jueves, 22 de diciembre de 2011

La Navidad de 1914

Se termina el año, Navidad y Año Nuevo están al alcance de la mano, metafóricamente hablando, y después de mucho esfuerzo estoy logrando cerrar todos los frentes abiertos en los últimos meses. Por esto, teniendo en cuenta la fecha en la que estamos, con la Navidad tan cerca, y previendo que me voy a llamar al silencio durante unos días, quiero compartir un artículo relativo a las fiestas de fin de año. Si hablo de la Primera Guerra Mundial, la mayoría coincidirá conmigo que no se trata de un tema de paz y amor. Sin embargo en el fondo de aquella tremenda tragedia hay algunas historias que han sido parcialmente olvidadas y que hoy quiero recordar porque tienen que ver con la Navidad. En el libro "La pequeña paz en la Gran Guerra", de Michael Jürgs, se reconstruyen esos pocos días de paz durante la Primera Guerra Mundial, para la Nochebuena de 1914. No he podido hallar una versión en español de dicho libro, pero hay algunos fragmentos traducidos en un artículo del suplemento Radar de Página 12, del 21 de Diciembre de 2003. A continuación reproduzco algunos de los pasajes más relevantes de esta historia:
Al principio es uno solo el que canta “Noche de paz, noche de amor”. La melodía del nacimiento de Cristo suena baja: perdida, se mece en el paisaje muerto de Flandes. Pero luego el canto comienza a encenderse como una ola sobre el campo, y “rifle contra rifle, desde la línea larga y oscura de las trincheras suena el todo duerme en derredor”. De este lado del campo, a cien metros de distancia, las posiciones de los británicos permanecen en silencio. Los soldados alemanes están de buen humor, canción a canción se alza un concierto de “miles de gargantas de hombres a derecha e izquierda”, hasta que se quedan sin aliento. Cuando se apaga el último tono, los de allá esperan un minuto y empiezan a aplaudir y a gritar “Good, old Fritz”, o “More, more”. Los alabados Fritzes contestan con “Merry Christmas” y “We not shoot, you not shoot”. “Nosotros no disparar, ustedes no disparar”. Y lo dicen en serio. Ponen velas sobre la punta de sus bayonetas, que sobresalen casi un metro por encima de las trincheras, y las encienden. Parecía la iluminación de un teatro, le escribirá un soldado inglés a sus padres. Con el escenario así iluminado, acaba de realizarse el ensayo general de la obra que se desarrollará en la frontera oeste durante los días siguientes. Acá y allá y en todas partes, desde el mar del norte hasta la frontera suiza. [original supl. Radar]
Hay que recordar que la Primera Guerra Mundial se caracterizó por ser una guerra de trincheras, donde los ejércitos se desgastaban en prolongadas batallas estáticas, donde nada se movía durante meses. Aún faltaba para la irrupción de los tanques y la aviación, que marcaron la siguiente de las guerras mundiales.
La paz de los de abajo empezó algunos días antes con medidas pacifistas. Por ejemplo en Armentières, detrás de la frontera belga. Los alemanes de origen sajón, en lugar de tirar granadas de mano, tiraron tortas de chocolate. Adentro, había un papel escondido. Los alemanes preguntan si no es posible declarar una tregua para esa noche entre las 19.30 y las 20.30. Su capitán cumple años y quisieran dedicarle una serenata. Los ingleses accedieron. Es más: se pararon al lado de sus trincheras, escucharon la música y hasta aplaudieron. Para que nada saliera mal, después de una hora los alemanes dispararon un par de veces al aire para anunciar el fin de la fiesta. Esto muestra que se toleraban treguas espontáneas. Una guerra en la que los soldados están durante meses a la distancia de un grito los unos de los otros tiene sus propias leyes, y crea su propia cercanía. [original supl. Radar]
Recorte del The Washington Herald, Viernes 1 de Enero de 1915 [gentileza Library of the Congress].

lunes, 19 de diciembre de 2011

CIEN

¿Qué podemos decir acerca del número 100?

100 es la base del sistema porcentual.

100 es la suma de los primeros nueve números primos (2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23).

100 años es un siglo.

100 es la base de casi todos los sistemas monetarios (1 Peso = 100 centavos, 1 Dolar = 100 centavos, 1 Rublo = 100 kopecs, etc.).

En el sistema internacional, el prefijo para una centena es "hecto-", y para un centésimo es "centi-".

100 se representa como '1100100' en binario, como '64' en hexadecimal, y como '144' en octal.

... sin embargo, '100' en binario es igual a 4 en base decimal, '100' en octal es 64 en base decimal y '100' en hexadecimal es 256 en base decimal.

100 es el número atómico del fermio.

100 es la temperatura en grados centígrados a la cual el agua hierve a nivel del mar.

En el año 100 (a.C.) nace Julio César, general y político romano.

En el año 100 (d.C.) fallece Flavio Josefo, historiador judío.

Dice el viejo refrán que "Más vale pájaro en mano que cien volando"

... o también que "No hay más que dure cien años (ni cuerpo que lo aguante)"

100 días suele ser el período de gracia o prueba para las personas que ocupan un cargo nuevo.

Etcétera

Etcétera


Todo esto es cierto, pero hay más. El número 100 puede representar muchas cosas, pero aquí y ahora, es el número de entradas publicadas en Bahía Sin Fondo. Otro pequeño hito en la corta vida de este blog, que quiero compartir con ustedes. Nos vemos en próximas entradas.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Algunas cosas, muy pocas, que pasaron en 2011


Ya se termina el año, estamos a un puñado de días de arrancar la hoja del 31 de diciembre y colgar el almanaque del 2012 (¿el último almanaque de nuestras vidas?). Por eso hoy, mientras respondía algunos mensajes pendientes que acumulaban óxido y polvo, eché un vistazo a las cosas que compartí a lo largo del año en Facebook. Comprobé dos cosas: (a) compartí muchísimos enlaces, y (b) la mayoría pueden ser obviadas. Por eso, me tomé unos minutos para seleccionar lo mejor del año, aquellas cosas que por su contenido o impacto merecen compartirse. Espero que les gusten.

Investigación espacial
Entre las miles de noticias que ha prodigado la exploración espacial a lo largo del año, quiero destacar dos. Sé que estoy siendo injusto, pero acá van: El lanzamiento del Mars Science Laboratory Curiosity, el rover más avanzado de la historia que recorrerá la superficie marciana, y el lanzamiento de la sonda Juno con destino a Júpiter, que llegará en 2016 y realizará estudios durante un año completo. En el orden nacional, se destacan dos noticias, el éxito del satélite SAC-D y el ensayo, valga la redundancia, exitoso del cohete Gradicom II, base del futuro vector de lanzamiento espacial argentino.

Como curiosidad, también les dejo una página sobre como construir en forma artesanal cohetes propulsados por agua, otra de las cosas que estuve leyendo este año.

Ciencia... y algo más
La ciencia en general ha sido una fuente de noticias inagotable este año. Si ir más lejos los indicios sobre la existencia del bosón de Higgs obtenidos por el LHC podrían ser la revelación más importante del año (y del siglo). Sin embargo no voy a resumir noticias espectaculares, sino algunas pequeñas cosas que me intrigaron o involucraron a lo largo del año. Por ejemplo, el libro "13 Things That Don't Make Sense" (13 cosas que no encajan), un estudio sobre 13 temas en donde la ciencia no tiene respuestas claras o un norte bien marcado. Personalmente creo que son muchas más, pero al menos estás 13 son indiscutibles. En el otro extremo de la realidad científica está la entrega de los premios Ignobel, una especie de "anti-Nobel" donde se premian a las investigaciones más absurdas, disparatadas, o incomprensibles del año en curso. Recomiendo en particular el premio de fisiología: "Ausencia de evidencia de contagio del bostezo en la tortuga terrestre de patas rojas"

En otro orden de cosas, en todo el mundo, y Argentina no es la excepción, hay todo un debate sobre en qué investigar, para qué investigar, como hacerlo, como evaluarlo, etcétera. Un artículo sobre este tema, del blog La Ciencia de la Mula Francis, fue el mejor a mi gusto: "Para qué sirve un doctorado cuando no hay puestos de trabajo para los doctores"

jueves, 15 de diciembre de 2011

Por si Quede

Acabo de terminar de leer el libro "Por si quede", de Jorge Cramer, después de casi dos meses. Es cierto que coincidió con una etapa de actividad más que intensa en el trabajo, lo cual me restó tiempo y energías para leer, pero el tamaño del libro ameritó el tiempo dedicado. Se trata de una larga recopilación de historias sobre los pioneros de la Patagonia austral, con especial énfasis en la saga de los hermanos ingleses Lively. El libro toma su nombre de un pequeño establecimiento rural de la Patagonia, pero a su vez es una especie de resumen sobre la incertidumbre, sobre lo que puedo, o no, ser.


El autor comienza su libro con un repaso de las historias de los primeros europeos que llegaron a las tierras australes y su contacto con los pobladores originarios. Allí está la crónica de Magallanes, la trágica epopeya de Pedro Sarmiento de Gamboa y las ciudades del estrecho, la colonia galesa de Chubut, y un largo etcétera. No faltan Piedra Buena, Fontana, Moyano, y los exploradores europeos: Musters, Claraz, etc., los primeros en recorrer su vasta extensión como exploradores y que en muchos de los casos sentaron las bases de la soberanía por esas latitudes (aún no se lo hemos agradecido lo suficiente a Don Piedra Buena). Francisco Moreno, "el Perito", también tiene reservados varios lugares en el libro, en especial en aquellos dedicados a la cuestión de límites.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Microrrelatos: Bayley Aldrich y Monterroso

El fin de semana largo, o puente, como más les guste, se me ha escapado de las manos y casi ni me di cuenta. Esperaba dedicarle un buen rato al blog, así como a otras cosas pendientes, pero las cuestiones hogareñas y familiares terminaron consumiendo casi todo mi tiempo. Por eso hoy quiero aprovechar este breve instante de relativa calma para compartir un par de relatos de tipo fantástico. Bueno, en realidad debería decir microrrelatos, debido a su extensión. El arte de escribir microrrelatos pareciera ser algo trivial, pero la primer impresión es engañosa. Condensar una historia en tres o cuatro oraciones en las que se pueda entrever la introducción, un desarrollo, y un desenlace inesperado, es algo muy difícil. Se deben usar solo las palabras justas, ni una más ni una menos, y los adjetivos y sustantivos correctos. Un adjetivo inadecuado o el uso del tiempo o género incorrectos puede hacer que el microrrelato se convierta en algo insulso, incapaz de transmitir algún mensaje o emoción.

Hace algunos años leí la "Antología de la literatura fantástica", editada originalmente en 1940, una recopilación de cuentos realizada nada menos que por Jorge Luís Borges, Adolfo Bioy Casares, y Silvina Ocampo. Entre los muchos, y excelentes, textos que la componen, hay uno que me atrae en especial por su simpleza, e intensidad. Se trata de "Sola y su alma", un cuento de Thomas Bailey Aldrich (New Hampshire 1836, Boston 1907):
Una mujer está sentada sola en su casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta.
Muy bueno, ¿no es cierto? En tres cortas oraciones se cuenta una historia con un final inesperado que es casi perfecta. Ese "golpean a la puerta" final deja en vilo al lector, porque pone patas para arriba lo que se daba por sentado, o sea, que ella, la mujer, estaba sola en el mundo.

Sin embargo, si queremos ir al extremo de lo que es un microrrelato, tenemos que remitirnos al texto de Augusto Monterroso (Tegucigalpa 1921, México DF 2003) denominado "El dinosaurio":
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
Contundente. En solo siete palabras se resume una historia entera: una introducción (alguien que se fue a dormir y un dinosaurio), un desarrollo (ese mismo alguien que duerme), y un desenlace inesperado (el protagonista se despierta y comprueba que el dinosaurio no se ha ido).

Bueno, eso es todo por ahora. La entrada de hoy trata de hacer honor a los microrrelatos, por lo que me despido hasta la próxima, esperando los hayan podido disfrutar.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Billetes pequeños de China

Desconozco si se trata de los billetes más pequeños del mundo, pero sin duda están entre los más pequeños. Exceptuando determinadas emisiones de emergencia realizadas en países en guerra (p.ej. la guerra civil española) donde se utilizaron hasta las estampillas como moneda de curso legal, los billetes de 1, 2, y 5 Fen de China del año 1953 son de los más pequeños que conozco. El Fen es una de las divisiones del Renminbi (moneda del pueblo) Chino. Es la centésima parte del Yuan, y la décima del Jiao (100 Fen=10 Jiao=1 Yuan); o sea el equivalente a nuestro centavo. 
 
Anverso de los billetes de 1 Fen (camión), 2 Fen (avión), y 5 Fen (barco). Véase el tamaño comparado con una moneda de un peso argentino actual.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Cuando la Patagonia invadió al Reino Unido

Desde que leí el libro de Jean Raspail, "Adios, Tierra del Fuego", me quedó dando vueltas por la cabeza esta historia. Todo comienza en Francia, a fines de la década de 1850. Orélie Antoine de Tounens, un abogado de la región de Dordoña, se autoproclama Rey de la Araucanía y la Patagonia, y con ello comienza una historia de sueños y quimeras propio del siglo XIX que se extiende hasta nuestros días. Dejando de lado el análisis de si hubo alguna intención colonial de Francia detrás de esta empresa o si fue una utopía soñada por un personaje singular en un tiempo muy particular, la historia del reino de la Araucanía y la Patagonia se ha extendido hasta bien entrado el siglo XX, y probablemente también hasta el XXI. Porque más allá de que Su Majestad Orélie Antoine I fracasó en su empresa, son muchos los que han levantado el estandarte del utópico reino y lo han mantenido vivo hasta nuestros días, llegando incluso a la invasión lisa y llana de suelo británico. Sí, suena disparatado, y lo es, aunque solo en parte. Dejen que les resuma los hechos lo más brevemente que pueda.

Su Majestad Orélie-Antoine I

La utopía de Orélie Antoine I no terminó a su muerte, sino que fue continuada por supuestos herederos al trono, y un grupo de soñadores. En ese entonces los hombres exploraban los últimos confines del planeta y ya no quedaban nuevas tierras ni nuevos mundos por descubrir. Por eso la Patagonia se convirtió en esa Terra Incognita de los exploradores del pasado, y el mito comenzó a tomar forma. Una bandera, monedas, un gobierno en el exilio, y papeles de ciudadanía completaron la puesta en escena. Incluso el mismo Jean Raspail confiesa que al sumergirse en la historia de Orélie no pudo escapar de su atracción y se convirtió en parte de ese reino de fantasía, autotitulándose Cónsul General de Su Majestad.

Bandera del Reino de la Araucanía y la Patagonia

viernes, 11 de noviembre de 2011

Una de subtes

Esta es la parte del año donde el trabajo y las ocupaciones cotidianas de la casa me llevan más tiempo y el blog queda un poco al margen. Si bien no voy a dejar de escribir sobre las cosas que acostumbro, especialmente aquellas relacionadas con la Patagonia y con Madryn, me cuesta un poco más dedicarme a temas que llevan tiempo de investigación y/o recopilación. Es entonces que aprovecho a publicar este tipo de entradas, dedicadas a temas de interés general o curiosidades. En este caso se trata de los tamaños de las redes de subterráneos a lo largo del mundo. En la web de Neil Freeman hay una interesante comparativa de las redes de subterráneos de ciudades de América, Asia y Europa. Allí es posible comprender la magnitud de algunas de estas redes y lo pequeñas (o grandes) que son las que uno ha podido conocer de primera mano en comparación con otras más emblemáticas.

Metro de Berlín [Gentileza Neil Freeman]

Subte de Buenos Aires [Gentileza Neil Freeman]

viernes, 4 de noviembre de 2011

A shipwreck in Malvinas

Leyendo, no me pregunten como, ni yo lo sé, el New York Dialy Tribune del 28 de Junio de 1860, me encontré en la página 6 con una noticia menor que atrajo mi atención. Bueno, lo de menor es relativo, depende de quien sea el lector. Me imagino que para el neoyorquino promedio que tuvo en sus manos la edición en papel correspondiente a aquel día esta noticia pasó inadvertida. Y quizás para mi también hubiese pasado inadvertida, pero... mejor les muestro el recorte en cuestión:

Página 6 del New York Dialy Tribune del 28 de Junio de 1860.


Lo transcribo:

"Cartas recibidas en Valparaiso, vía Montevideo, de la Bahía Stanley (ISLAS MALVINAS), fechadas el 17 de Marzo, cuentan que el barco Sea Ranger que se dirigía desde Liverpool a California, naufragó a 120 millas de ese lugar. La tripulación y parte de la carga fueron rescatadas"

No es tanto la noticia, sino como la cuentan. Un diario norteamericano como este, en 1860, o sea 27 años después de la invasión británica, aún se refería a las islas como "MALVINAS". Me viene a la memoria el grabado de Darwin en Puerto Luis que comenté hace unos meses. ¿Será que hasta los norteamericanos sabían que esas islas no pertenecían a la corona británica? Para pensarlo, ¿no? Hasta la próxima.

viernes, 28 de octubre de 2011

Como el mareógrafo de Puerto Madryn nos llevó al espacio exterior

UNO
En 2006 la Unión Astronómica Internacional (IAU) redefinió las categorías de los objetos celestes en tres tipos: planeta, planeta enano y cuerpo menor del Sistema Solar. En aquella reunión se "descendió" de categoría a Plutón, considerado un planeta hasta entonces, y se lo recatalogó como "planeta enano", pasando formar parte de un extensísimo conjunto de cuerpos celestes entre los cuales se hallan la mayoría de los asteroides y otros cuerpos que orbitan en el lejano cinturón de Kuiper. Antes de esta reunión existía un término algo vago, que era el de "planeta menor", que se usaba para algunos cuerpos difíciles de clasificar. A partir de entonces este término perdió su vigencia, aunque la IAU lo sigue utilizando para designar de forma genérica a todos aquellos cuerpos que, sin ser satélites, no han alcanzado un tamaño suficiente como para adoptar una forma esencialmente esférica (atributo identificativo de los planetas, sean enanos o no).

DOS
Esteban Terradas e Illa nació en Barcelona en 1883 y falleció en Madrid en 1950. Fue ingeniero de caminos, canales y puertos (el equivalente español del ingeniero civil de Argentina) e ingeniero industrial, y se doctoró en Ciencias Exactas y en Ciencias Físicas. Además de eso, tuvo tiempo de ser Catedrático de la Universidad Central de Madrid, de la Universidad de Barcelona, y profesor de las Universidades de Zaragoza, Buenos Aires, La Plata, y Montevideo. Fue distinguido como Doctor Honoris Causa por las Universidades de Buenos Aires, Santiago de Chile, y Toulouse; además de miembro honorario de la Asociación de Ingenieros Argentinos, y de la Sociedad de Ingenieros de Perú. Uno de los trabajos que realizó el doctor Terradas para la Universidad de La Plata fue el estudio de las mareas en el litoral marítimo argentino. Durante los años 1937 y 1938 recorrió todo el litoral atlántico y, entre otras cosas, sugirió la instalación de un mareógrafo de precisión en Puerto Madryn, así como otros secundarios en Bahía Cracker, Puerto Pirámides y Punta Delgada.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Salem's Lot

Hablar algo más sobre Stephen King a estas alturas es casi innecesario. Su extensa obra, su condición indiscutida de creador de best-sellers (perdón por usar la gastada palabreja en inglés), su numerosos seguidores y detractores, y un largo etcétera, lo han convertido en el centro de una enorme cantidad de notas, críticas y entrevistas. Es uno de mis escritores favoritos desde la adolescencia, desde que compré la antología "Four Past Midnight" (Cuatro Después de la Medianoche), libro que perdí un tiempo después al prestarlo. Si bien no me considero lo que él denomina como "lector constante", o sea, aquel que ha leído casi todas sus obras, creo que me encuentro a mitad de camino de ese título. Me quedan varios libros pendientes de leer, algunos de los más nuevos y otros del grupo de los clásicos. Sobre este último grupo he saldado una de mis deudas al leer "Salem's Lot (Edición ilustrada)" hace un par de semanas.

domingo, 16 de octubre de 2011

Día de la Madre

Lo de hoy es muy breve y conciso. No importa si este día se instaló en el calendario para incentivar las ventas, de todas formas es un buen momento para decirle a nuestras madres lo importante que son. Para ser justos, los 365 días del año son días de la madre, porque ellas no descansan desde que comienza el embarazo. Los hijos aprendemos a a ver y apreciar sus sacrificios con el tiempo, y en especial cuando nos toca ejercer el rol de padres. Así que más allá de los regalos y la cuestión puramente consumista, quiero dejar un saludo enorme a todas las madres que han pasado por mi vida: La mía propia, mi esposa, mis tías, abuelas, cuñadas, suegra, amigas, etc. A todas ellas...

¡Feliz Día de la Madre!

miércoles, 12 de octubre de 2011

El enlace Gallucci - D'Eramo en Caras y Caretas (1919)

La revista "Caras y Caretas" circuló entre los años 1898 y 1941. De tirada semanal, la revista tenía un estilo similar a algunas ediciones europeas de la época, en donde se publicaban tanto artículos de la actualidad como de sátira política (esta era una de las facetas distintivas), además de notas de divulgación científica y social, y colaboraciones literarias. Fue fundada en 1898 por José Sixto Álvarez ("Fray Mocho"), Eustaquio Pellicer y Emilio Mayol. Con el paso de los años surgieron dos versiones posteriores bajo el mismo nombre, una en 1982 (en plena Guerra de Malvinas) y otra en 2005, de la mano de Felipe Pigna.

En una entrada previa comenté que la Biblioteca Nacional de España (BNE) ofrece su servicio de hemeroteca digital, en castellano, que permite acceder a cientos de publicaciones de diarios y revistas entre los años 1683 y 1980. La hemeroteca de la BNE está muy bien indexada y tiene muchas opciones de búsqueda. Entre las tantas obras que integran la hemeroteca se encuentra una colección de la original "Caras y Caretas", que se puede consultar online o descargar integramente (esto es un arma de doble filo, porque los archivos pueden "pesar" desde 8-9 Mb hasta 30-35 Mb... y ocupan un buen lugar en el disco). A través de la hemeroteca de la BNE pude acceder a numerosos artículos históricos de la revista, en especial aquellos relacionados con mis temas de interés: Puerto Madryn, Chubut, la Patagonia en si misma. Sin embargo, lo que no esperé encontrar, y que encontré por una incipiente corazonada, fue... ¡una referencia directa mi familia! La genealogía familiar es algo en lo que me he metido de a poco, por pura curiosidad, y como parte de eso me dedico a recopilar cuanta información dispersa haya sobre mis abuelos, bisabuelos, y así sucesivamente. Debo reconocer que sobre mis bisabuelos sé bastante poco. De mis ocho bisabuelos, apenas conocí a una, Josefa, a los cinco años (es poco lo que puedo recordar) y del resto apenas si sé los nombres y nacionalidades, pero nada más. Bueno, nada más exceptuando a mi bisabuelo Regino. Gracias a mi madre he podido recuperar bastante de la historia de este ancestro mio y de su esposa, Josefa. Entre tantas cosas, sé que tuvo una fabrica de pastas en Villa Ramallo, "Gallucci Hermanos". Se me ocurrió, por un instante, que quizás Don Regino había podido publicitar su negocio en la prensa escrita. Verificar esto no representaba ningún esfuerzo, apenas había que entrar unas palabras claves y dejar al buscador de la BNE que se encargue del resto. El resultado fue que no encontré ninguna publicidad, pero... encontré esto otro en la edición Nº 1103 del 22 de 22 de Noviembre de 1919:

Portada del Nº 1103 de la revista "Caras y Caretas", del 22 de 22 de Noviembre de 1919.

sábado, 1 de octubre de 2011

El Kaiser (parte 2)

(... viene de la entrada anterior)

Sea como fuere la historia exacta del Kaiser, se convirtió en uno de los puntos de referencia del floreciente pueblo. Numerosas postales y fotos familiares lo rescatan del olvido y lo muestran encallado en la arena, ligeramente escorado, como un gigante dormido. Luego del desguace de la década del cincuenta (no he podido verificar el año exacto), el casco quedó reducido a la sección más baja, apenas poco más que la quilla. Sin embargo su silueta se percibe claramente en la arena mojada cuando la marea llega a su punto más bajo. Oxidado y castigado por el tiempo y el hombre, está cerca de cumplir un siglo en aquella tumba costera.

Vista sur del naufragio del Kaiser. A la izquierda estaría la proa, y a la derecha la popa. Al fondo se distingue el edificio del Ecocentro y Punta Cuevas.

viernes, 30 de septiembre de 2011

El Kaiser (parte 1)

La entrada de hoy está dedicada a uno de los naufragios más conocido de Puerto Madryn, razón por la cual lo dejé para lo último. En anteriores entradas me dediqué a mostrar algunos de los naufragios que se pueden encontrar en los alrededores de la ciudad y que son accesibles desde la costa. He obviado en forma adrede a los naufragios que se encuentran mar adentro porque no he podido verlos con mis propios ojos, aunque no descarto tratarlos en el futuro. Pero sea en la costa o mar adentro, es indudable que el naufragio más conocido por los madrynenses, en especial por los que llevan muchos años allí, es el del Kaiser, que le da nombre a la misma playa donde se encuentra.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El raid Comandante Piedrabuena - Buenos Aires

Esta es una historia que escuché o leí hace mucho tiempo y que permaneció semiolvidada en mi inconsciente. Hace dos años, para estas fechas, visité Luján durante un fin de semana, y entre otras cosas aproveché a visitar el museo del transporte. Este museo es uno de los más importantes en su especialidad en toda latinoamérica, y cuenta con muchos objetos relacionados al transporte que son emblemáticos para el país: la locomotora "La Porteña", el hidroavión "Plus Ultra", carrozas presidenciales, y muchos más. En esa visita, entre todas estas cosas, me encontré con un artefacto peculiar que me recordó aquella historia a la que hice referencia y que es la excusa para estas líneas.

La carretilla del raid Comandante Piedrabuena - Buenos Aires, en el museo del transporte de Luján (año 2009).

sábado, 17 de septiembre de 2011

Números narcisistas

El fin de semana estuve ordenando algo de papelerio, en un desesperado intento de hacer un poco de lugar en la biblioteca. Agarré un par de carpetas llenas de papeles de todo tipo y me propuse reducir su volumen. Como me suele ocurrir, este tipo de empresas termina con una extensa revisión del material archivado y con el descarte del equivalente a una estampilla u hoja de agenda. Esta vez no fue la excepción, y el resultado fue ese. Lo único que tiré fue un pequeño recorte de un diario que hablaba sobre los números narcisistas. Al estar allí olvidado, ese recorte no servía de nada, así que decidí escribir una breve entrada sobre este tema y así concluir mi magna tarea de limpieza. La sorpresa fue que me topé con una gran cantidad de información que superó mis expectativas iniciales. Así que voy a tratar de ser sintético y resumir en pocas líneas algunas curiosidades numéricas que se encuadran dentro de los números denominados narcisistas.

Según la mitología griega, Narciso era un joven tan bello (y orgulloso) que se enamoró de su propia imagen reflejada en una fuente y se ahogó en ella. Los número narcisistas son aquellos que pueden obtenerse mediante la manipulación matemática de los dígitos que lo componen. Sí, reconozco que es difícil de ver la analogía entre Narciso y estos números, pero quizás se deba a que éstos se ven reflejados a un lado y al otro de la igualdad. A ver, para ser más claros, un ejemplo de número narcisista es el 1676 o el 2646798:

1676 = 11 + 62 + 73 + 64

2646798 = 21 + 62 + 43 + 64 + 75 + 96 + 87

A ambos lados de la primera igualdad se encuentran los mismos dígitos: 1, 6, 7, 6; y el 1676 se obtiene a través de una combinación de sumas y potencias en orden creciente. Lo mismo ocurre en el segundo caso, pero con siete dígitos. Otro ejemplo de números narcisistas son los números de n dígitos que se obtienen de la suma de las potencias de orden n de sus dígitos. Un ejemplo de estos números es 153 = 13 + 53 + 33. Una variación respecto a estos son los números narcisistas de base constante, es decir aquellos donde el número se obtiene como una suma de potencias de una base n elevada a las potencias dadas por los dígitos en cuestión:
4624 = 44 + 46 + 42 + 44

sábado, 10 de septiembre de 2011

Puerto Lobos (parte 2)

(Continuación de la entrada anterior)

Retomando el hilo de la historia con la que comencé la entrada previa, me detuve apenas un rato en Puerto Lobos. Tenía un largo viaje por delante y no podía pasarme todo el día allí. Así que cámara en mano me puse a tomar fotos del lugar. Lo primero que hice fue, además de ir a la costa y sentir el ruido del mar al romper en la orilla, dirigirme a las ruinas del viejo hotel. Sorprendentemente, a pesar del paso del tiempo, se mantiene bastante bien parado, al menos respecto de lo que yo recuerdo de hace veintitantos años atrás. A la derecha se observa una especie de anexo, un agregado posterior que parece algo más nuevo que el conjunto del hotel, pero se trata de cuatro paredes vacías y abandonadas como todo el resto.
Antiguo hotel de Puerto Lobos.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Puerto Lobos (parte 1)


Hay un montón de lugares de Chubut a los que no he vuelto a ir desde hace unos quince o veinte años. Lugares apartados, solitarios, a los que fui en algunas ocasiones, ya sea con mi padre o con mi familia completa. Otros lugares solo los he visitado a través de mi imaginación, o a través de los comentarios de familiares o conocidos. Con el paso de los años he tratado de ir saldando algunas de estas deudas, visitando esos lugares tan lejanos en mi memoria. Hace un par de meses hice una muy breve escala en mi viaje a Madryn y me detuve a visitar uno de estos parajes: Puerto Lobos.



domingo, 4 de septiembre de 2011

Hemerotecas digitales

Hablar a estas alturas de la relevancia de Internet en la vida moderna es, por lo menos, casi innecesario. Cualquiera de los que usa Internet, aunque sea de forma muy esporádica, sabrá valorar la importancia de este medio virtual que nos involucra a todos y nos da acceso a información casi infinita. Ni hablar de las redes sociales, los buscadores, el comercio electrónico, la transmisión de audio y video, y un extenso etcétera. Por eso solo me voy a enfocar en una pequeña fracción de la web que he explorado de a ratos en los últimos meses: las hemerotecas digitales.

Según la RAE, una hemeroteca es una "biblioteca en que principalmente se guardan y sirven al público diarios y otras publicaciones periódicas". Una hemeroteca digital no es más que eso mismo, pero en forma electrónica. Un lugar donde se puede navegar y buscar viejas ediciones de diarios y revistas. Como muchas de las cosas que ya he compartido por este medio, en forma casi azarosa, descubrí hace un tiempo el archivo de diarios de Google. En realidad lo que encontré en aquel momento, tres o cuatro meses atrás, fue una versión mucho mejor de este sitio. Por alguna razón que no queda bien clara, Google acaba de dar de baja su proyecto de digitalización e indexación de periódicos online y el buscador fue reducido a la versión que está hoy en línea. La idea original era, como casi todas las ideas de Google, ambiciosa, en el sentido de que era una herramienta fantástica para todo aquel que quisiese estudiar o informarse sobre sucesos históricos a partir de lo publicado en los diarios de la época. En lo personal llegué a probarlo, unas semanas antes de que Google lo sacase de línea, y los resultados eran espectaculares. Al buscar una palabra clave, por ejemplo "Madryn" o "Argentina" (lo primero que se me ocurrió buscar), se encontraban miles de referencias y una línea de tiempo que permitía profundizar la búsqueda en determinado rangos de tiempo. Eso ahora cambio, y ya no se puede ni buscar ni ver la línea de tiempo. Apenas se permite acceder a un listado de periódicos digitalizados, pero la búsqueda hay que hacerla en forma manual, fecha por fecha. Ahora solo sirve para buscar un diario que ya sabemos que tiene la información en cuestión.

Google News Archive, tal como está disponible hoy en día.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Ballenas 2011

Este año tampoco quiero olvidarme de uno de los símbolos de mi tierra y mi ciudad, así que les dejo esta breve nota que es más gráfica que escrita. Como todos los años, los ejemplares de ballena franca austral están visitando el Golfo Nuevo, desde principios de Junio hasta finales de Diciembre. Aquí vienen aquellas ballenas que se aparearon el año anterior para dar a luz a sus ballenatos. También vienen las que están amamantando a sus crías y aquellos ejemplares que van a aparearse. Luego de pasar el verano en las frías aguas del sur, alimentándose de plancton y krill, vuelven al refugio de los golfos Nuevo y San José, donde pasan todo el invierno y la primavera. Su presencia es esperada y seguida tanto por los que somos de la zona como por los turistas que vienen para estas épocas. Una de las postales típicas que nos dejan es la de sus colas sobresaliendo de la superficie del mar. Esa imagen se ha convertido en un icono de la zona, y es un logo que abunda en varios emprendimientos comerciales de Puerto Madryn. Estoy lejos de ser un fotógrafo, apenas soy un tipo que "pulsa el botón de disparo de la cámara", pero siempre que puedo trato de sacar fotos de ballenas cuando paso por Madryn. Hice una selección de algunas fotos que tomé a fines de Julio, enfocándome en especial en las fotos de colas de ballena. Espero mejorar la técnica y lograr mejores tomas la próxima vez, pero por ahora no me puedo quejar, algunas salieron bastante bien.

Bueno, esto es mucha cháchara, así que me despido por hoy, y nos vemos en la próxima entrada. Hasta siempre.


sábado, 27 de agosto de 2011

Narradores Patagónicos: Cuentos escogidos

Literatura sobre la Patagonia hay en cantidad y variedad. Desde los relatos de pioneros y exploradores del pasado hasta de los viajeros e historiadores actuales. Dentro de este variopinto conjunto se pueden encontrar grandes escritores, grandes relatos, y otros olvidables o prescindibles. Lo que no abunda demasiado, al menos hablando de literatura de alcance "masivo", son las obras de ficción de autores patagónicos. No digo que no existan, digo que suelen trascender no mucho más allá de las fronteras de sus propias ciudades. Sin embargo, hay muy buenos escritores y muy buenas historias que son oriundas de la Patagonia.

En la recopilación realizada por Julia Chaktoura, "Narradores Patagónicos: Cuentos escogidos" (ISBN 978-987-1744-05-3), hay una muestra de esto. En esa obra se compilan trabajos de 25 autores diferentes que tienen el común denominador de ser patagónicos (nativos o por adopción), haber nacido antes de 1960, y estar vivos al momento de la edición de este libro. Los cuentos, si bien cubren distintos temas y tiempos, comparten una atmósfera común. Al leer sus páginas se puede sentir la presencia de la meseta infinita, de los arbustos grisáceos, el viento frío, la soledad, y el sacrificio. Algunos de los relatos son puramente de ficción, pero otros son relatos de vida contados por los mismos autores, y sirven para echar un vistazo en esta geografía tan especial. Para mi fue una grata sorpresa encontrarme con autores que me eran desconocidos, como Carlos Abadie, Hugo Covaro, Wálter Cazenave, Nohry Fueyo, Fernando Gónzalez Carey, Raúl Rithner, y Angel Uranga. No es que el resto de los autores no sean buenos, sino que éstos que mencioné son los que de una u otra manera me "llegaron".


"Narradores Patagónicos" es una muy buena forma de entrar en contacto con la literatura patagónica profunda, esa que lleva las marcas y el espíritu de la región. Desde mi posición de lector amateur, sin un enfoque especialista sobre el tema, lo recomiendo.

sábado, 20 de agosto de 2011

El LRO encuentra al Lunar Orbiter 2


Hace unos días encontré esta noticia de pura casualidad, como casi todo lo que encuentro por la web, mientras buscaba información sobre las sondas lunares. En el website www.space.com publicaron un artículo titulado Weird Moon crater may be crash site of old NASA spacecraft (Un extraño cráter lunar puede tratarse de lugar de impacto de una vieja nave de la NASA), en el cual se comenta que el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) fotografió una zona en el lado oscuro de la Luna en la que parece verse el impacto de una vieja sonda lunar de la NASA. El LRO es una sonda estadounidense destinada a la exploración lunar, con la cual se ha relevado el mapa más completo y detallado de nuestro satélite. En 2009 había encontrado, entre otras cosas, los sitios de alunizaje de los módulos Apolo. Ahora parece ser que ha encontrado el sitio de impacto de la sonda Lunar Orbiter 2, la cual estudió la Luna entre los años 1966 y 1967.  Esta sonda fue estrellada en octubre de 1967, luego de cumplir con su misión, que entre otras cosas, permitió estudiar los posibles lugares para el aterrizaje de las misiones Apolo. Parece ser que 44 años después el LRO ha dado con los restos de esta sonda pionera en la exploración espacial.


Posible lugar de impacto del Lunar Orbiter 2 [gentileza www.space.com]


Comentario añadido el 07/Sept/2011: El blog Eureka acaba de publicar una nueva nota sobre este tema, donde se trata el tema de los sitios de alunizaje de las misiones Apolo y las misiones robóticas Lunojod. Son especialmente impactantes las imágenes en las que se ven las huellas dejadas por los astronautas. Para más información, les recomiendo la nota "Viendo los lugares de alunizaje del Apolo como nunca"

martes, 16 de agosto de 2011

Los mapas de Arkham e Innsmouth

Uno de mis géneros literarios favoritos es el conocido como "terror", además de la ciencia ficción, la historia, las crónicas de la Patagonia, y la divulgación científica. Este genero ha sido, a mi entender, incorrectamente menospreciado y relegado. Si bien hay malos, y realmente muy malos, libros de terror, también los hay otros que son excelentes, verdaderas joyas. Además, los libros malos no distinguen el género, sino que abundan en todas las clases y tipos.

Howard Phillips Lovecraft es uno de los básicos a la hora de empezar a hablar de terror. Si bien hoy en día el estilo de escritura de H.P. Lovecraft suena algo anticuado y por momentos predecible, es un hito inevitable en el genero de terror. Ese estilo particular, su mitología de seres abominables y lugares olvidados, y la insoportable desesperanza de los protagonistas de sus historias marcaron a muchos escritores de su época y posteriores. A ese genero en particular se lo llama "horror cósmico", y es la evolución del horror gótico del siglo XIX y las historias de fantasmas.

domingo, 14 de agosto de 2011

La goleta Lolita no pudo entrar a la caleta

Siguiendo con el recorrido de algunos naufragios de la zona de Península Valdés, hoy vamos a salir del Golfo Nuevo y vamos a zambullirnos en el océano Atlántico, más precisamente en la boca de la Caleta Valdés. Allí se encuentran los restos de la goleta Lolita, una embarcación de bandera chilena que encalló en la restinga de Punta Cantor en el año 1905, cuando trataba de refugiarse en el interior de la caleta. En ese lugar quedó varada, expuesta a las inclemencias del tiempo, aunque tanto su tripulación como su carga se pudieron rescatar.


Al igual que ocurre en otros naufragios que ya he comentado en el blog, la información sobre la embarcación y el incidente en sí mismo es escasa. En este caso se trata de un barco que encalló hace más de cien años, y las fuentes documentales son muy escuetas. De lo que he podido averiguar, lo poco que se sabe sobre este naufragio ha sido extraído del libro de Emilio Ferro, "La Patagonia como la conocí", pero no puedo asegurarlo de primera mano porque no cuento con tal ejemplar.

Cartel informativo emplazado en el sendero interpretativo de la Caleta Valdés [Marzo 2008].

lunes, 8 de agosto de 2011

Un atlas histórico mundial

Me encantan algunas herramientas interactivas que andan dando vueltas por la web. Hace unos meses le dediqué una breve entrada al buscador de palabras Google Ngrams, que nos permite ver como ha evolucionado el uso de determinadas palabras en la escritura a lo largo de los años. Ahora quiero pasarles el dato de una herramienta tan interesante como aquella: el atlas histórico mundial interactivo, que abarca un período de tiempo que vas desde el 3000 a.C. hasta nuestros días. Se trata de una aplicación desarrollada por el equipo Geacron (desconozco quien está detrás de esto) que tiene por objeto representar los mapas geopolíticos de cualquier región o país del mundo en el rango de años antes mencionado. Esto es de enorme utilidad para aquellos aficionados, o simples curiosos (como yo), que gustan de la lectura sobre hechos históricos, y que a veces nos sentimos perdidos con la ubicación de países que ya no existen. Es además, entre otras cosas, una poderosa herramienta de estudio apta para todo público.

domingo, 7 de agosto de 2011

Dos vueltas de tuerca acerca del ajedrez

El ajedrez es un juego fascinante. Quizás por ello es que ha trascendido los siglos y sigue vigente al día de hoy. Desde los míticos partidos entre los grandes maestros del ajedrez hasta las últimas competencias que enfrentaron al hombre con la máquina, el ajedrez ha captado al atención del público en general, incluyendo a los que no sabemos casi nada de él. Apenas conozco las reglas básicas de los movimientos, y su práctica me ha demostrado mi total incapacidad en el juego. Sin embargo, me sigue resultando atractivo. Mucho se ha escrito sobre él, tanto desde la táctica y estrategia asociada como desde el ámbito de la ficción. Me viene a la memoria en este momento la novela "El ocho", de Katherine Neville, donde la historia gira en torno del llamado Ajedrez de Carlomagno. También recuerdo un cuento de Edgar Allan Poe, "Los crímenes de la calle Morgue", donde hay un interesante razonamiento sobre el ajedrez y las damas, donde se analiza cuál de los dos involucra un mayor grado de análisis estratégico.

Una vez puestos en situación, voy al grano con el contenido de esta entrada. En realidad se trata de dos enlaces que encontré, como no podía ser de otra manera, en el blog Microsiervos. Dos ideas curiosas que giran en torno al ajedrez y que quiero compartir desde este sitio. En primer lugar está el ajedrez circular para tres jugadores, un tablero circular sobre el que se disponen tres juegos de piezas completos.
 

Las reglas de juego permanecen casi inalteradas, a excepción de algún retoque en el movimiento de las torres y los alfiles. A las clásicas blancas y negras se les suma un juego de piezas grises. Este ajedrez para tres hace más complejo el juego, ya que crea situaciones inexistentes en el original. Por ejemplo, situaciones de jaque o jaque mate de uno o dos jugadores, o combinaciones de aperturas nuevas. No tengo idea como se hace en el caso de que uno de los jugadores sea derrotado (¿se quitarán las piezas del tablero?), si la partida sigue; o como hacen para comer los peones de dos jugadores lindantes.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Reflexión nocturna a la luz del velador

Diez años atrás Puerto Madryn era más chico, especialmente después del ocaso. No digo veinte, treinta o sesenta años, sino simplemente diez años atrás. En realidad no es que por las noches se achicase físicamente, sino que al desaparecer la luz solar la ciudad parecía encogerse. A diferencia de las grandes urbes, donde el cemento y las luces se extienden hasta el horizonte visible (horizonte reducido por ese mismo cemento), en Madryn se percibía el límite entre la ciudad y el campo, entre lo urbano y lo agreste. Un gran manchón de luces encerrado entre el golfo y la meseta. En ese entonces había menos luces y más espacios oscuros en la inmensidad de su noche. El circuito urbano era vistoso y poco animado; y la gente parecía tener menos prisa. No es que ahora se ande mucho más apurado, pero sin duda todo se movía un poco más lentamente en aquel entonces. 

El tiempo siguió corriendo y el mundo ha cambiado mientras tanto. Diez años pasaron, y Madryn ya no es igual, como tampoco lo soy yo, ni ninguno de los que la recorrían en las noches de invierno. Ya se fueron aquellos sábados a la noche donde siempre había alguna excusa para dar una vuelta, tomar algo en alguno de los lugares de paso obligado, y tener esas interminables charlas sobre la vida, las cosas, los sueños, y quien sabe cuantos otros temas. Sin embargo, las frías y serenas noches de invierno eran tan nostálgicas como las de hoy. Basta asomarse a la calle un rato para ver que, a pesar de que Madryn ha crecido, aún se puede sentir ese latido del pasado, esa paz y quietud de otro tiempo, agazapado a la vuelta de una esquina o al final de un camino.

P.D.: Como lo dice el título, es una reflexión escrita hace unas semanas a la luz del velador, insomnio mediante, luego de un paseo nocturno por la ciudad.

domingo, 31 de julio de 2011

Fotos nuevas de la balandra Colomba

Hace unos meses escribí una escueta entrada sobre uno de los naufragios más facilmente accesibles que se encuentran en los alrededores de Puerto Madryn. Se trata de la balandra Colomba, cuyos restos descansan unos mil metros al norte del muelle Piedrabuena. La información sobre este naufragio es escasa, y lo único cierto es que esta embarcación terminó sus días en la playa que hoy lleva su nombre, en septiembre de 1935. Los años y el clima han hecho su trabajo sobre este naufragio, que de a poco se está reduciendo a una masa de óxido sin forma. Recuerdo que cuando era un niño, hace como treinta años, el casco del barco estaba bastante entero y su forma era bien reconocible. Hoy en día le queda poca forma de barco, y estimo que en unos veinte años más habrá que buscarlo con lupa.

Durante mi última visita a Madryn me hice el tiempo para visitar este viejo conocido. Saqué algunas fotos más detalladas, que sirven como complemento de las que publiqué oportunamente en Marzo, en las que se pueden apreciar algunos detalles y el mal estado generalizado del naufragio. Espero poder ubicar en algún momento una foto antigua como para poder comparar el grado de deterioro de la balandra Colomba. Por ahora les dejo estas nuevas fotos, y me despido hasta la próxima entrada.

Vista general del naufragio y los postes que delimitan los restos (Julio 2011)

lunes, 25 de julio de 2011

Bahía Sin Fondo cumplió un año

Casi se me olvida, pero me cayó la ficha apenas un día después. Ayer, 24 de Julio, se cumplió un año de la creación de este humilde blog. Un año no es nada, y menos para un blog de edición irregular como el mio, pero en lo personal ha sido un hito importante. Cuando decidí empezarlo no tenía del todo claro como hacerlo ni el espectro de temas a tratar. Seguía (y sigo) algunos blogs que se han convertido en referencia obligada para ciertos artículos, y por otro lado escribía cosas sueltas que solo yo leía. Tenía la inquietud de escribir cosas y compartirlas, en especial relacionadas con mis temas de interés personal, con mis pasatiempos e inquietudes. Por una u otra razón fui posponiendo el tema del blog hasta el año pasado, cuando me propuse encararlo, probar suerte y ver que tal. Así que el sábado 24 de Julio de 2010, por la tarde, me suscribí a Blogger y comencé con la configuración. La elección del nombre del blog la estuve maquinando varios días antes, y me decanté por Bahía Sin Fondo porque conjugaba tanto mi interés por la Patagonia y su historia como la noción de algo inmenso, infinito, inagotable, tal como los otros temas a tratar: ciencia, literatura, curiosidades, etcétera. Mi primera entrada fue muy breve y concisa, literalmente fue: "Primer día, primera zambullida".

Ayer el blog cumplió un año, y en ese lapso escribí 71 artículos de diferente índole, algunos muy escuetos y otros más largos y elaborados. De a poco le fui tomando la mano y, si bien el espectro temático es amplio, el blog fue tomando una dirección más o menos definida. Fue muy gratificante recibir algunos comentarios con elogios de parte de personas conocidas y de otras a las que no tengo el gusto de conocer pero que de alguna manera encontraron algo de interés en mi blog, o en parte de él. Ese tipo de aportes me ha invitado a seguir esforzándome en la escritura, para tratar de mejorar Bahía Sin Fondo. Tengo un montón de temas pendientes que quiero tratar que se van acumulando en mi computadora y en mi memoria. Espero poder tratarlos pronto, en la medida que mis ocupaciones laborales y domésticas me dejen un espacio.

Bahía Sin Fondo ha cumplido su primer año, y me siento muy conforme con este comienzo. Ahora voy a seguir aportando para llegar a la siguiente meta, que son las 100 entradas, y para llegar al segundo año con más y mejor contenido. Hasta siempre... y gracias por leer.

miércoles, 20 de julio de 2011

Servicios transatlánticos Ybarra y Compañía, directo a Puerto Madryn

Hoy voy con una pequeña curiosidad encontrada de forma azarosa. El diario ABC de España, así como muchos otros diarios del mundo, ha puesto a disposición de la gente su hemeroteca, que en este caso comprende desde el año 1903 en adelante. Mediante este servicio se puede acceder a todas las ediciones del periódico, e incluso se pueden bajar las páginas del diario en formato PDF. De más está decir que es una ventana al pasado interesantísima, que permite leer y ver las noticias tal y cual se comunicaron en su momento. Así fue como hace unos días, buscando artículos relacionados con Puerto Madryn o Chubut, encontré un artículo sobre la naviera Ybarra y Compañía, de Sevilla, fechado el 17 de Abril de 1931.

Diario ABC de España, edición del 17 de Abril de 1931, página 22.

sábado, 16 de julio de 2011

Visto y Leído: Exitoso lanzamiento del Gradicom II


Ya he tratado en algunas entradas anteriores el tema del desarrollo de tecnología aeroespacial en Argentina, porque es algo que me interesa  y me genera mucha curiosidad. Durante una "errática" navegación por la web llegué al portal de prensa de la Presidencia de la Nación, donde me enteré que hace menos de una semana se realizó un exitoso lanzamiento del cohete Gradicom II en la provincia de La Rioja (Argentina). El Gradicom II es un prototipo de cohete de combustible sólido que tiene por objeto experimentar sistemas y subsistemas de cohetería para uso civil y militar. Fue desarrollado íntegramente por científicos e ingenieros argentinos del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef). Este cohete está pensado para ser utilizado como vector en diversos usos, como cohetes sonda, misiles y artillería de largo alcance.

Lamento no tener más información por el momento. Este es un proyecto del cual no tenía conocimiento previo, y sobre el cual hay poca información disponible. Espero que haya una mayor difusión sobre este tema, así como sobre el cohete Tronador y el proyecto VENG, todos relacionados con la industria aeroespacial. Les dejo un par de enlaces con artículos previos sobre estos temas:

El SAC-D está en órbita
http://bahiasinfondo.blogspot.com/2011/06/el-sac-d-esta-en-orbita.html

¿La Argentina espacial?
http://bahiasinfondo.blogspot.com/2010/08/la-argentina-espacial.html


jueves, 7 de julio de 2011

Patagonia azul y blanca, de Clemente Dumrauf

Cualquiera que tenga un mínimo de curiosidad sobre la historia de la Patagonia habrá notado que su incorporación plena y efectiva al conjunto de la República Argentina se produjo en forma gradual y hace no demasiado tiempo. Antes de 1810, en la época del Virreinato del Río de la Plata, el dominio español era solo nominal, y las escasas tomas de posesión de tierra patagónica tuvieron breve existencia, y en muchos casos un trágico final. Baste enumerar al pasar los intentos de colonización del estrecho de Magallanes, por parte de Pedro Sarmiento de Gamboa, la provincia de Nueva León y el trágico final de Simón de Alcazaba, el fuerte San José, y la colonia de Floridablanca. A partir de la independencia y posterior consolidación de lo que hoy conocemos como Argentina, los sucesivos gobiernos comenzaron a comprender la importancia de la Patagonia y la necesidad de incorporarla a la naciente república. En el libro Patagonia azul y blanca, Clemente Dumrauf realiza un repaso de los hitos que marcan ese proceso de argentinización del territorio. El autor divide este proceso en 30 hitos de soberanía, que incluyen no solo la Patagonia continental, sino también Tierra del Fuego, Malvinas y la Antártida.

La revisión que realiza Clemente Dumrauf utiliza el símbolo de la bandera nacional, azul y blanca, para marcar el ejercicio de la soberanía en los distintos puntos de la región. Antes de eso, el autor dedica un capítulo entero al tema de cual es el verdadero color de nuestra bandera: "azul y blanco" ó "celeste y blanco". Allí me enteré, por ejemplo, que la creencia extendida de que la bandera es "celeste" y blanca se origina a partir de una confusión con el color "azul celeste", o sea, "azul (del color) del cielo". De los extractos de diversos documentos y declaraciones de organismo oficiales, como el Congreso de Tucumán, el Triunvirato, el Directorio, y sucesivos presidentes de la Nación, se ve como el termino original "azul celeste" se fue tergiversando en "celeste". Si bien parece una cosa menor, en realidad no o es, ya que es al día de hoy que coexisten las banderas argentinas azul y blanca con la de color celeste y blanca. [Nota: según el diccionario de la RAE, celeste es un adjetivo que significa "perteneciente o relativo al cielo", pero no es un sustantivo que denote color por si mismo]

sábado, 2 de julio de 2011

Puerto Luis, Darwin, y la bandera argentina

El 1 de Marzo de 1833, Chales Darwin arribó a las Islas Malvinas, en donde permaneció hasta el mes de abril del mismo año. Para entonces, el Reino Unido había usurpado el archipiélago luego de la invasión realizada con la HMS Clio a principios de 1833. Según el mismo Darwin, se sorprendió de hallar la bandera británica flameando en las islas, lo cual da a entender lo inesperado y reciente de la invasión. Durante su estancia, Darwin se dedicó a estudiar las islas, a las cuales califica como de apariencia miserable, y el dibujante que lo acompañaba se dedicó a retratar algunos de los escenarios de interés para le viaje. Uno de esos grabados corresponde a Puerto Luis, un puerto natural al norte de Puerto Argentino. En dicho grabado se ve un par de casas, un bote a la orilla del mar, unos hombres y un caballo... ¡y una bandera argentina ondeando en un mástil! Cuesta creer que Darwin, o su dibujante, hayan alterado esta imagen, porque no tenían ningún motivo para hacerlo. De hecho, Darwin se hallaba complacido de hallar un gobierno británico en las islas. Pero, si las islas habían sido ocupadas a principios de ese año... ¿Qué hacía esa bandera argentina flameando en marzo de 1833?

Litografías de Port Louis (Puerto Luis), sacadas del trabajo de Charles Darwin [Gentileza Darwin online]

domingo, 26 de junio de 2011

Atlantropa: El arquitecto que quiso drenar el Mediterráneo

No es mi intención en convertir este blog en un repetidor de artículos de otros blogs, en general trato de publicar material nuevo, o en caso de escribir sobre los artículos de otros blogs lo que intento es aportar datos nuevos o un enfoque o análisis diferente. Pero en algunos casos hay artículos que simplemente no puedo hacer más que recomendarlos, porque lo que publican es demasiado bueno como para que yo pueda mejorarlo. Ese es el caso de un artículo que encontré en el blog de John Ptak, denominado "A Monumental and Fantastically Bad Idea: Draining the Mediterranean" (Una monumental y fantásticamente mala idea: Drenar el Mediterráneo). Parece ser que a fines de la década de 1920 el arquitecto alemán Herman Soergel (1885-1952) desarrolló un proyecto llamado Panropa, que más tarde sería renombrado como Atlantropa, que trataba sobre el drenaje del mar Mediterraneo. La idea de Atlantropa era simple, al menos a la hora de dibujarla sobre el mapa. Se construiría una serie de diques en los tres estrechos con los que el Mediterráneo se comunica con otros mares: el estrecho de Gibraltar, el canal de Suez y el estrecho de los Dardanelos, y luego se procedería a drenar el agua hasta lograr un descenso en las aguas de entre 100 y 200 metros. En una fase posterior, quizás 100 o 200 años después de comenzado el drenaje del Meditarráneo, se construiría otra represa que uniría Túnez con Sicilia e Italia, que dividiría las aguas en dos. El agua extraída del mar habría que llevarla a algún lado, y para ello la propuesta era irrigar el desierto del Sahara, creando lagos y ríos artificiales. Como broche de oro para el proyecto, se construirían centrales eléctricas en los lugares donde se emplazaban los diques, y se crearían dos vías de transporte masivo que unirían el norte de África con el centro de Europa. Un fascinante megaproyecto que la historia ha relegado a esa estantería donde se encuentran las cosas imposibles, aquellas ideas que nacieron para nunca ser realizadas. Como bien dice Ptak en su blog, "una monumental y fantásticamente mala idea".

El proyecto Atlantropa. Se pueden ver las represas ubicadas en los estrechoa, las centrales de generación de energía, las carreteras que unen los dos continenetes, y las tierras ganadas al mar (en color verde). [Gentileza Deutsches Museum]

lunes, 20 de junio de 2011

Las invasiones que nunca existieron durante la Segunda Guerra Mundial [2]

(... continuación de la entrada previa)

Invasiones imaginarias, ¡también en Sudamérica!
Lo que resultó más novedoso para mi, y que en cierta manera me impulsó a escribir sobre este tema, es que también circularon historias, y mapas, sobre posibles invasiones alemanas en Sudamérica y en especial, en Argentina y Uruguay. Esto lo descubrí en el libro de Rogelio García Lupo, Ultimas Noticias de Perón y su Tiempo, en el cual el periodista reune una serie de historias relacionadas con Perón o con la época en la que Perón ocupó algún tipo de cargo político. Un par de capítulos están dedicados a las historias sobre una invasión nazi en el cono sur del continente, y sus posibles consecuencias. De más está decir que además de ser fantasiosos, algunos de estos mapas eran directamente falsos.

Según cuenta García Lupo en su libro, el 12 de Agosto de 1941 el presidente de los EE.UU., Franklin Roosevelt, sacó a la luz un mapa secreto que supuestamente había sido capturado a agentes nazis, en los que se mostraba la nueva división política de América de Sur planeada por Alemania para el día posterior a su victoria en la guerra. El mapa levantó sospechas en aquel entonces, y fue tildado de falso por el presidente de la Argentina, Roberto Ortiz, e incluso por algunos políticos norteamericanos, como el senador Burton Wheeler. Años después de finalizada la guerra se descubriría que el mapa se trataba de una falsificación de la inteligencia Británica, un intento más por convencer a los EE.UU. y otros países de involucrarse en forma activa en la guerra. El mapa, como puede verse a continuación, mostraba una Argentina ampliada, que incluía Paraguay y parte de Bolivia, un Chile que se extendía al norte, hasta Ecuador, incluyendo Perú, un páis denominado Nueva España (Neuspanien) que incluiría las actuales Colombia, Venezuela y Panamá, entre otras cosas.

Mapa político de Sudamérica luego de una eventual victoria germana en la Segunda Guerra Mundial [Imagen extraída del libro "Ultimas Noticias de Perón y su Tiempo"]

domingo, 19 de junio de 2011

Las invasiones que nunca existieron durante la Segunda Guerra Mundial [1]

La Segunda Guerra Mundial fue, ante todo, un suceso inmensamente trágico, una sucesión de horrores cuyas consecuencias se prolongaron mucho más allá de los seis años y un día que cuenta cronología histórica. Además de lo trágico, marcó una inflexión en el ámbito social, geopolítico, y tecnológico. Sobre esto último, basta recordar la bomba atómica, el avión a reacción, o los cohetes V2, que representan las bases del uso de la energía atómica, el desarrollo de la aviación, y la conquista del espacio. Si, no soy ingenuo, también representan la creación de armas más y más mortíferas, pero siempre es bueno recordar que la tecnología no es ni mala ni buena, es amoral. Los buenos o malos son los que la utilizan. Pero más allá de este debate, que excede en mucho a este artículo, en la Segunda Guerra Mundial surgieron mil y una historias fantásticas de conspiraciones e invasiones que nunca existieron. Alemanes, rusos, e ingleses crearon, y a veces creyeron, estas historias, que en parte estaban destinadas a desmoralizar al enemigo como a levantar la moral de los propios. Sin embargo, los norteamericanos en particular desarrollaron algunas historias sobre posibles invasiones a su territorio que son muy llamativas, que nos dicen algo sobre ese permanente temor a la agresión que se refleja en muchas de sus acciones.

La revista LIFE, en su edición del 2 de Marzo de 1942, publicó un extenso artículo con un nombre que no deja lugar a dudas: "Now the U.S. Must Fight for Its Life” ("Ahora los EE.UU. deben luchar por su vida"). El artículo refleja la paranoia del momento, en la que se pensaba que el Eje Alemania-Italia-Japón podía dominar el mundo. Si bien a esa altura de la guerra la sucesión de victorias del Eje era casi ininterrumpida, a excepción del asalto sobre Moscú, rechazado en diciembre de 1941, y la nunca realizada invasión de las Islas Británicas, era bastante fantasioso pensar que pudiesen tener éxito en una conquista mundial. Sin embargo, la reciente agresión japonesa sobre Pearl Harbor hizo que algunos se tomasen en serio esa idea. A partir de allí aparecen una serie de mapas con los posibles escenarios de la guerra. Desconozco si fueron elaborados por la misma revista LIFE o si provenían de un fuente gubernamental, pero sin duda servían a los intereses del gobierno, ahora embarcado en una guerra contra el Eje.

Uno de los posibles escenarios de guerra planteados era el de un ataque combinado de japoneses y alemanes, uno por el este y otro por el oeste. Se esperaba que los alemanes capturasen Gibraltar y desde allí lanzasen raids por el Atlántico, utilizando para ello las flotas italianas y del Vichy (la Francia "títere" de Hitler). Simultaneamente, los Japoneses capturarían Dutch Harbor, en Alaska, y desde allí invadirían por tierra los EE.UU., pasando por Canadá y recorriendo toda la costa este. Llama la atención (y mucho), el grado de paranoia desarrollado, ya que a estos dos frentes se les suma otro interno, compuesto por una "Quinta Columna" enemiga, formada por los residentes de origen alemán, japones o simples simpatizantes del Eje. Digamos que uno de los grandes temores era "el enemigo en casa".
Un posible escenario: una invasión combinada por el este y el oeste [Gentileza Ptak Science Books]

martes, 14 de junio de 2011

A 25 años de la muerte de Borges

Hoy se cumplen 25 años de la muerte de Jorge Luis Borges, el escritor de referencia, si los hay, de la literatura argentina. Es cierto que al igual que ciertos autores denominados como "clásicos", Borges se ha visto afectado por ese mal que, por un lado lo eleva al pedestal y al bronce, y por otro al olvido, ya que cada día es más difícil encontrar alguno que lo haya leído. Recuerdo que mi primer contacto con Borges fue en el primer o segundo año de la secundaria, cuando leí El Aleph como parte de un trabajo práctico de literatura. Me costó entenderlo en aquella ocasión, pero de alguna manera me marcó. Desde entonces he vuelto periódicamente a Borges, a releer sus cuentos, a buscar nuevos indicios, nuevas señales. Nunca lo encaré como si de un best-seller se tratase. Jamás he leído a Borges como a un Dan Brown, es imposible. A Borges lo leo cuando siento la necesidad, cuando necesito despegarme de todo y zambullirme en sus laberintos infinitos, en sus senderos que se bifurcan, en la biblioteca de Babel de su obra. No es fácil, hay que estar con todos los sentidos alerta, cada palabra, cada frase, está cuidadosamente elegida. Todo ocupa un lugar exacto, como si de un rompecabezas se tratase. No me voy a poner a listar los cuentos o poemas que me han gustado de una u otra forma, ya que tendría que transcribir gran parte de los índices de sus libros, pero solo como muestra quiero recordar a tres en particular. Sepan disculpar mi falta de originalidad, pero ahí van: El Aleph, El libro de arena, y el poema El mar.

Hoy he leído en los diarios al pasar, en los pocos ratos libres que me ha dispensado el trabajo, algunos artículos que recuerdan su vida y obra. He leído aburridos y extensos relatos sobre la grandeza de Borges, que más que incentivar a leerlo espantan al potencial lector, y he leído otros donde poco menos que niegan su existencia. Lamentablemente, como en muchos otros aspectos de la vida cotidiana en Argentina, se ha creado el típico dilema binario de Todo o Nada: Borges - Antiborges. Ni los unos ni los otros son representativos del verdadero Borges. A los primeros quiero decirles que le van a hacer un favor a la obra de Borges si le bajan el tono a la zalamería, es innecesaria y no atrae a nadie. A los segundos, y perdonen mi falta de formación literaria, la lectura para mi es un disfrute, no mi trabajo, les pediría que repasen a Borges sin las anteojeras ideológicas.

Bueno, para finalizar este breve recordatorio, les dejo un cuento muy breve que me gusta mucho, por su sencillez y por su ingenioso final. Hasta la próxima.

Los dos reyes y los dos laberintos
Jorge Luis Borges
Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso". Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.
FIN

viernes, 10 de junio de 2011

El SAC-D está en órbita

Finalmente, después de un largo proceso de casi diez años de trabajo, el SAC-D ha sido lanzado al espacio este 10 de Junio. A las 07:20 de la mañana, desde la base Vandenberg de la fuerza aérea norteamericana, en California, el SAC-D fue puesto en órbita mediante un cohete Delta II. El último reporte de la NASA dice que el SAC-D se ha separado en forma satisfactoria del cohete y que sus paneles solares se han desplegado para comenzar a generar energía.


Video del lanzamiento

El SAC-D representa un escalón más en el desarrollo de tecnología espacial en Argentina, el cuarto de su serie. La serie SAC, siglas de Satélite de Aplicaciones Científicas, ha sido desarrollada integramente por la empresa INVAP, en sus instalaciones de San Carlos de Bariloche. El primero de la serie (aunque no el primero en estar operativo) fue el SAC-A, un satélite experimental que sirvió de prototipo para ensayar y validar diversas técnicas constructivas, que estuvo en operaciones entre 1998 y 1999. Sin embargo, previamente se había construido y lanzado el SAC-B (1996), cuya misión era registrar eventos explosivos de rayos gamma del espacio profundo, mapear radiación X de fondo y analizar explosiones solares. Lamentablemente éste no pudo cumplir su cometido porque la plataforma de lanzamiento utilizada, un cohete Pegasus XL falló y el satélite no pudo ser liberado en órbita. A pesar de ello, el proyecto sirvió para verificar que la plataforma de diseño estaba libre de errores. Por último el SAC-C, lanzado en 2000, aún está operativo y presta servicios de utilidad para el gobierno y el sector productivo, a través de sus tres cámaras de alta resolución.

martes, 7 de junio de 2011

Sorprendentes robots modulares

Hace tiempo que tengo ganas de escribir unas líneas sobre este tema, pero por un motivo u otro siempre lo dejo para otro momento. Sin embargo, hoy por la mañana me di una vuelta por el blog Microsiervos y me encontré con un video que llamó mi atención, por lo que decidí que era el momento de escribir alguna líneas. El artículo en cuestión se llama Cubelets: un prototipo de unos cacharritos para hacer prototipos, y puede resumirse con el siguiente video:


Cubelets Engineering Prototypes from eric schweikardt on Vimeo.

Estos aparatitos los fabrica y comercializa la empresa Modular Robotics, un spin-off de la Universidad Carnegie Mellon. Los cubelets son un kit robótico didáctico pensado para niños, aunque la tecnología detrás de ellos no es un juego de niños. De hecho, estos veinte inocentes cubos, que se pueden conseguir a unos 300 USD en la web de Modular Robotics, son un ejemplo bastante simple (pero no trivial) de lo que se llama robótica modular. Hay varios centros de investigación en el mundo que están trabajando sobre este tópico, algunos de ellos muy sorprendentes.