martes, 17 de abril de 2012

De Titanics y números crueles

Como es bien sabido, el pasado 15 de Abril se cumplieron 100 años de la tragedia del Titanic, que se hundió tras chocar con un tempano en su viaje inaugural, entre Southampton y Nueva York. La historia es bien conocida por casi todos, y si no, basta con dar un vistazo a History o Discovery en estos días y se van a hartar de ver documentales sobre el Titanic. Por supuesto, siempre podremos recurrir a la película de James Cameron, aunque con haberla visto una vez me basta.

La historia del Titanic está llena anécdotas, misterios, mitos y verdades: que si era insumergible, que si los botes salvavidas eran suficientes, que esto, lo otro, etc. Lo que es concreto e innegable es que se hundió, y que en el accidente perecieron unas 1500 personas. Sin duda es un número tremendo, una tragedia enorme. Recordemos que en el atentado de las Torres Gemelas murieron unas 3000 personas (y estamos hablando de dos aviones y dos edificios abarrotados de gente), y que el peor accidente de aviación de la historia se cobró 583 víctimas (ver el Desastre de Tenerife). Sin embargo, y lamentablemente, por la cantidad de vidas humanas, la tragedia del Titanic no fue el naufragio con mayor cantidad de víctimas mortales. Hace unos meses encontré por casualidad un artículo de la Wikipedia donde se muestra una lista de naufragios, ordenada según el número de víctimas mortales. La idea de ordenar la lista por número de víctimas tiene un cierto tinte morboso, pero no es eso a lo que apunto. Al revisar la lista se puede ver que el Titanic ocupa el 16º puesto. Es cierto que catorce de sus predecesores fueron barcos civiles o militares hundidos durante el curso de alguna guerra, lo cual los convierte en una masacre en lugar de un accidente. La única excepción es el MV Doña Paz, un ferry filipino que se hundió tras colisionar con el petrolero MT Vector, el 20 de diciembre de 1987, dejando un saldo de 4341 muertos. Aún así, el MV Doña Paz ocupa el puesto 7º en esta lista.

El primer lugar de la lista lo ocupa el transatlántico alemán Wilhelm Gustloff, torpedeado por el submarino soviético S-13 el 30 de enero de 1945, frente a Pomerania, en el mar Báltico. En el momento del ataque transportaba unas 10600 personas, que evacuaban Prusia oriental ante el avance del Ejercito Rojo, de las cuales perecieron 9.343. Le sigue en la lista el MS Goya, en una situación similar al Wilhelm Gustloff, que menos de tres meses después se hundiría junto con 6000 pasajeros. Y no sigo resumiendo porque la lista es demasiado clara (y contundente) al respecto.

Lista de naufragios ordenados por cantidad de víctimas [ver fuente en Wikipedia].
En fin, después de ver estos números no es que uno se sienta precisamente bien, pero me pareció que tenía alguna relación con lo del Titanic. En un caso fue un accidente, el producto de una serie de factores imponderables y de errores humanos que confluyeron en un choque contra un tempano. En los otros fue un asesinato en masa, otra de las innumerables masacres de la Segunda Guerra Mundial.

Requiescant in pace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario