecerlo más. Hace un tiempo recibí un comentario de un lector que decía tener una pieza de la goleta Lolita, y que también tenía fotos del naufragio tomadas en la década del setenta, cuando se podía bajar a la playa libremente. Lo interesante fue que este lector, Marcelo, se comunicó conmigo hace unos días para pasarme las fotos de las que me habló. Para mi fue un gran gesto, ya que me permite enriquecer un poco más el blog. Por eso quiero darle las gracias también por este medio, y bueno, he incorporado algunas fotos más al artículo en cuestión.


Aparte de las actualizaciones, ayer terminé de leer un fantástico pero injustamente relegado libro (relegado por mí). Se trata de "Barridos por el viento", de Roberto Hosne. Por diversas cuestiones fue un libro que leí en forma fragmentada, un capítulo un mes, otro dos meses después, y así, pero que merece una lectura de corrido y muy atenta. Roberto Hosne logra reunir un gran compendio de historias patagónicas, algunas que me resultaron completamente desconocidas (me dio un par de ideas para futuros artículos del blog), y con una redacción muy ágil y amena. Es ideal para los que quieren introducirse en las fascinante historia de la región, o para los que, como yo, quieran leer un compendio bastante completo de la misma.


Antes de despedirme, aprovecho la ocasión para contarles que me invitaron a participar de los Premios 20 blogs, del portal 20minutos.es, así que quería pedirles, si no es mucha molestia (o si les apetece, como dirían los españoles), un voto y/o un comentario para seguir adelante. Muchas gracias por adelantado.


viernes, 7 de febrero de 2014

Malas noticias para el Ferrocarril Central del Chubut en el otoño de 1935

Uno de mis temas favoritos es el ferrocarril, y en particular me interesa mucho todo lo relacionado con los trenes patagónicos. Como ya lo comenté en otras entradas (ver [1] [2] [3] [4]), a finales del siglo XIX y principios del XX había un proyecto y una idea de unir la Patagonia con líneas férreas. Esto era, en gran medida, producto de la Ley de Fomento de los Territorios Nacionales impulsada por Ezequiel Ramos Mexia. En la práctica la mayor parte de estas líneas quedaron truncas, y apenas pudieron subsistir, de mala manera, los ramales Puerto Madryn - Las Plumas, Comodoro Rivadavia - Sarmiento y Puerto Deseado - Las Heras, hasta la segunda mitad del siglo XX. Sobre este último hay una periódica aparición de noticias donde se habla de reactivarlo y extenderlo hasta la frontera con Chile, pero hasta ahora no he podido confirmar si hay algo en concreto.

Volviendo a lo histórico, me remito al, a estas alturas, mítico semanario Golfo Nuevo. Allí encontré algunas noticias y solicitadas del año 1935 que bien vale la pena analizar y compartir.

En el ejemplar del 23 de marzo de 1935, bajo el título "Línea Puerto Madryn - 16 de Octubre", el semanario declara que el tramo de Las Plumas a Paso de Indios sufre una nueva e indefinida postergación y que la situación sigue igual que en 1924, para terminar con una inquietante pregunta: "¿Hasta cuando esperamos?"

Portada del semanario Golfo Nuevo, del día 23 de marzo de 1935 [Gentileza
Biblioteca Municipal y Popular Domingo F. Sarmiento, y Patricio Castillo Meisen, quien me consiguió una imagen en buen estado].

martes, 21 de enero de 2014

La estatura de los aborígenes patagónicos


La Patagonia, durante siglos, estuvo envuelta en un aura de misterio, donde se mezclaban leyenda y realidad. Los exploradores que llegaban a sus costas describieron un mundo fantástico, una Terra Ignota llena de prodigios y monstruosidades. Una de las cosas que más llamó la atención, y provocó desconcierto entre los diferentes exploradores, fue la asombrosa estatura de los primitivos habitantes de la Patagonia, los denominados Patagones. Hago una aclaración al respecto: La clasificación de las etnias patagónicas es muy compleja, y el vocablo Patagones es un poco vago al respecto, por lo que en todo momento me voy a referir como Patagones a los primitivos pobladores de la Patagonia con los que tuvieron contacto los exploradores europeos. Hecha la aclaración, sigo con el tema que me llevó a escribir esta entrada.

En el libro de Federico Lacroix, Historia de la Patagonia, Tierra del Fuego, é Islas Malvinas (1841) [Ref1, Ref2], encontré un breve recuento de impresiones de diversos viajeros y exploradores que quiero compartir. Por supuesto, como es costumbre. al tratar de averiguar un poco más sobre los diferentes personajes de este listado, me encontré con insospechadas bifurcaciones, así que trataré de hacer un esfuerzo por no desviarme.

Patagón del Sud (del libro de Lacroix).

lunes, 23 de diciembre de 2013

El calamar argentino que se coló en una moneda

A los efectos prácticos el año ya está finalizado. Sumando asuetos, feriados, y días de fiestas, no quedan más de 2 o 3 días hábiles antes de empezar con el 2014. Por eso es que voy a aprovechar a compartir una curiosidad muy breve que encontré hace unos días. Se trata de una de las tantas emisiones numismáticas conmemorativas del Reino Unido, que las acuña  con la denominación de algunas de sus colonias, incluyendo las que violan derechos soberanos, como el caso de Malvinas. La cuestión es que, en el año 2007, el banco de Inglaterra emitió una serie de monedas de 1 Crown (Corona) para conmemorar el 20° aniversario de la industria pesquera en Malvinas. La moneda, como es típico en las emisiones británicas, tiene el perfil de la reina Isabel II en el anverso. Lo curioso se encuentra en el reverso, donde aparece una silueta de un calamar, más precisamente, de un ILLEX ARGENTINUS, o si les gusta más en inglés, un "Argentine shortfin squid" (también Ommastrephes argentinus, Illex illecebrosus argentinus, etc.).
1 Crown de las islas Malvinas, año 2007, N° de catalogo KM147 [Fuente:Krause World Coins 2001-2011 5 Edition]


Seguramente es una tontería, pero no deja de llamarme la atención que se use un calamar argentino para conmemorar un aniversario británico, especialmente teniendo en cuenta que la cuestión pesquera es uno de los puntos calientes en la relación entre Argentina y Reino Unido. Y otra reflexión al paso: la moneda conmemora los 20 años de industria pesquera en las islas (1987), pero teniendo en cuenta que la guerra fue en 1982, eso quiere decir que dicha industria no existía antes. ¿Cómo? ¿Se acordaron de desarrollar industria en las islas a partir de la guerra? Llamativo...

sábado, 21 de diciembre de 2013

Otras cosas que también compartí durante 2013

Como ya es casi una costumbre [ver 1 y 2], aprovecho que estamos en las últimas semanas del año y hago una recopilación de cosas que pueden o no estar relacionadas temáticamente, pero que de alguna forma llamaron mi atención. Es simplemente una pequeña muestra de otras cosas que también leí y a las que me hubiese gustado dejar un hueco en el blog... pero ya tengo demasiado con las que estoy escribiendo como para lidiar con estas otras. Así que en su momento las fui compartiendo en el Facebook, y ahora me parece una buena idea seleccionar algunas de ellas para compartirlas con los seguidores del blog. El orden en que aparecen es azaroso, y no implica mayor o menor calidad.

1.
Después de 37 años, otro artefacto de manufactura humana está rodando por la superficie de la Luna. El programa espacial chino, que pasaba desapercibido hace 10 años, está avanzando a pasos agigantados. Después de la mítica carrera espacial entre EEUU y URSS, la China comunista (ultimamente me pregunto si es que les queda algo de comunistas...) toma la posta y vuelve a la Luna. Pero sus planes no se agotan allí, todo apunta a que se van a intensificar las misiones espaciales y que el objetivo final es Marte. ¿La agencia espacial China dejará atrás a la NASA, la ESA, y Rusia, en la carrera a Marte? Quien sabe, todo es posible...

Yutu desciende a la superficie de la Luna [Fuente: Eureka]

lunes, 2 de diciembre de 2013

El infinito encanto de las matemáticas

Hoy terminé con una serie de compromisos laborales, lo cual me ha dejado un poco de tiempo libre como para dedicarme al blog. No creo que esto se extienda mucho más que a mañana, así que voy a tratar de ser breve. Hace un tiempo que vengo juntando algunas curiosidades matemáticas que no guardan ninguna relación entre sí, pero que de alguna manera me han sorprendido, así que... ¿por qué no enumerarlas aquí?


1) Desde Futility Closet me llega un enunciado que me parece tan simple que tuve que leerlo dos veces para encontrar el truco. La pregunta es muy simple: ¿puede un número irracional elevado a una potencia irracional dar como resultado un número racional? Recordemos que los números irracionales son aquellos números que no pueden ser expresados como un cociente de dos números enteros. Pues bien, la respuesta es un rotundo "SÍ", y para ellos basta un ejemplo. El número


podría ser racional o irracional. Sí fuese racional, ya estaría demostrado. Si no lo fuese, entonces

lo demostraría.

Simple, ¿no es cierto?