miércoles, 30 de marzo de 2011

Estoy ocupado, pero...

Ya se termina Marzo, y nuevamente estoy con todos los frentes ocupados. Sin embargo, como me sucede muchas veces, algunas de estas ocupaciones nos son prioritarias, pero se gana el lugar con excusas como la urgencia u otras similares. Eso me hizo acordar a un artículo que leí hace un par de meses en el blog Francis (th)E mule Science's News sobre el tema de la procrastinación o posposición, algo así como la acción de posponer las cosas para más adelante. Cito una parte del mencionado artículo:
“La procrastinación es el hábito de aplazar las cosas que deberíamos hacer, enredándonos en tareas menos importantes o incluso gastando nuestro tiempo deliberadamente en cosas que nos obligamos a creer que son más perentorias. Todo ello por miedo, por pereza, porque analizar demasiado algo nos lleva a la parálisis… porque nuestro cerebro está diseñado para ello.“

La misma red de redes, Internet, en sí misma una fuente infinita de procrastinación. ¿Quién no se ha visto tentado por revisar nuevamente el correo electrónico, o más aún, el Facebook? ¿y dar un vistazo a las noticias del día? También podemos incluir a aquellos que se dan una vuelta por algunos de los blogs a los que siguen (me declaro culpable de esto último).
"Según el psicólogo Gary Marcus, entre el 15 y el 20 por ciento de todos los adultos se ven crónicamente afectados; y no puedo por menos que preguntarme si el resto sencillamente miente. A la mayoría de las personas les preocupa la tendencia a postergar; en general la describen como algo malo, perjudicial y estúpido. Y, sin embargo, casi todos incurrimos en ella.“

Como será de extendido el problema de la procastinación que hasta hay un sitio web dedicado a este tema: www.procrastinacion.org, "el arte de la postergación". Han diseñado un breve cuestionario de ocho preguntas que califica tu nivel de procastinación. A mi me dio como dudoso, algo así como que la procrastinación merodea por mi casa.

Bueno, en fin, todo esto era para resumir que estoy ocupado, pero algunas de las cosas que me ocupan bien podrían esperar. Voy a tratar de deshacerme de algunas de ellas para la próxima... pero de eso mejor me encargo mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario