domingo, 23 de diciembre de 2012

El Plus Ultra

Una cosa lleva la otra, y el ordenar papeles me llevó a una vieja página web (que ahora solo puede verse en archive.org), y eso a unas fotos y videos personales. Por si no se entiende, paso a explicarme mejor. Estaba clasificando unos papeles sueltos que estaban dentro de unas carpetas que traje de la casa de mi madre, para ver si había algo para tirar de todo eso, y me encontré con una impresión de una página web que trataba sobre el Plus Ultra. Por curiosidad quise acceder a dicha página y me encontré con que no existía más. Como buen terco que soy me metí en archive.org y la encontré. La página en sí no decía mucho, pero todo este proceso de búsqueda me hizo recordar una visita al museo del transporte de Lujan, un sitio de lo más interesante. En dicho museo están, entre otros, el velero de Vito Dumas, los restos embalsamados de los caballos Gato y Mancha, la carretilla del vasco Larregui, y el Plus Ultra.

La llegada del Plus Ultra a Buenos Aires, tal como lo publicó el diario ABC de España el 11 de Febrero de 1926.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Otras cosas que vi durante 2012

Hace un tiempo que decidí dividir un poco las aguas de lo que escribo. Si bien el blog es multitemático, no hay que mirar mucho para darse cuenta que prevalecen los temas relacionados de una u otra forma con la Patagonia. No puedo evitar la tentación de escribir sobre algunas otras cosas que no tienen nada que ver, como investigación espacial, historia en general, curiosidades, o cosas personales. Sin embargo, hay cosas sobre las que prefiero no desviarme demasiado, teniendo en cuenta que cada artículo me lleva de uno a varios varios días de trabajo, y prefiero compartir por otro canal, como el de mi cuenta personal en Facebook. A lo largo del año voy compartiendo enlaces con temas que me resultaron interesantes pero que evito profundizar para que no me saquen de la línea de trabajo pensada. Ya tengo unas doce entradas con diferentes grados de elaboración a las que no logro hacer converger, así que mejor no distraer con más. Sin embargo, me pareció interesante, al igual que el año pasado, hacer un rápido racconto de las que son más importantes o simplemente, las que más me gustaron. Ahí vamos:

sábado, 8 de diciembre de 2012

Reflexiones sobre la Patagonia: inmensidad, soledad, y algo más

A esta altura del año no voy a seguir excusándome por mis largos silencios. El trabajo, la familia, y otras cosas del acontecer cotidiano se han apropiado del 95% de mi tiempo. El 5% restante, que en otro momento me servía para escribir, leer, googlear, contestar los correos electrónicos, usar el Facebook, sencillamente ya no me alcanza. Tengo varias cosas en danza que me ocupan la mente, y no me rinde el tiempo frente al teclado. Así que... voy a dejar de quejarme y voy a ir directo al grano.

En un artículo que escribí hace más de dos años me referí a algunas de las impresiones de Darwin a su paso por la Patagonia. El naturalista inglés destacaba el carácter, a su juicio, negativo de la región, pero terminaba por rendirse a su hechizo de una manera que no podía explicar:
"Cuando evoco los recuerdos del pasado, se representan en mi memoria muchas veces las llanuras de la Patagonia, a pesar de la conformidad en que se hallan todos los viajeros en afirmar que aquello no son otra cosa que miserables desiertos. Casi no pueden atribuírsele sino caracteres negativos; no hay, en efecto, habitaciones, agua, árboles ni montes; apenas se hallan algunos arbustos raquíticos. ¿Por qué, pues, han hecho en mí, y no soy único ejemplo, tanta impresión aquellos desiertos? ¿Por qué las pampas, todavía más llanas, aunque más verdes y más fértiles y que por lo menos son útiles al hombre, no me han producido impresión semejante? No trato de analizar estos sentimientos, pero en parte deben provenir del libre campo abierto a la imaginación. Las llanuras de Patagonia son ilimitadas; apenas puede atravesárselas; por eso son tan desconocidas; parece que desde hace siglos deben hallarse en el estado en que hoy se ven y que para siempre han de seguir sin cambio alguno en su superficie. Si, como suponían los antiguos, fuese la tierra plana y rodeada por una faja de agua o por desiertos, verdaderas hornazas, imposibles de atravesar, ¿quién dejaría de experimentar profunda, aunque indefinida sensación, al borde de esos límites impuestos a los conocimientos humanos?"
La inmensidad y la soledad de la Patagonia (Salar del Gualicho, Río Negro)

sábado, 24 de noviembre de 2012

Un viaje de Puerto Madryn a Nueva York en moto

Alguna vez me contaron la historia de un par de vecinos de Trelew que hicieron un viaje en la década de 1910 (1940, según me comentaron recientemente), a bordo de un Ford T, y que llegaron hasta Detroit (EE.UU.). El objetivo de ese raid era la fábrica de Ford en dicha ciudad. Creo, y perdonenme si le erro profundamente pero es lo único que se parece a un recuerdo, que lo escuché en una de las exposiciones de automóviles antiguos que se hacían en Dolavon, en el '96 o '97. Puede que no sea del todo así, pero algo me dice que no ando muy errado. Lo que sí es seguro es que años después, en 1925, el profesor suizo Aimé F. Tschiffely recorrió 21.500 km para ir desde la ciudad de Buenos Aires hasta Nueva York, montado en los famosos caballos Gato y Mancha (oriundos de Río Senguerr, Chubut, por cierto). Incluso encontré que en 1927 un grupo de cuatro jóvenes de Comodoro Rivadavia (Sánchez, Leitendorff, López, y Bassi) realizaron un raid automovilístico a Nueva York. Lo que no sabía era la historia de dos aventureros que se subieron a una motocicleta y salieron de Puerto Madryn con destino final Nueva York, el mismo año en que Tschiffely se embarcaba en su travesía ecuestre.

La historia, como viene siendo la regla desde que empecé con este blog, la encontré de casualidad, mientras buscaba otra cosa. Se trata de una breve nota en un ejemplar del diario El Informador (México), del día 9 de Agosto de 1925:

Diario El Informador (México), del 9 de Agosto de 1925. Llama la atención que utilizan "Port" en lugar de "Puerto".

De Port Madryn, Patagonia, a Nueva York en bicicleta
Acaban de salir de Buenos Aires, a donde llegaron últimamente de Port Madryn, Patagonia, los deportistas argentinos, señores Braun y Schick, quienes tratan de llegar a Nueva York en una motocicleta con "sidecar", de manufactura norteamericana. Los ciclistas salieron del citado puerto de Patagonia el 17 del próximo pasado mes de mayo. Seguirán via El Rosario, atravesando la frontera boliviana en La Quiaca hasta La Paz. De allí continuarán su viaje al Perú, Ecuador, Colombia, América Central, hasta llegar a la Ciudad de los Palacios, México, de donde partirán al lugar final de su destino, Nueva York.

viernes, 16 de noviembre de 2012

El meteorito de Kaperr Kaike

Cuando Musters relata las incidencias de su Viaje, allá por Alto Río Senguer, en 1869, menciona la existencia de una mina o veta de mineral de hierro. A unas leguas de ese lugar, le dijeron los indios, había, en medio de un llano desierto, una masa de hierro. La consideraban con un temor respetuoso y a juzgar por el relato, tenía la forma de una “bala enramada"
Alrededor del año 1950 consultados, por el Dr. Federico Escalada, al respecto, algunos indios viejos de Río Mayo, le dijeron que existió, en los llanos vecinos al paraje, hoy conocido por Pastos Blancos a mitad del camino entre Río Mayo y Alto Río Senguer, un trozo de hierro. Por las características asignadas debía ser un meteorito. Era objeto de respeto, veneración y ceremonial de parte de los tehuelches, únicos señores de esas tierras.
...
Según Escalada, los indios pensaban que ese “fierro” (el meteorito) era una mujer, la primera que salió de la gruta. No procedía de padres, era obra de Seecho.
Estaba dotada de poderes sobrenaturales y era señora y dueña de la tierra y de los animales y plantas que la poblaban.
Tenía un hijo, objeto de sus desvelos y su amor. Del padre no hablaban, aunque parece que existió.
Un día el zorro (personificación de la picardía y la maldad en los cuentos aborígenes), asustó a los demás animales, determinando un desbande general.
La mujer corrió desesperada por temor de perderlos. El hijo para seguirlos se convirtió en un hermoso potrillo blanco, y partió a todo correr. También la madre se convirtió en yegua blanca y salió desesperada, tratando de reunir su hacienda. Entonces el potrillo, su querido hijo, se ahogó en una laguna a la que se había acercado para beber. La dolorida madre volvió a la forma humana, para llorar y lamentar la pérdida irreparable. Recorría día y noche los páramos, sin comer y bebiendo en las lagunas saladas para morir, pero como la muerte no llegaba decidió emplear sus poderes mágicos. Tras un matorral de calafate, que protegía del viento, se transformó en un trozo de hierro. El trozo de hierro meteórico que los indios venerarían por generaciones y generaciones.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Visto y Leído: el lento declive de Las Plumas y El Mirasol

Hace varios días que tengo descuidado el blog. Entre el trabajo y la casa, con un inoportuno resfrío acompañado de fiebre de por medio, no he tenido tiempo para seguir escribiendo y mucho menos investigando. Sin embargo no quería dejar de compartir dos notas que leí hace un par de días en el diario La Nación. Se trata de las dos primeras entregas de una serie de notas sobre los pueblos que están desapareciendo lentamente en nuestro país. Me sorprendí, a mi pesar, con que los dos lugares que muestran la caída poblacional más importante (20%) están en Chubut. Se trata de las localidades de Las Plumas y El Mirasol, los únicos núcleos poblacionales en el departamentos Mártires. También aparecen Telsen y Gastre, en situaciones no tan comprometidas (8$ y 5%), pero también marcando una preocupante tendencia en la región centro-norte de nuestra provincia. Se barajan muchas explicaciones, que van desde la sequía y las cenizas, que afectaron seriamente a los campos, hasta la falta de oportunidades laborales en otro ámbito que no sea el del campo.

Las Plumas y El Mirasol, provincia de Chubut (Gentileza: La Nación)

viernes, 2 de noviembre de 2012

Un atardecer anaranjado

No recuerdo bien que edad tenía entonces. ¿Siete años? Quizás ocho… o nueve, no lo sé, pero fue durante mi niñez, cuando el mundo todavía era mágico y misterioso. Era una de esas cálidas tardes de domingo en Madryn, donde todo se hallaba en un estado (casi) de suspensión inanimada. No sé bien por que lo recuerdo como domingo, podría haber sido un sábado por la tarde, pero en mi memoria resuena la palabra domingo. El atardecer era de un color anaranjado casi irreal, con una gama de tonos ocres y amarillentos generada por las nubes en el horizonte. Yo estaba en la vereda, no se por que motivo, y mi madre rondaba cerca. Creo que esperábamos a mi padre. Enfrente de mi casa se alzaba la enorme barraca Lahusen, que permanecía cerrada y silenciosa, al igual que la distribuidora de Giménez (¿Era Giménez? Creo que sí…) y el edificio del Correo. El resto de la semana esos tres lugares tenían una actividad importante, que contrastaba fuertemente con su silencio dominical. En la vereda de mi casa el panorama era idéntico. Desde mi casa hasta la otra esquina, donde vivía la familia Kruse, todo estaba vacío y en silencio.

lunes, 22 de octubre de 2012

Alfa Centauri, ¿nuestro objetivo para el próximo siglo?

Me voy  salir un poco del cauce normal del blog, pero confieso que tengo debilidad con las noticias relacionadas con la investigación espacial. A no ser que antes de fin de año se dé a conocer alguna otra noticia impactante en el ámbito de la astronomía, la reciente confirmación de la existencia de un exoplaneta en la órbita de Alfa Centauri B es la noticia astronómica del año (sin desmerecer a Curiosity en Marte, que está dando lo suyo). Hasta ahora era bastante común enterarnos que descubrían nuevos exoplanetas orbitando estrellas muy lejanas. Lo impactante de este nuevo descubrimiento es que el sistema Alfa Centauri (que no es una, sino tres estrellas) es el más cercano a nuestro sistema solar. Es nuestro vecino "de al lado"... aunque eso signifique estar a 4,37 años luz de la Tierra, una distancia para nada despreciable. A modo de ejemplo, el vehículo espacial más veloz que ha sido lanzado fuera del Sistema Solar es la Voyager 1, que se mueve a 17,4 km/s, lo cual haría necesarios 76000 años de viaje para alcanzar Alfa Centauri. Pero bueno, a no decepcionarse, porque eso es lo que se pudo hacer con tecnología de la década del setenta, imaginense que se podrá hacer con la tecnología de las próximas décadas.

Imagen artística del exoplaneta recientemente descubierto en el sistema Alfa Centauri [La Ciencia de la Mula Francis].

miércoles, 17 de octubre de 2012

Hablemos del Nobel de la Paz

En lo que va de Octubre se han entregado los premios Nobel correspondientes a las disciplinas de Física, Química, Medicina, Economía, Literatura, y Paz. Los criterios de selección de cada uno de ellos escapan a mi conocimiento, y han sido cuestionados en una u otra ocasión. Sin embargo, por lo menos las primeras tres disciplinas son claramente científicas, y los galardonados están respaldados por una importante trayectoria, publicaciones, etc. En cambio en las otras tres las cosas son un poco más subjetivas, más aún en el Nobel de la Paz. Éste tiene un tinte más político, y si bien en muchas ocasiones se ha distinguido a personas que lo merecían con creces, en otras el criterio ha sido al menos discutible. Sin ir más lejos, en 2009 le dieron este premio a Barack Obama, lo cual generó mucha suspicacia, especialmente si tenemos en cuenta que se trata del presidente de un país que se ha caracterizado por estar en un estado permanente de guerra. Ni que hablar del reciente Nobel de la Paz 2012 para la Unión Europea, que ha dejado cabreados y/o desconcertados a más de uno en el Viejo Mundo.

domingo, 7 de octubre de 2012

Otro vistazo al Paso de Indios de los sesenta

Divagando entre los laberintos de mis carpetas de Windows, una maraña que crece con un supuesto orden que yo creo gobernar (y que no siempre es así), me encontré con otro par de fotos viejas de Paso de Indios. Las fotos, en general, inmortalizan momentos, lugares, y personas. Cuando se da el caso, como este, que corresponden a algún instante de la vida familiar del cual no tengo memoria (esencialmente por no haber nacido para ese entonces), las fotos tienen una carga nostálgica adicional. De esta manera, nombres como La Herrería, o establecimientos como la escuela con internado, evocan historias familiares y recuerdos que no son mios pero que están casi grabados en mi genética.

Escuela con internado de Paso de Indios (circa 1960).

El paraje donde hoy se asienta la población de Paso de Indios era antiguamente conocido como La Herrería. El nombre Paso de Indios en realidad corresponde al paso o vado sobre el río Chubut, a una decena de kilómetros de La Herrería. Por esas cuestiones de los usos y costumbres, el nombre pasó de un lado al otro. El primer asentamiento poblacional en la zona fue el paraje denominado Manantiales, donde había una posada, una oficina de registro civil, un destacamento policial, y una escuela (la Nº 130). Ésta última había sido inaugurada el 1º de Septiembre de 1937, en un pequeño edificio propiedad de Blas López, el propietario de los campos circundantes a Manantiales.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Una escapada a Bahía Cracker con un poco de historia

Hay un montón de lugares en Chubut, aparte de Madryn en sí mismo, que evocan ciertos momentos de mi niñez. Entre ellos están Puerto Lobos, Cerro Avanzado, Telsen, Talagapa, y un largo etcétera de parajes, de lugares con poca resonancia en lo que a turismo se refiere, pero en los que hay una partecita de mi pasado que se quedo enganchada. En ese largo etcétera se encuentra Bahía Cracker, una extensa playa cercana a Punta Ninfas y a la boca del Golfo Nuevo. El pasado mes de Enero me hice una escapada hasta allí, aprovechando unos días de descanso en Puerto Madryn, y aproveché a tomar algunas fotos. Luego, a la vuelta del viaje, no pude con mi genio, y me puse a buscar algo sobre la historia de aquel lugar. Bueno, me llevó bastante tiempo, pero no pude dedicarme de lleno a esto, así que ese es el motivo por el que recién publico esta nota ahora. Pero basta de palabrerío, vamos a los hechos.

Mapa de Bahía Cracker.

En primer lugar, ¿a qué se debe el nombre de Cracker? Es cierto que la toponimia chubutense esta plagada de nombres anglosajones, galeses, etc., Esto es lógico debido a la presencia de la colonia galesa, pero ¿por qué Cracker? Pues bien, no podría decir que tengo la explicación definitiva pero sí una que podría serlo. Podría tratarse del barco británico HMS Cracker, que visitó la colonia galesa en Abril de 1871 para verificar el estado general de los colonos. Por lo que pude leer, desembarcaron en la actual bahía Cracker, que hasta ese momento no tenía un nombre (más información sobre la visita de la HMS Cracker en Glaniad y la biblioteca nacional de Gales).

No es muy conocido el hecho que, y esto lo aprendí hace escasas semanas, las primeras fábricas argentinas de conservas de pescado para la exportación estuvieron radicadas en Puerto Madryn, en las décadas del diez y el veinte. Tuvieron una existencia más bien breve, de pocos años en el mejor de los casos, pero lograron elaborar productos de gran calidad. Según dice el doctor Italo Santiago Carrara en su libro "La industria de las conservas de pescado en la República Argentina" (1941):

"Según nuestros informes, en julio de 1911 establecióse en Puerto Madryn, territorio del Chubut, una pequeña fábrica de conservas que se denominó “La Primera”, propiedad de la firma Mardesich y Depolo. Comenzó esta fábrica sus actividades dos meses después, produciendo conservas preparadas con pejerreyes, con y sin espinas, en forma de filet, en escabeche, etc.
...
A los dos años de instalarse esta fábrica se tropezó con el primer grave inconveniente, emanado de disposiciones oficiales que redujeron su capacidad de producción y trabaron su desarrollo.
En efecto; las autoridades marítimas destacadas en la zona, prohibieron severamente el embarque de las conservas producidas por el establecimiento y, fundándose en la Ley Nacional sobre la pesca, del año 1885, prohibieron la captura de peces fuera de los límites del Golfo Nuevo.
Estas disposiciones atentatorias al rápido desarrollo de la industria en la zona patagónica, trajeron como consecuencia la extinción de los mediocres capitales empleados en la industria referida y, entre ellos, el de un saladero de bacalao argentino y de mero, establecido en Bahía Cracker."

Bahía Cracker. En primer plano se ven las ruinas del saladero, y al fondo Punta Cracker.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Si vamos a Marte, pasemos por Gastre o Leleque

Insisto que a veces no sé como llego a encontrar cosas como estas, pero en este caso la culpa fue de una entrada en el blog Eureka. Al final de la nota sobre los nombres de los cráteres lunares visitados por el rover soviético Lunojod 1, en una breve posdata se referencia al Gazetteer of Planetary Nomenclature para consultar cuestiones relacionadas con las características geográficas del Sistema Solar. Cedí a la tentación de darle un vistazo al enlace, y por curiosidad decidí utilizar la herramienta de búsqueda con algunos criterios de mi interés. Así fue como descubrí que hay unos 24 nombres de accidentes geográficos en el Sistema Solar que están relacionados con la Argentina. Hay científicos, escritores, ciudades y nombres aborígenes. La mayoría de estos hitos se encuentran en la Luna (10) o Marte (9), aunque hay algunas excepciones en Venus (3), Titán (1), Mercurio (1), y Gaspra (1). Sobre este tema ya traté algo en una entrada de algunos meses atrás, pero dedicada solo a los asteroides (ver "Como el mareógrafo de Puerto Madryn nos llevó al espacio exterior").


La Patagonia no se queda afuera de esta lista, aunque las citas son muy curiosas. Hay dos citas correspondientes a la provincia de Santa Cruz: (Puerto) Deseado, un cráter de 27 Km en Marte, y (lago) Cardiel, un lago de 22 Km de diámetro, asumo que de metano, en Titán. También hay dos citas relativas a ciudades del Chubut, ambas aplicadas a cráteres de Marte: Gastre y Leleque, cráteres de 7 Km y 8,4 Km de diámetro respectivamente. Ambos cráteres están ubicados en el hemisferio norte marciano, en una extensa región conocida como Arcadia Planitia.

viernes, 31 de agosto de 2012

Importaciones y exportaciones a través de los puertos patagónicos (1919-1932)


En el libro "La Patagonia y sus problemas", del coronel José María Sarobe (1935), encontré una interesante tabla comparativa donde se muestra la evolución del movimiento comercial en los puertos patagónicos en el período 1919-1932. El autor no provee las fuentes de esos datos, pero teniendo en cuenta que el libro fue escrito como parte de un concurso de trabajos profesionales del Ejército, estimo que tienen algún grado de veracidad, no tanto por el Ejército en si mismo, sino por pertenecer a un organismo estatal (bueno, esto último bien podría ser una contradicción, pero es un debate que creo ajeno a esta entrada).

Todos los montos están expresados en pesos oro ($oro). Entiendo, aunque tengo alguna que otra duda, que se refiere a los pesos argentinos de oro, monedas emitidas a fines del siglo XIX durante el gobierno de Julio A. Roca (Ref1-Ref2). Tanto en el caso de las importaciones como de las exportaciones, se excluye el movimiento de cabotaje. Los datos de las importaciones que se muestran empiezan en 1919, porque antes de ese año los puertos patagónicos eran puertos francos y no se llevaba un registro de aduanas.

Puertos patagónicos incluidos en el libro de Sarobe.


lunes, 27 de agosto de 2012

Medir el tiempo con estilo

Esta es una entrada un poco descolgada para este blog, pero es una pequeña colección de cosas curiosas que tienen que ver con el tiempo que terminó por tentarme a escribir estas líneas. Más que del tiempo se trata de como lo medimos, o mejor aún, de como visualizamos esa medición. Por eso es que decidido hacer una especie de Top 5 de relojes, que paso a enumerar sin mayores preámbulos:

5- El reloj de los colores: se trata de un original reloj para la PC creado por el diseñador Jack Hughes. La idea es representar la hora sobre un fondo de color que va cambiando a cada segundo, de acuerdo a la hora representada. En otras palabras, el color del fondo es el que corresponde a al representación hexadecimal de la hora actual. El reloj está disponible para descargar para distintas plataformas (Mac, Windows o Android).


The Colour Clock: Nótese el cambio de color de fondo al pasar el tiempo.

jueves, 16 de agosto de 2012

El muelle Piedra Buena, a través de los años

El muelle Luis Piedra Buena, a veces denominado como el "muelle viejo", cumplió 102 años el pasado Enero. Su figura internándose en las aguas del Golfo Nuevo acompaña a la ciudad desde aquellos tiempos donde había solo una decena de casas y una terminal de ferrocarril. Antes de su construcción hubo otro muelle, un poco más precario, ubicado unos 500 metros al norte, que fue desguazado poco tiempo después de la inauguración del Piedra Buena. Tengo entendido que se llamó muelle Roca, pero no tengo una referencia confiable a mano en este momento como para asegurarlo. Creo recordar que en mi infancia aún se podían adivinar los restos de pilotes de ese antiguo muelle, pero hoy en día no queda nada

En primer plano, el desaparecido muelle Roca (o de Guttyn Ebril, como también se lo conoce debido a que éste fue su constructor). Detrás se ve el muelle Piedra Buena en plena construcción. El puñado de casas a la derecha es Puerto Madryn. Se destaca el ferrocarril sobre el muelle Roca, y los barcos en rada. La foto la obtuve del grupo de Facebook Madryn Olvidado.
El muelle nuevo, como se lo llamó en su momento (ironías del destino, luego sería conocido como muelle viejo), fue construido para mejorar las operaciones de carga y descarga, e incorporaba entre otras cosas a un par de grúas. Fue habilitado al servicio público por decreto el día 3 de Enero de 1910, e inaugurado en forma oficial el día 11 del mismo mes. Al respecto, dice un breve artículo de la revista Caras y Caretas del 29 de Enero de 1910:

"El 11 del corriente se inauguró en Puerto Madryn el muelle nuevo, obra que facilitará mucho las operaciones de carga y descarga de los buques, tanto por las comodidades de atraque que ofrece, como por estar dotado de dos grandes guinches.
A la ceremonia asistió el gobernador del territorio y numerosos invitados de Rawson, Trelew y Gaiman. El muelle pertenece a la empresa del ferrocarril del Chubut, la cual repartió medallas conmemorativas. La fiesta estuvo muy animada, descollando un almuerzo campestre que se sirvió en la ribera y una reunión en el Hotel Nuevo."

Ceremonia de inauguración del muelle. Llama a atención la bandera del Reino Unido en primer plano [Fuente: Caras y Caretas (1910)].

miércoles, 8 de agosto de 2012

Visto y Leído: Curiosity ya está en Marte

Agosto comenzó con todo, cargado de compromisos y actividades. Es por ello que hace más de una semana que no puedo dedicarme a escribir. Pero no quiero dejar para el tiempo para citar algo que ocurrió el pasado lunes: la llegada del MSL (Mars Science Laboratory) a Marte, o para ser más preciso, el amartizaje del vehículo de exploración (rover, en inglés) Curiosity

Marte, visto por el telescopio espacial Hubble [Fuente Wikimedia].

La noticia ha sido cubierta ampliamente, aunque con calidad dispar, en todos los medios, y por supuesto, en la blogósfera. Que un robot haya llegado a Marte no es una novedad, porque se ha enviado una treintena de aparatos desde la década del 60, aunque con una cifra nada desdeñable de fracasos (en esto lo rusos tienen el primer puesto). La novedad en este caso es la envergadura de la misión. El vehículo Curiosity tiene un tamaño y una masa similar a un mini Cooper, y carga con 75 Kg de instrumental científico. Para tener una idea, el Sojourner, que formaba parte de la misión Mars Pathfinder (1997) apenas pesaba 10 Kg en total, y los conocidos Spirit y Opportunity (2004) pesaban 180 Kg con unos 10 Kg de instrumental. Otro de los aspectos tecnológicos más importantes fue la maniobra de amartizaje, que a diferencia de las misiones anteriores, se realizó con una combinación de un paracaídas y una grúa con retropropulsores. Fue todo un prodigio de la ingeniería, y en cierta forma, podría decirse que también una obra de arte.

Imagen artística del descenso de Curiosity, con la grua equipada con retropropulsores [Fuente: NASA]

viernes, 3 de agosto de 2012

El Terror

La primera palabra que se me viene a la mente al pensar en el libro de Dan Simmons es Frío. Quizás es la casualidad de que este invierno ha sido uno de los más fríos de la última década, pero mucho me temo que si lo hubiese leído en pleno Enero (siempre refiriéndome al hemisferio sur) la sensación hubiese sido la misma. Es frío lo que se siente al ponerse en la situación de los hombres de la expedición de Sir John Franklin, que desapareció mientras buscaban el paso del noroeste, una vía para pasar del Atlántico al Pacífico sin tener que ir hasta el Cabo de Hornos. Esta expedición pasó a la historia no por hallar esa de vía marítima (de hecho, no la encontraron), sino por desaparecer. Zarparon el 19 de Mayo de 1845 de Inglaterra, y después del último contacto con un barco ballenero, el 28 de Julio de 1845, nadie volvió a verlos. Lo poco que se sabe de la expedición se ha podido reconstruir con el paso de los años, gracias a una nota hallada en un mojón, y a algunos restos desperdigados por la Isla del Rey Guillermo. La expedición estaba compuesta por dos barcos, el Erebus y el Terror (hay que ponerle ese nombre...), y por 129 tripulantes. Soportaron tres inviernos congelados, uno en la relativamente reparada bahía de la isla de Beechey, y otros dos en algún lugar al noroeste de la isla del Rey Guillermo.


sábado, 28 de julio de 2012

¡Feliz 28 de Julio! Mientras tanto, sigo dándole vueltas al nombre de Madryn

El 28 de Julio de 2012 se conmemora un nuevo aniversario, el Nº 147, del arribo de los colonos galeses a las costas del Golfo Nuevo, en la actual Puerto Madryn. La gesta galesa, sobre la cual se ha hablado/escrito largo y tendido (y seguirá corriendo tinta sobre el tema, sin dudas), fue un ejemplo de colonización pacífica, con una convivencia armoniosa con los aborígenes autóctonos, los Tehuelches. Después de los fallidos intentos de colonización de Simón de Alcazaba (hace rato que quiero dedicarme a este singular personaje) y el fuerte San José, fue el inicio de la efectivización de la soberanía argentina en Chubut. Si bien la historia de los galeses izando la bandera azul y blanca es discutible (ver Fondebrider y Dumrauf), a través de ellos fue que la Argentina comenzó a ejercer su soberanía en forma práctica.

El 28 de Julio es también el aniversario de la fundación de Puerto Madryn, aunque en la práctica no hubo una población estable hasta 1886, cuando se comienza con los trabajos del ferrocarril central del Chubut. Por eso, creo que esta es una buena fecha para seguir hurgando un poco más en la historia del nombre de nuestra ciudad. Hace un tiempo publiqué un artículo sobre el castillo galés del mismo nombre, en donde dije que el castillo "originalmente fue la casa de la familia Madryn, dinastía muy antigua cuyas raíces llegan hasta el siglo XI". Pues bien, parece ser que el nombre Madryn, al menos, es mucho más antiguo, del siglo VI. Así lo pude comprobar en algunos libros del siglo XIX, como The Cambrian biography (1803), de William Owen Pughe, Transactions (1822), de la Cymmrodorion society, y A biographical dictionary of eminent Welshmen (1852), de Rob Williams.

Fragmento del Transactions, donde se cita la vida de Madryn.
Partiendo de las fuentes citadas, y buscando información en algunos sitios dedicados a la historia antigua de Gales, pude averiguar un poco más sobre el origen del nombre. Madryn era la mayor de las hijas del rey Gwrthevyr (en inglés, Vortimer the Blessed), y nació aproximadamente en el año 440(DC). Es probable que su nombre sea una variación del nombre de una diosa Romano-Británica, Matrona. Madryn se casó muy joven con el principie Ynyr, descendiente del Emperador Magnus Maximus, y juntos gobernaron el Reino de Gwent (actualmente el condado de Gwent, en el sureste de Gales) después de la muerte de su padre.

Santa Madryn [Fuente: Wikipedia]

martes, 24 de julio de 2012

Bahía Sin Fondo cumple su segundo año

Sí, hace dos años empecé este proyecto-afición, sin una noción demasiado definida de para donde rumbear. La idea originalmente se me ocurrió varios meses antes, pero la fui postergando porque temía que se convirtiese en una pérdida de tiempo, en un entretenimiento pasajero y nada más. Pero bueno, teniendo en cuenta el tiempo de existencia de Internet, y en particular, de los blogs, podría decir que Bahía Sin Fondo ha dejado de gatear y está caminando con bastante seguridad. Todavía está en la infancia, como mucho asomando a la pre-adolescencia, pero me siento conforme con el camino recorrido. Hubo vaivenes, meses de alta producción y otros muy pobres. Las notas fueron de calidades dispares, pero de a poco la temática se va acotando y las notas van convergiendo.

Una comparación muy superficial con algunos de mis blogs favoritos me deja en un escalón muy bajo, pero bueno, por algo son mis blogs favoritos: tienen años de existencia y una edición consolidada. Lejos estoy de Tecnología Obsoleta, con unos 1600 artículos en unos 7,5 años, de La Ciencia de la Mula Francis, con 2725 artículos en 4,5 años, o Eureka, con 3126 artículos en 8,5 años. Ni hablar de Microsiervos, que con más de 30 artículos promedio por semana y diez años en Internet se escapa de cualquier cálculo. Bahía Sin Fondo, con unos 135 artículos en 2 años es apenas un suspiro comparado con aquellos (Microsiervos publica esa misma cantidad en un mes, y La Ciencia de la Mula Francis en tres), pero me conformo con este ritmo pausado que es sostenible en el tiempo. Hoy por hoy Bahía Sin Fondo es una afición, un pasatiempos en el cual vuelco inquietudes personales e investigaciones (muy) amateur, pero la verdad es que el trabajo y la familia insumen la mayor parte de mis horas, por lo que dedicarle más tiempo al blog es impensado en el corto plazo. Pero al menos estoy tratando de enfocar mis esfuerzos y publicar mejores notas, bien documentadas, y aportar algo de material original. A veces caigo en la tentación de repetir alguna que otra cosa que veo en otro lado, pero desde hace un tiempo ya que estoy enfocándome en cosas inéditas, originales, o al menos que tengan un aporte personal (pequeñito, pero aporte al fin)

Bahía Sin Fondo comienza su tercer año. Tengo un montón de material durmiendo en mi PC, desde ideas muy verdes que consisten en un único título, hasta artículos a medio redactar que están a la espera de una imagen, una referencia, o un poco de paciencia para depurar la escritura. Creo que con el tiempo los temas predominantes en el blog van a ser los relacionados con la Patagonia, pero, fiel a mi espíritu un poco caótico y procrastinador, seguirán apareciendo notas de temas diversos, como ciencia, tecnología, espacio, y curiosidades. Por ahora solo me resta decirles gracias a todos los que visitan Bahía Sin Fondo cada tanto, a todos lo que lo enlazaron a sus sitios, y a todos los que comentaron las notas. Los invito, una vez más, a zambullirse en las aguas de la mítica Bahía Sin Fondo, en busca de cosas inesperadas.

Hasta siempre

martes, 17 de julio de 2012

El ferrocarril transpatagónico sigue esperando

Hace unos meses que tengo pendiente retomar el tema de los ferrocarriles en Argentina. Por una cosa u otra lo he ido dejando para después, no por falta de interés, sino porque otras cosas se fueron posicionando en su lugar. También es cierto que tengo cierta tendencia a la procrastinación, lo cual no me ayuda mucho. Pero bueno, de la mano de algunas conversaciones casuales, decidí sentarme de nuevo con este tema, así que ahí vamos.

El ferrocarril argentino comenzó a rodar allá por la segunda mitad del siglo XIX. Evolucionó rápido, de la mano de la inmigración y la explotación agrícola-ganadera. Así, en unas pocas décadas, el país pasó de tener ninguna línea férrea a tener un tendido que igualaba a varios países de Europa

Evolución de la red ferroviaria nacional entre 1870 y 1910 [Fuente: Educ.ar]

Superposición del tendido ferroviario argentino sobre el mapa de Europa, extraído de la Revista Geográfica Americana (1948)

miércoles, 11 de julio de 2012

Las obras completas de H.P. Lovecraft

Hace unos días terminé de leer el tercer tomo de las obras completas de Howard Phillips Lovecraft (de Editorial Diada), después de una pausa de un par de años. Los dos primeros los había comprado juntos, pero tardé en conseguir el tercer tomo en forma individual, en todos lados insistían en venderme el lote completo. Anécdotas al margen, hablar de Lovecraft es hablar de pesimismo, de miedo, de horror, y finalmente, de desesperanza. Para los que somos lectores asiduos de esa mal (e injustamente) reputada temática de la literatura encuadrada como Terror – Horror – Fantástica, el nombre H.P. Lovecraft surge desde temprano, desde las primeras lecturas. Junto con su predecesor, E.A. Poe, y su homólogo moderno, Stephen King, componen una trilogía de autores que se han convertido en inevitables. No son iguales, y sus relatos se ambientan en diferentes épocas, pero cada uno toca las fibras del miedo más atávico de una forma única. Convengamos que leer Lovecraft no es como leer a King, el cual logra que te involucres con cada uno de sus personajes, y sientas verdadera tristeza cuando les pasa algo malo. Tampoco es como leer a Borges, donde la prosa culta y puntillosa del escritor no muestra ninguna grieta. Los personajes de Lovecraft son bastante simples, sabemos poco de ellos en la mayoría de los cuentos. Sus relatos están llenos de lugares comunes y se nota en cada trazo donde se encuentra el autor, con su veta temerosa, prejuiciosa, y muy pesimista. Sin embargo, sus relatos terminan envolviéndote en un manto oscuro, pesado, ominoso, que siembra la semilla del  miedo en lo profundo de tu ser. Lovecraft no pudo escapar a sus fantasmas, a los fantasmas de todos los días, y los volcó en una serie espantosamente terrorífica de relatos. En el mundo literario de Lovecraft, tanto como en su propia vida, no hay lugar para el optimismo ni para los finales felices. Los personajes cuentan las historias desde la óptica de la angustia, bordeando la locura o en un acto final previo al suicidio. Todo empieza y termina mal, y los personajes a lo sumo aspiran a sobrevivir de casualidad y finalizar sus existencias escondidos y en las sombras. Como un reflejo de su propia vida, que tan detalladamente se describe en la introducción del libro (acertadamente llamada “He sido siempre un extraño”), los relatos de Lovecraft hablan del miedo a lo desconocido, del miedo a aquello que no se entiende, del miedo a lo que cambia para nunca más volver a ser igual.


sábado, 7 de julio de 2012

Un extraño mapa de una Sudamérica que no fue

Vuelvo al blog después de un receso de casi dos semanas por motivos variados (e incorrelados), desde lo laboral hasta lo doméstico y alguna cuestión médica entre medio. Tengo una pila de material que quiero volcar al blog, pero entre tanta interrupción no puedo dedicarle el tiempo necesario como para procesar todo y escribir algo decente. Por eso es que esta breve entrada la voy a dedicar a una cosa sobre la que no he podido hallar mucha información. Se trata de un extraño mapa de Sudamérica que anda dando vueltas por mi PC desde principios de este año. Lo hallé, como en otras ocasiones, de forma casual mientras buscaba información sobre viajeros y exploradores en la Patagonia a principios del siglo XX. En la revista Electroneurobiología del año 2007 aparece un artículo dedicado a Christofredo Jakob y su travesía científica a Tierra del Fuego en el año 1923. Christofredo Jakob era un científico alemán nacionalizado argentino que fue uno de los pioneros en el área de las neurociencias en Argentina, pero además realizó investigaciones en otras áreas, como la biología general, antropología, paleontología, filosofía, etc. En el artículo de la revista, donde se describe el viaje de Jakob en el vapor Cap Polonio, y se reproduce parte de su trabajo original de aquella época, aparece el mapa que da motivo a esta entrada:

Mapa francés del año 1918, basado en las ideas de Otto Tannenberg sobre un estado independiente germano-americano [extraido de la revista Electroneurobiología].

domingo, 24 de junio de 2012

El cuadrado mágico de Durero

Una curiosidad que me llegó por correo electrónico y que me gustó para compartir en el blog, porque combina arte y matemáticas (¿acaso la matemática no es un arte en si misma?). Se trata de un grabado del artista renacentista Alberto Durero (1471-1528), titulado Melancolía. Fue realizado en el año 1514, y se caracteriza por tener una iconografía compleja que ha suscitado diversas interpretaciones. Actualmente se encuentra en la Biblioteca Nacional de Francia.

Melancolía, de Alberto Durero (en alemán: Albrecht Dürer).

domingo, 17 de junio de 2012

La tumba de R. H. Sholl

En Mayo de 1826 zarparon de Plymouth dos buques del Almirantazgo Británico, el HMS Adventure y el HMS Beagle, con el objeto de inspeccionar las costas meridionales de América del Sur. En ese primer viaje no se encontraba Darwin, que se incorporaría cinco años después, en el segundo viaje del Beagle (el más famoso). El Adventure iba al mando del comandante Phillip Parker King, mientras que el Beagle estaba bajo el mando del comandante Pringle Stokes. Éste último se suicidaría en agosto de 1828, antes de finalizar el viaje, y su puesto sería ocupado luego por el célebre teniente Robert Fitz-Roy. Sin embargo, antes de este suceso, ocurriría otro deceso en suelo patagónico. El guardiamarina R.H. Sholl, del Adventure, fue promovido a teniente del Beagle en Septiembre de 1826, en reemplazo del teniente E. Hawkes y a pedido del capitán King. Su carrera en este buque sería corta, de acuerdo a lo que dice la bitácora del Beagle:
"Domingo, 20 de Enero, 2:45pm: El Teniente Sholl ha dejado de existir.
Lunes, 21 de Enero, 8:40 pm: El capitán fue con el cúter a buscar un lugar conveniente para enterrar el cuerpo del fallecido.
11.15: Los oficiales y marineros fueron en el Yawl (nota: una especie de velero) para enterrar el cuerpo del fallecido.
16:50: El Yawl regresó con los oficiales.
A las 6 el Capitán regresó en el cúter."

Después de este suceso, el Beagle continuó su camino por la costa atlántica de la Patagonia, reencontrandose con el Adventure en Puerto Hambre (cerca del actual Punta Arenas). Allí el capitán King se enteró de las malas noticias:
"A la llegada del Beagle se nos informó de la muerte del teniente Robert H. Sholl, después de una enfermedad de diez días. Sus restos fueron enterrados en el Puerto de San Julián, donde se construyó una lápida en su memoria. La muerte de este excelente hombre joven afectó a todos sus amigos, y en especial a mí. Fue designado para la expedición, como guardiamarina, exclusivamente a causa de su carácter. Durante el viaje desde Inglaterra, ayudó a salvar la carga de un buque, que quedó varado en Puerto Praya, y en nuestra llegada a Río de Janeiro, el Comandante en Jefe le dio un cargo de teniente vacante a bordo del Beagle: un compromiso que, hasta el momento de su lamentada muerte, cumplió fervorosa y honrosamente." - Voyages of the Adventure and Beagle, Volume I – King, P. Parker (1838)

Sobre la muerte de Sholl, no se sabe exáctamente que fue lo que le sucedió, más allá de los referidos "diez días de enfermedad". Hay quienes dicen que se debido a algún tipo de accidente producto de un encallamiento del Beagle, pero el único testimonio de un evento de ese tipo es del 31 de Enero del año anterior, según la bitácora del barco.

Vista parcial de la Bahía de San Julián, desde Punta Tumba (Enero 2012).

jueves, 7 de junio de 2012

El progresista Puerto Madryn de 1910

El título, sin el año, lo tomé prestado de un viejo artículo de la revista Caras y Caretas, el Nº 595 del 26 de febrero de 1910. En dicha edición, que entre otros temas trata sobre las inundaciones en París, la actualidad de la alta sociedad en Mar del Plata, o el carnaval de Río de Janeiro, hay un breve capítulo titulado "El progresista Puerto Madryn". Las fotos que ilustran dicho artículo son más o menos conocidas para los que son (somos) aficionados a la historia de la ciudad, pero confieso que un par de ellas fueron una completa novedad para mi.

Vista de Puerto Madryn, mirando hacia el sur. Lo que se ve en primer plano parecen ser los galpones del ferrocarril.

El artículo es muy breve, y dice así:

"Ahora que está de moda el Sud, unos datos sobre Madryn, actualmente el mejor puerto patagónico.
Grandes penurias pasaron sus primeros pobladores, pero felizmente ya han resuelto el problema. El agua dulce y el pan, indispensables á todo hombre civilizado, escaseaban de tal modo, que muchas veces tuvieron que pasarse sin la primera, no siendo poca fortuna cuando podían sustituir con dura galleta el segundo. No había más agua dulce que la que conducía en un tanque, desde Trelew, —70 kilómetros de distancia, — el ferrocarril local. En cuanto á la galleta, la llevaban los buques del estado, que pasaban por allí cada tres meses, cuando pasaban. Respecto de tales dificultades, puede dar idea lo que acontece aún en Comodoro Rivadavia, donde todavía no se ha conseguido resolver el problema del agua dulce, habiéndola pagado estos días los vecinos á veinte centavos el litro.
Cuenta ahora Puerto Madryn con un pozo de agua dulce situado en el centro del pueblo. Para la limpieza se utiliza el agua salada, la cual se distribuye al vecindario por medio de cañerías. En cuanto al pan, no faltan actualmente las panaderías.
El ministro de agricultura opina que los individuos pertenecientes á pueblos habituados al confort no se adaptarían á la vida del Sud. Si el ministro tiene razón en algún caso, será siempre que no se refiera á los alemanes y á los ingleses. En Puerto Madryn hay muchos pobladores de estas dos nacionalidades, y en las calles es común oír hablar sus idiomas respectivos."

martes, 5 de junio de 2012

Algunas noticias sobre energías renovables en Argentina

La cuestión energética está en el tope de las prioridades en todo el mundo, y nuestro país no es la excepción. Las fuentes tradicionales de generación de energía están llegando al límite, y el consumo no para de crecer. En Argentina casi no quedan grandes ríos por explotar, a excepción del Santa Cruz, donde se está por emprender una obra de gran magnitud pero que aún demandará algunos años más (ver Condor Cliff / La Barrancosa). Por otro lado tenemos a la (siempre a punto de inaugurarse) central atómica de Atucha II, que debería aportar una potencia de 745 MW al sistema interconectado nacional. Si bien la energía nuclear no es precisamente de las más populares, hay que reconocer que en el mediano plazo es improbable que puedan reemplazarse.

La generación de energía mediante fuentes renovables en Argentina ha comenzado a dar sus primeros pasos sostenidos en el tiempo, y hoy en día hay varios proyectos en marcha en todo el país. Me sorprendió gratamente ver en la página web de Enarsa la cantidad de proyectos de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, tales como centrales eólicas, solares fotovoltaicas, biogás, y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (PAH).

Programa GENREN 1 de generación a partir de fuentes renovables. Notese que el mayor porcentaje, en términos de potencia, lo comprenden los generadores eólicos [fuente: Enarsa]

Cartel anunciando la obra de los parques eólicos Rawson I y II, en Julio de 2011. Actualmente ya está funcionando el parque Rawson I.

martes, 29 de mayo de 2012

Noticias del ayer: El pozo Nº 128 en la Popular Mechanics de Septiembre de 1921

Curioseando en Google Books me encontré con ediciones antiguas, de los años '20 y '30, de la revista Popular Mechanics (Mecánica Popular, para los que estamos por estas latitudes). Después de mirar un poco al azar y hacer alguna que otra búsqueda de palabras claves, me encontré con un muy breve artículo que quiero transcribir aquí. Se trata de una noticia aparecida en Septiembre de 1921, en el Vol. 36 de Popular Mechanics. En la página 373 se puede leer lo siguiente (perdonen si la traducción no es muy pulida):
POZO DE PETRÓLEO EN LA PATAGONIA EMANA 1.300 BARRILES POR HORA
Situado en una de las partes más desoladas de la costa este de la Patagonia, a unas 1000 millas al sur de Buenos Aires, se encuentran los campos petrolíferos de Comodoro Rivadavia. El petróleo fue descubierto en 1907 por los ingenieros del gobierno argentino, cuando estaban perforando en busca de agua. Inmediatamente el gobierno estableció una reserva fiscal de 12.300 hectáreas, donde se han desarrollado los campos de petróleo de forma tan extensiva que en la actualidad hay 90 pozos en operación y 15 más están siendo perforados. La producción, el año pasado, fue 1,54 millones de barriles. El 18 de febrero de este año fue perforado un pozo excepcional, que produjo 1.300 barriles por hora durante varios días, hasta que fue puesto bajo control. Los pozos están designados por números, y este en particular se conoce como Nº 128. Antes de que el desbordamiento estuviese bajo control, el petróleo se había extendido sobre el suelo adyacente, formando estanques y piscinas, y en un punto que se encauzó en una zanja, donde se veía como un canal de riego (la palabra utilizada en el original es "Millrace", algo así como el cauce de agua de un molino).
Arriba: El petróleo desbordando de un pozo de petróleo en los yacimientos petrolíferos de la Patagonia, después de haber sido encauzados en una zanja. Abajo: Vista de los yacimientos petrolíferos de Comodoro Rivadavia en la Patagonia, que muestra en primer plano una perforación reciente desbordando, y formando estanques en la tierras bajas adyacentes: el desbordamiento fue a razón de 1.300 barriles por hora.

jueves, 24 de mayo de 2012

Visto y Leído: El Proyecto Andes

Hace unos días me enteré de un interesante, y ambicioso, proyecto científico a desarrollarse en Sudamérica, más precisamente entre Argentina y Chile. Encendí la radio y escuché al conductor de un programa periodístico local despidiendo a su entrevistado, cuyo nombre no alcancé a registrar, y haciendo un comentario muy escueto sobre lo hablado. Decía algo de un proyecto binacional de investigación de física a realizarse en la cordillera de los Andes. La curiosidad me pudo, y con esa mínima pista me largué a buscar, Google mediante, y pude encontrar la información de dicho proyecto. Se trata del Proyecto Andes, un Laboratorio de física entre Argentina y Chile, que se emplazará en la zona donde se va a ejecutar el Túnel de Agua Negra. El túnel de Agua Negra es un proyecto para mejorar el tráfico de bienes y personas entre Argentina y Chile, e indirectamente Brasil, ya que permitiría una comunicación más fluida entre los puertos de éste país y los del Pacífico. En realidad no se trata de un único túnel sino de dos, uno de ida y uno de vuelta, de 13,8 Km de longitud y 12 metros de diámetro cada uno, separados entre sí por 90 metros e intercomunicados cada 500 metros.

Vista satelital del paso de Agua Negra, y el trazado de futuro túnel (en color azul).

lunes, 14 de mayo de 2012

Visto y Leído: Un avión de la Segunda Guerra Mundial en el Sahara

En la edición del diario La Nación del pasado 12 de Mayo me encontré con el artículo "Un avión británico de la Segunda Guerra Mundial fue hallado 70 años después en el desierto del Sahara". Según dice la nota, un trabajador de una compañía petrolera polaca halló en el desierto de Sahara, más precisamente en Egipto, un avión británico de la Segunda Guerra Mundial, que se estrelló hace 70 años. Gracias al buen estado de conservación del aparato, se pudo identificar que se trata de un Curtiss P-40 Kittyhawk, y lo más increíble, quién fue su piloto. Se trataba de Dennis Copping, un joven piloto de 24 años que tenía paradero desconocido desde junio de 1942.


El avión tiene señales de haber sido tiroteado mientras se dirigía a una base militar en Egipto, pero parece ser que Copping sobrevivió al accidente. No obstante es muy probable que decidiese andar por el desierto y falleciera en el camino. Hay señales indican que montó una especie de tienda de campaña o de toldo con el paracaídas, e incluso la radio estaba desmontada, junto a unas baterías, lo que parece indicar que intentó hacerla funcionar.

sábado, 12 de mayo de 2012

Un espejo en un bar

Una ráfaga de viento otoñal levantó hojas marchitas del suelo, y las ramas de los árboles susurraron en su lengua milenaria.

- Mire que he visto cosas increíbles, pero ninguna como esa – dijo el extraño de pelo largo. Su boca esbozó un tímido amago de sonrisa, y las innumerables arrugas de su rostro se plegaron con arabescos caprichosos.

Intenté responder, pero no se me ocurrió que decirle. Había aparecido de la nada, a la vuelta de un eucalipto, en el medio de la plaza San Martín. Sin mediar saludo ni gesto parecido, se me acercó y empezó a hablar. Lo había tomado por un borracho, pero no hablaba ni se comportaba como tal. Más bien parecía un loco.

- Se lo voy a contar. No se preocupe, no voy a robarle demasiado de su preciado tiempo – dijo el hombre, y sacó un habano de uno de los bolsillos de su abrigo.

- Señor, no quiero ser grosero, pero estoy apurado y... - dije, sin saber que mentira contarle. No tenía ningún apuro, era solo otra de mis caminatas por la ciudad.

El hombre frunció apenas el ceño y me miró fijamente. Le dio una larga calada a su habano y volvió a forzar una tímida sonrisa.

- No se preocupe, voy a ser breve. -

domingo, 6 de mayo de 2012

El Codex Sinaiticus y otros manuscritos increibles

Como buen amante de los libros, diarios, y mapas viejos, me pareció interesante compartir este enlace sobre algunos libros muy antiguos. El primero de ellos se trata del Codex Sinaiticus (Códice Sinaítico), un manuscrito de la versión griega de la Biblia escrito en scriptio continua (es un estilo de escritura en el que no se utilizan espacios para separar las palabras) entre los años 330 y 350 de nuestra era. El Codex Sinaiticus es uno de los manuscritos de mayor valor para la crítica textual del Nuevo Testamento en su versión griega, junto con el Codex Alexandrinus y el Codex Vaticanus. Pero lo más interesante, por lo menos lo que me indujo a escribir esta breve entrada, es que está disponible en la web, con acceso libre, permitiendo así que los estudiosos del tema puedan acceder a los originales. En el proyecto de digitalización han participado varias empresas y organizaciones, además de las cuatro poseedoras de los originales (el Codex Sinaiticus está fragmentado en cuatro partes desiguales).

Libro de Josué, del capítulo 12, verso 2, hasta el capítulo 13, verso 10 (Codex Sinaiticus).

jueves, 26 de abril de 2012

Estación astronómica austral Félix Aguilar

En el medio de la meseta patagónica, en uno de esos rincones apacibles y hermosos del sur, se encuentran los restos de un proyecto científico abandonado. En Santa Cruz, a mitad de camino de las ciudades de El Calafate y El Chaltén, y a unos 500 metros del río La Leona, se encuentran los restos de lo que una vez fue el Observatorio Austral "Félix Aguilar" (-49º 50' 40.7", -72º 2' 8.7")

Imagen satelital obtenida con el Google Maps, donde se aprecia la cúpula del observatorio (centro) y las instalaciones para el personal.

En 1934 el Ingeniero Félix Aguilar, por entonces director del Observatorio Astronómico de La Plata, propone establecer una estación astrométrica en la zona sur del país, con el objeto de llevar adelante mediciones fundamentales de las estrellas próximas al Polo Sur celeste en condiciones ventajosas. Esta estación recién pudo concretarse dos décadas después, en enero de 1951, y fue inaugurada oficialmente el 10 de noviembre de 1960, durante la Reunión Internacional sobre "Problemas de Astrometría y Mecánica Celeste", realizada en La Plata y La Leona (7-10 de noviembre de 1960). Se la denominó "Observatorio Austral Félix Aguilar" en homenaje a su mentor, y la inauguración se realizó mientras el Dr. Cesco se hallaba al frente de la dirección del observatorio de La Plata.

La estación astronómica, planeada como una instalación permanente para la observación de las estrellas fundamentales que conformarían los catálogos, estaba compuesta por la cúpula que albergaba el instrumento principal (círculo meridiano), una casa para los astrónomos, una caballeriza, y una barraca. En lo que respecta al instrumento principal, en primer lugar se instaló el círculo meridiano Repsold de 160 mm que el Observatorio de La Plata tenía en préstamo del Observatorio de Lick, Universidad de California (era del año 1883). Dicho instrumento fue directamente al Observatorio Austral desde los Estados Unidos, pero fue retirado poco después del acto inaugural, por tener deficiencias. Parece ser que estaba sin uso desde 1932 y necesitaba ser reparado. Al paraje de La Leona se terminó por enviar un círculo meridiano Repsold de 190 mm, de 1907, que estaba en uso en el Observatorio de La Plata. Fue instalado en 1961 por el mecánico Herbert Glinschert y ajustado por el Dr. Slaucitajs, y a partir de entonces se pudo comenzar con la campaña de mediciones.

Vista del complejo del observatorio. A la derecha se aprecia la cúpula, y al centro se divisa parte de la casa de los astrónomos [Enero 2012].

martes, 17 de abril de 2012

De Titanics y números crueles

Como es bien sabido, el pasado 15 de Abril se cumplieron 100 años de la tragedia del Titanic, que se hundió tras chocar con un tempano en su viaje inaugural, entre Southampton y Nueva York. La historia es bien conocida por casi todos, y si no, basta con dar un vistazo a History o Discovery en estos días y se van a hartar de ver documentales sobre el Titanic. Por supuesto, siempre podremos recurrir a la película de James Cameron, aunque con haberla visto una vez me basta.

La historia del Titanic está llena anécdotas, misterios, mitos y verdades: que si era insumergible, que si los botes salvavidas eran suficientes, que esto, lo otro, etc. Lo que es concreto e innegable es que se hundió, y que en el accidente perecieron unas 1500 personas. Sin duda es un número tremendo, una tragedia enorme. Recordemos que en el atentado de las Torres Gemelas murieron unas 3000 personas (y estamos hablando de dos aviones y dos edificios abarrotados de gente), y que el peor accidente de aviación de la historia se cobró 583 víctimas (ver el Desastre de Tenerife). Sin embargo, y lamentablemente, por la cantidad de vidas humanas, la tragedia del Titanic no fue el naufragio con mayor cantidad de víctimas mortales. Hace unos meses encontré por casualidad un artículo de la Wikipedia donde se muestra una lista de naufragios, ordenada según el número de víctimas mortales. La idea de ordenar la lista por número de víctimas tiene un cierto tinte morboso, pero no es eso a lo que apunto. Al revisar la lista se puede ver que el Titanic ocupa el 16º puesto. Es cierto que catorce de sus predecesores fueron barcos civiles o militares hundidos durante el curso de alguna guerra, lo cual los convierte en una masacre en lugar de un accidente. La única excepción es el MV Doña Paz, un ferry filipino que se hundió tras colisionar con el petrolero MT Vector, el 20 de diciembre de 1987, dejando un saldo de 4341 muertos. Aún así, el MV Doña Paz ocupa el puesto 7º en esta lista.

sábado, 14 de abril de 2012

La chata Nº13 de la Swift

En las afueras de la ciudad de San Julián, provincia de Santa Cruz, se hallan las ruinas de lo que fue un importante frigorífico y matadero de la compañía Swift. Cerró a fines de la década del sesenta, y hoy quedan unas ruinas silenciosas que todavía impresionan. Al respecto, en el portal de San Julián se dice que "El (frigorífico) Swift es un testigo y un claro ejemplo de la historia económica Argentina. Hasta los ladrillos para su construcción fueron traídos desde Inglaterra, y toda su producción se embarcaba con destino a Gran Bretaña. En esta tierra llevábamos adelante la producción primaria, para que capitales extranjeros los industrialicen y los exporten".

Imagen satelital del emplazamiento de la Swift, sobre la ría de San Julián.

Vista general de las ruinas del frigorífico Swift (Enero 2012).

martes, 10 de abril de 2012

Visto y leído: el día del investigador científico

El 10 de Abril es, en Argentina, el día del investigador científico. La fecha fue elegida en homenaje a Bernardo Houssay (1887-1971), médico y farmacéutico argentino, y primer premio Nobel latinoamericano. Houssay fue uno de los fundadores, y el primer presidente, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Entre las notas o referencias a este día que se publicaron en los diferentes medios de comunicación nacionales, la que me pareció más interesante fue la publicada por el Diario Digital de Santa Fe. Allí publican una entrevista a la investigadora Raquel Chan, de la UNL, de la cual extraigo el siguiente fragmento:
“Es una profesión que implica estar preparado para el fracaso de manera continuada, consideró la especialista tras ser consultada sobre las implicancias del trabajo que realizan a diario los científicos. Nuestro trabajo se basa en la metodología científica, justificó y sintetizó: Creo que es una profesión que implica fracasar y levantarse muchísimas veces.”

Es un resumen muy certero de lo que significa el trabajo científico. La mayor parte del tiempo el investigador está detrás de alguna pista falsa, o incompleta, y el fruto de muchos de sus trabajos es descubrir que la hipótesis propuesta estaba mal, o no explica lo que se quería explicar, y un largo rosario de contratiempos similares. Alguna vez, hablando con un amigo, le dije que al escribir mi tesis de doctorado, que representaba el resumen de cuatro años de trabajo, no incluí una enorme cantidad de trabajo teórico y experimental que simplemente no sirvió. Por lo tanto, existe una especie de "No-Tesis" que nunca fue escrita (y probablemente nunca lo será), donde están todos esos fracasos parciales, esas premisas equivocadas, esos callejones sin salida, que fueron delimitando los límites de mi investigación. Creo no equivocarme si afirmo que esa situación se repite con cada tesis de posgrado, con cada proyecto de investigación, con cada artículo que se publica.

Es inevitable, e incluso deseable, la existencia del fracaso. Es parte del trabajo, no es necesariamente tiempo perdido, sino que es tiempo empleado en aprender, en mejorar el entendimiento del área o áreas que nos competen. Así que, como diría Borges, "El éxito y el fracaso son dos impostores", por lo que no queda otro camino a seguir que el del trabajo y la perseverancia. Aprovecho la ocasión para desearle un Feliz Día del Investigador Científico a los colegas de todas las áreas y disciplinas.

lunes, 2 de abril de 2012

Malvinas: Un vistazo a algunos conceptos sobre la soberanía

Se cumplen 30 años de la guerra de Malvinas, una guerra absurda impulsada por una dictadura en declive, una guerra que se excusó en un legítimo reclamo de soberanía, pero que se usó con el único fin de perpetuar en el poder a Galtieri y compañía. Irónicamente sirvió para apuntalar al alicaído gobierno de Thatcher y aceleró la caída de la junta militar que gobernaba Argentina. Pero hoy no voy a hablar de la guerra, porque no creo que esa sea la forma de recuperar lo que siempre ha sido suelo argentino. Por el contrario, sí quiero dejar mis respetos, y mi reconocimiento, a los que dieron su vida y su pellejo en dicho conflicto. Espero que la paz, la diplomacia, y la historia, logren resolver la controversia y se pueda cerrar el círculo de dolor abierto hace 30 años.

Ver mapa más grande

Me costó decidirme por el tipo de artículo que iba a redactar para evocar este aniversario, hasta que finalmente me decanté por resumir tres conceptos sobre las islas Malvinas partiendo de tres noticias diferentes. Cuando digo conceptos me refiero a ideas que son vox populi entre algunas personas que no están de acuerdo con el reclamo argentino, y cuando digo personas no me refiero a los ingleses, sino a algunos compatriotas. Así que no voy a dar más vueltas, espero que algo de todo lo que sigue sirva como reflexión en general sobre el tema Malvinas.

sábado, 31 de marzo de 2012

Antípodas

Dice la Wikipedia ("¡Santas Wikipedias!", diría mi hermano), que el antípoda es el lugar de la superficie terrestre diametralmente opuesto a otro lado, es decir, el lugar de la superficie terrestre más alejado. Se preguntarán, con toda razón, el porque de este comentario. Bueno, eso se debe a una de mis azarosas excursiones por el excelente blog Tecnología Obsoleta. En una vieja entrada (waw, cinco años) de dicho blog me encontré con un mapa de transparencia antipódica, esto es, un mapa donde se superpone un planisferio común con su versión antipódica. Un mapa donde se superponen las antípodas. Pues bien, resulta que al ver dicho mapa nos encontramos con que las superposiciones son escasas, muy pocas a decir verdad. Sí, ocurre que gran parte del mundo tiene como antípoda al mar, lo cual tampoco debería extrañarme en un planeta donde el agua cubre el 70% de la superficie (y al ritmo del calentamiento global vamos por más).

Planisferio con su transferencia antipódica superpuesta [ver fuente aquí]
En el blog Fronteras también se trató este tema a fines del 2010, y hay un mapa alternativo con otra proyección que permite ver mejor algunos otros detalles (pueden verlo aquí).

Buscando Puerto Madryn
En el mapa pude verificar porque en Argentina cuando queremos referirnos elegantemente a algo que esta muy lejos decimos en forma automática "la China". Pues si, la antípoda de Argentina se encuentra mayormente en China, a excepción de la Patagonia, que se superpone con Mongolia y Rusia. Se me ocurrió entonces ver donde está la antípoda de Puerto Madryn, o quizás debería decir, el "Anti- Puerto Madryn". Empecé por encontrar las coordenadas exactas de Madryn (Latitud -42.78, Longitud -65.03), y luego busqué con el Google Maps las coordenadas de su antípoda. Si bien este proceso lo hice a mano, después encontré una página web donde se toman esa molestia por uno. Se trata de Antipodes Map, una web basada en Google Maps donde se busca la ubicación de interés en un mapa y en forma paralela se muestra la antípoda en otro. Es super simple de usar, y se llegan a cosas como esta:

La antípoda de Puerto Madryn (arriba) es un desierto en el este de Mongolia.