viernes, 30 de septiembre de 2011

El Kaiser (parte 1)

La entrada de hoy está dedicada a uno de los naufragios más conocido de Puerto Madryn, razón por la cual lo dejé para lo último. En anteriores entradas me dediqué a mostrar algunos de los naufragios que se pueden encontrar en los alrededores de la ciudad y que son accesibles desde la costa. He obviado en forma adrede a los naufragios que se encuentran mar adentro porque no he podido verlos con mis propios ojos, aunque no descarto tratarlos en el futuro. Pero sea en la costa o mar adentro, es indudable que el naufragio más conocido por los madrynenses, en especial por los que llevan muchos años allí, es el del Kaiser, que le da nombre a la misma playa donde se encuentra.


La historia detrás del barco es más o menos así. El Kaiser fue botado por el astillero Reiherstieg en Hamburgo el 13 de Mayo de 1891. Fue uno de los primeros barcos de la Deutsche Ost-Afrika-Linie (DOAL, actualmente Deutsche Afrika-Linien, DAL), que había sido fundada el año anterior, en 1890. Era un barco a vapor con un volumen de 2901 GRT (Gross Register Tonnage, para entender mejor el concepto, ver aquí [1] [2]), de 101 metros de eslora y 12,5 metros de manga. Se utilizaba tanto para carga como transporte de personas, donde podía acomodar hasta 32 pasajeros en primera clase, 24 pasajeros en segunda clase, y 38 pasajeros en tercera clase, con una tripulación de 48 hombres. La máquina de vapor de 1,900 HP le permitía desarrollar una velocidad de 12 nudos. El Kaiser cumplió funciones para la DOAL, realizando viajes entre África y Alemania, hasta 1912, cuando se lo vendió a la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia (SAIEP). A partir de este punto la historia tiene algunas variaciones, que resumiré a continuación. Lo cierto es que a partir de 1920 el Kaiser fue quitado del registro de la Lloyd's y se perdió su rastro. Bueno, lo de perderse es relativo, quizás así lo pareció a sus dueños originales, pero en Madryn siempre se supo donde estaba el Kaiser.

Foto del Kaiser en el puerto de Zanzibar, cuando formaba parte de la DOAL [con el permiso de la Deutsche Afrika-Linien].

María Pía Strasser, en su libro "Chubut, Ensueño y realidad" (1962), dice que el Kaiser fue comprado por la SAIEP para utilizarlo como pontón. El Muelle de Madryn había quedado chico y los galpones no daban abasto. Las cargas se amontonaban en la playa, a la intemperie. Para darle una solución a ese problema, la SAIEP buscó un barco viejo que pudiese servir de pontón, y así fue como el Kaiser llegó a las costas de Madryn. Había pasado previamente por una revisión que dictaminó que su reparación y mantenimiento era demasiado costosa, por lo que era un candidato ideal para servir de depósito flotante. Así pasó el tiempo, hasta que un día de Abril de 1915 estalló un incendio voraz que lo destruyó. Un marinero del Kaiser arrojó los restos de su cigarrillo con tan mala suerte que fue a dar en un charco que era mezcla de agua y combustible. A partir de allí se desencadenó un incendio que arrasó la cubierta. No se hundió, sino que quedó a la deriva durante un tiempo, hasta que un día lo remolcaron e hicieron encallar en la playa que hoy lleva su nombre: playa Kaiser. A partir de entonces se convirtió en una especie de atractivo turístico: aparecía en las fotos familiares, en las postales de la ciudad (pueblo en aquella época), era punto de reunión de bañistas y caminantes. Sufrió un lento desguace, pero su porte se mantuvo hasta entrada la década del cincuenta, cuando fue desguazado a gran escala y desapareció casi completamente.

Foto del Kaiser cuando formaba parte de la DOAL [con el permiso de la Deutsche Afrika-Linien].

En el libro de Juan Meisen, "El Madryn olvidado" (una especie de guía básica del Madryn de antaño), se dice que el Kaiser podría haber sido un carguero alemán fondeado en el golfo Nuevo debido a la primera guerra mundial. Si bien es cierto que fue un carguero alemán, la antigua propietaria (DOAL) declara que fue vendido en 1912, o sea unos dos años antes del comienzo de la guerra en Europa. Una versión similar a la de María Pía Strasser es la que relata Pancho Sanabra en su libro "Naufragios y algo más". Según dice, el 17 de enero de 1913 el Kaiser navegó hasta Buenos Aires, donde se sometió al peritaje de la Lloyd's, cuyo veredicto fue que había llegado al fin de su vida útil. Así fue como volvió a Madryn para cumplir su destino final de pontón. Sobre el accidente, Sanabra relata que se hallaba el vapor Capac descargando latas de nafta y kerosene cuando en un descuido de un marinero, se declaró un incendio debido a un fósforo inoportuno. Los barcos alemanes Bahía Blanca y Nautilius se hallaban refugiados en el golfo en ese momento, e intentaron colaborar en la extinción del fuego, pero fue imposible. Al perder peso, debido a las mercaderías que se consumían por el incendio, se elevó y el ancla se zafó del fondo. Así fue como, aún en llamas, el viento lo arrastró hasta la misma boca del golfo y lo trajo de nuevo para adentro. Para evitar accidentes mayores, el vapor Asturiano (o el Mitre, según Juan Meisen) lo remolcó hasta playa Kaiser.

Antigua postal de Foto James donde se aprecian los restos del Kaiser (aprox. década de 1950).

A lo largo de los años he escuchado variaciones de estas versiones. En mi última visita a Madryn fui a ver una exposición sobre el pasado de Madryn en donde me encontré, entre otras cosas, con las inevitables fotos del casco del Kaiser. Al lado de una de ellas había un breve resumen de su historia que dice que el barco arribó durante la primera guerra mundial y que parte de su tripulación se quedó a vivir en el país. Años después el barco fue nacionalizado y sus restos se desguazaron, sirviendo de materia prima para la firma Mendez, que se dedicaba a la fabricación de hojas de afeitar. Sobre esta historia no tengo ninguna otra fuente de información que la apoye, pero respecto al desguace, recuerdo vagamente que mi padre me contaba que "al Kaiser lo convirtieron en cocinas a leña". No tengo a mi padre para consultarle ahora sobre esto, pero al menos refleja lo que planteé al principio: Hay varias discrepancias en torno a la historia del Kaiser.

(Continua en la próxima entrada...)

12 comentarios:

  1. Muy buenos todos tus blogs yo soy de Madryn y solo conocia el folias, el Colomba y el que esta cerca del ecocentro.Tendrias que investigar sobre la cantera de playa parana. ;) saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. EL Golfo Nuevo está lleno de naufragios de diferentes épocas, muchos de ellos solo accesibles buceando. Por el momento me estoy dedicando a estudiar las historias de aquellos cuyos restos son accesibles desde la costa. Tengo pendiente ir a Punta Ameghino, detrás de las canteras del Doradillo, donde hay otro naufragio.
    ¿A qué te referís con la cantera de Playa Parana?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué tal. Hace casi tres años se publicó en Puerto Madryn un libro sobre la historia del Club Deportivo Madryn, con motivo de la celebración de su 85° aniversario. El principal responsable de dicha publicación fue Luis Gabriel Montecinos. Allí se comenta que los "antiguos pobladores" de Puerto Madryn afirmaban que el Madryn FC, predecesor del actual Deportivo, fue el primer equipo de la zona en disputar un encuentro de carácter internacional, al enfrentarse a la tipulación de El Kaiser. El Madryn FC nació en 1916. ¿Es posible que para ese año el barco haya contado con tripulación de origen alemán o ya había ocurrido el accidente? ¿Arribó a Madryn con tripulantes alemanes que pudiesen haberse afincado en el pueblo o directamente fue traído por argentinos?

    Saludos y muy bueno el blog.

    ResponderEliminar
  4. Estimado amigo, gracias por tu comentario. La historia que contás la leí una sola vez. El año pasado asistí a una muestra fotográfica en Puerto Madryn y entre todas las fotos me encontré con algunas del Kaiser. Al lado de una de ellas había un breve comentario donde se decía que el Kaiser arribó a Madryn al final de la Priemra Guerra Mundial y que su tripulación jugó un partido contra el Club Madryn. Incluso he escuchado otras historias, como que llegó averiado por un torpedo, y cosas así. SIn embargo, de todo el material que he podido chequear, la única historia con más o menos fundamento es la que resumí en estos dos artículos. Eso no quita que pueda haber algún error u omisión, pero resumiendo, la historia del partido de futbol me parece que es más leyenda que otra cosa. Por último, hasta donde se el barco fue comprado por la Sociedad Anónima Imp. y Exp. de la Patagonia, por lo que su tripulación dudo que hubiese sido alemana.

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchas gracias por tu respuesta! Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo que en la decada del 50 unos italianos que vivian en la calle sarmiento al 400, al lado de lo de Den Dulk y frente a la carnicería de Redondo, fueron desarmando el Kaiser, cortando todo el hierro que era muy grueso, los pedazos lo arrastraban con un camión muy viejo y lo cargaban con una grua muy precaria, traían esos pedazos a Madryn y lo enviaban no se a donde.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Efectivamente, hubo al menos un italiano que realizó el desguace del Kaiser. Tengo algunos fragmentos de esa historia, que me han ido contando, y que espero subir pronto, cuando averigue algunas cosas más. Saludos

      Eliminar
    2. En mi profesión de agrimensor recuerdo haberle preguntado al ingeniero Osvaldo Fennen sobre unos mojones de gran porte que había colocado en sus mensuras en la ciudad. Y justamente me comentó que las adquiriìa en ese lugar y que eran parte del viejo Kaiser. Darwin Williams

      Eliminar
    3. Estimado Darwin, gracias por tu comentario y por el aporte. Desconocía la existencia de esos mojones. ¿Tenés idea de si queda alguno en pie por ahí? Saludos

      Eliminar
  7. Muy interesante el relato Desde mi profesión de geólogo me permito agregar que revisando la foto de 1950 se puede identificar un tipo de barrera costera llamada Tómbolo que unió el antiguo casco con tierra firme. Esa barrera se forma por transporte de sedimentos dados por la deriva litoral en combinación de los fenómenos de refacción y difracción de olas cuando estas se topan con un obstáculo al libre movimiento de las olas. Por ello, ese rasgo del paisaje costero, y el año 1950 que se establece como toma de la fotografía, estaría indicando su fondeo en dicho lugar varios años antes a la toma de la fotografía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por el aporte. Es curioso como esa formación, el tómbolo, se nota claramente en la foto de la década del '50, mientras que hoy en día es inexistente (http://bahiasinfondo.blogspot.com.ar/2011/10/el-kaiser-parte-2.html). Saludos

      Eliminar