martes, 29 de abril de 2014

La manzana de mis recuerdos desde Google Earth

Hace un par de días estuve probando la herramienta que maneja la línea de tiempo en Google Earth (sí, ya sé, todo el mundo la conocía... menos yo). Es una funcionalidad más que interesante, aunque cuando se la emplea en lugares con baja densidad poblacional, como la Patagonia, hay pocas fechas disponibles. Pero bueno, al menos son imágenes libres y accesibles para todos, y tienen una buena resolución (a diferencia de las del Landsat que mostré hace un año). Lo primero que se me ocurrió fue mirar la manzana donde pasé toda mi niñez, donde estaba mi casa y la de mis abuelos... y se me piantó un lagrimón. En ambas casas hubo un cambio drástico. De hecho, la casa que era de mis abuelos fue demolida. Esto es algo que ya lo vi personalmente, pero ahora que puedo comparar al mismo tiempo ambas imágenes y los cambios que sucedieron en una década, me da lástima, y también un poco de bronca.

Manzana comprendida entre las calles Belgrano, 9 de Julio, Gobernador Maiz, y Alver (Puerto Madryn), tal como figura en Google Earth, el día 15/octubre/2002.


La misma manzana vista en Google Earth, el día 29/marzo/2012. El contraste es notorio, la casa de mis abuelos fue demolida y la de mis padres fue modificada completamente. Como nota de color he resaltado un "agujero" en la esquina de Alvear y 9 de Julio, que estimo es un error de Google o del satélite (¿o serán los aliens?).



Las dos imágenes que rescaté del Google Earth corresponden al 15 de octubre de 2002 y al 29 de marzo de 2012, o sea, las separan casi 10 años. En ambas identifiqué la que era mi casa (bueno, técnicamente la que era la casa de mis padres), en la esquina de Belgrano y Alvear, y la casa de mis abuelos, que llamábamos "La Casona", sobre la calle Gobernador Maíz. En la foto de 2002 ambas propiedades lucen tal como en la década del ochenta. Sin embargo, diez años después hay cambios notorios. En mi casa construyeron un local comercial sobre la esquina, donde originalmente estaba el portón de entrada y parte del patio. En el patio del fondo (cabe mencionar que el lote tiene como 20m de frente por 50m de fondo), han construido algún tipo de caseta o cobertizo. La Casona salió peor parada en su lucha frente al tiempo. Fue demolida entre 2006 y 2007, y en su lugar se halla un templo evangélico, que también se extiende al terreno vecino, donde también había una casa antigua. Lo curioso es que el resto de la manzana casi no ha cambiado, y varios lotes lucen inalterables. Podría asegurar que el 75%-80% de la manzana está igual a como lucía a mediados de los ochenta.

La Casona de mis abuelos tal como lucía en los '90. Esa casa había sido construida en 1914 y tenía un rica historia encima, que alguna vez reseñaré [Fuente: Madryn Olvidado - Atila Esteban Gosztonyi]


En otras ocasiones he reflexionado sobre la pérdida del patrimonio histórico de la ciudad. Del 2000 para acá hubo un vendaval en la ciudad, que arrasó con varias casas típicas y muy antiguas para dar lugar a edificios, locales comerciales, y otras cosas. Si bien es entendible la posición de los dueños de dichos terrenos, que los vendieron e hicieron un muy buen negocio, no es del todo entendible la posición del gobierno municipal, que no pone algún freno a esto. Cuando digo freno no me refiero a detener el progreso. No, nada más lejano de lo que pienso. Me refiero a que ese progreso sea armónico con la ciudad, con su historia, y con lo que queremos para el futuro. Un ejemplo de esto es la obra que hicieron en la esquina de Marcos A. Zar y Roque Saenz Peña, en donde se hicieron locales siguiendo la línea de fachada y el estilo de lo que era el hotel Aguila.

Si tuviese de nuevo 12 años, estaría durmiendo en el lugar que señalé con el recuadro naranja, y mi padre hubiese entrado con su F100 por el portón (señalado en amarillo). Esta casa creo que fue construida en 1936, y también carga con una historia interesante, sobre la que volveré en otra ocasión.

Era una mañana helada cuando me encontré con esta sorpresa. Al asomarme a mirar lo que era "el patio del fondo" (un pedazo de terreno de casi 20m x 20m), por el hueco de un portón que no existía antaño, me tuve que refregar los ojos. Puedo jurar sin ningún temor a equivocarme que la hilera de chapas que hace de medianera con el terreno vecino es la misma por la que yo me asomaba en mi niñez (mediados de los '80), y que en aquel entonces ya estaban viejas y oxidadas. La mole de cemento que se ve al fondo es el templo evangélico que construyeron sobre la Casona de mis abuelos. En el pasado se hubiese visto un frondoso árbol (creo que era un sauce), donde nos solíamos trepar con mis primos.


Como dice la letra de As time goes by...

You must remember this
A kiss is just a kiss, a sigh is just a sigh.
The fundamental things apply
As time goes by.

Dicho en la lengua vernácula:

Debes recordar esto
un beso es sólo un beso, un suspiro es sólo un suspiro.
Las cosas fundamentales suceden
mientras pasa el tiempo.

Las cosas fundamentales suceden mientras pasa el tiempo. Lo bueno es darse cuenta cuando suceden, y no una generación después. En fin, me temo que otra vez el tiempo nos ha tomado por sorpresa. Los dejo para que cada uno saque sus propias conclusiones. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario