lunes, 25 de julio de 2011

Bahía Sin Fondo cumplió un año

Casi se me olvida, pero me cayó la ficha apenas un día después. Ayer, 24 de Julio, se cumplió un año de la creación de este humilde blog. Un año no es nada, y menos para un blog de edición irregular como el mio, pero en lo personal ha sido un hito importante. Cuando decidí empezarlo no tenía del todo claro como hacerlo ni el espectro de temas a tratar. Seguía (y sigo) algunos blogs que se han convertido en referencia obligada para ciertos artículos, y por otro lado escribía cosas sueltas que solo yo leía. Tenía la inquietud de escribir cosas y compartirlas, en especial relacionadas con mis temas de interés personal, con mis pasatiempos e inquietudes. Por una u otra razón fui posponiendo el tema del blog hasta el año pasado, cuando me propuse encararlo, probar suerte y ver que tal. Así que el sábado 24 de Julio de 2010, por la tarde, me suscribí a Blogger y comencé con la configuración. La elección del nombre del blog la estuve maquinando varios días antes, y me decanté por Bahía Sin Fondo porque conjugaba tanto mi interés por la Patagonia y su historia como la noción de algo inmenso, infinito, inagotable, tal como los otros temas a tratar: ciencia, literatura, curiosidades, etcétera. Mi primera entrada fue muy breve y concisa, literalmente fue: "Primer día, primera zambullida".

Ayer el blog cumplió un año, y en ese lapso escribí 71 artículos de diferente índole, algunos muy escuetos y otros más largos y elaborados. De a poco le fui tomando la mano y, si bien el espectro temático es amplio, el blog fue tomando una dirección más o menos definida. Fue muy gratificante recibir algunos comentarios con elogios de parte de personas conocidas y de otras a las que no tengo el gusto de conocer pero que de alguna manera encontraron algo de interés en mi blog, o en parte de él. Ese tipo de aportes me ha invitado a seguir esforzándome en la escritura, para tratar de mejorar Bahía Sin Fondo. Tengo un montón de temas pendientes que quiero tratar que se van acumulando en mi computadora y en mi memoria. Espero poder tratarlos pronto, en la medida que mis ocupaciones laborales y domésticas me dejen un espacio.

Bahía Sin Fondo ha cumplido su primer año, y me siento muy conforme con este comienzo. Ahora voy a seguir aportando para llegar a la siguiente meta, que son las 100 entradas, y para llegar al segundo año con más y mejor contenido. Hasta siempre... y gracias por leer.

2 comentarios:

  1. ¡Gracias Victor! Voy a redoblar el esfuerzo para hacerlo más interesante en esta "2da temporada". Un abrazo

    ResponderEliminar