sábado, 1 de octubre de 2011

El Kaiser (parte 2)

(... viene de la entrada anterior)

Sea como fuere la historia exacta del Kaiser, se convirtió en uno de los puntos de referencia del floreciente pueblo. Numerosas postales y fotos familiares lo rescatan del olvido y lo muestran encallado en la arena, ligeramente escorado, como un gigante dormido. Luego del desguace de la década del cincuenta (no he podido verificar el año exacto), el casco quedó reducido a la sección más baja, apenas poco más que la quilla. Sin embargo su silueta se percibe claramente en la arena mojada cuando la marea llega a su punto más bajo. Oxidado y castigado por el tiempo y el hombre, está cerca de cumplir un siglo en aquella tumba costera.

Vista sur del naufragio del Kaiser. A la izquierda estaría la proa, y a la derecha la popa. Al fondo se distingue el edificio del Ecocentro y Punta Cuevas.

Vista suroeste del naufragio del Kaiser. En primer plano se ve la parte inferior de la proa.

Vista este del naufragio del Kaiser. Se puede apreciar algo de la estructura interna del buque.

Vista suroeste del naufragio del Kaiser. Se pueden apreciar algunos detalles de la estructura interna del buque.

Vista suroeste del naufragio del Kaiser. Se pueden con más detalle la parte trasera del buque.

A pesar de los años, el Kaiser aún guarda sorpresas. El 21 de Enero de este año, un buzo oriundo de Mercedes (Prov. de Buenos Aires), realizó un sorprendente hallazgo en el Kaiser. En el fondo de arena, a unos metros mar adentro de donde se halla el barco, encontró un aglomerado de arena, óxido de hierro y canto rodado que encerraba en su interior un reloj de bolsillo. Por las características del mismo y su ubicación, se cree que podría haber pertenecido a algún miembro de la tripulación del Kaiser, o quizás (esto es elucubración mía) del barco que lo remolcó hasta ese lugar.

Bueno, ya se está haciendo tarde. La marea está subiendo y el Kaiser se sumerge en el olvido nuevamente, hasta la próxima bajamar. Volveré a visitarlo en la próxima marea, con más fotos y más detalles sobre su historia. Ahora es momento de despedirme hasta la próxima, y espero que hayan disfrutado de este paseo por otro de los naufragios que se encuentran en el Golfo Nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario