sábado, 31 de mayo de 2014

Visto y Leído: Noticias tecnológicas argentinas

La vorágine de noticias cotidianas está cargada de cosas negativas, aunque si nos esforzamos y leemos esas noticias breves que aparecen siempre al margen o tapadas por otros titulares, nos podemos encontrar con muchas noticias positivas. Esto no anula lo primero, hay noticias negativas porque suceden cosas negativas, y no se trata de una sensación, es una realidad. Pero, tampoco seamos ingenuos, hay una tendencia a exacerbar este tipo de noticias en detrimento de las otras. Por eso hoy quiero compartir, en forma muy resumida, un puñado de noticias sobre ciencia y tecnología que son positivas y que vale la pena leer.


Nanosatélites nacionales: el BugSat-1
La empresa argentina Satellogic informó que el BugSat-1 (también conocido como Tita, por Tita Merello), fue enviado el pasado lunes 19 de mayo a la base de lanzamiento en Rusia, donde será puesto en órbita el día 19 de Junio. El BugSat-1 es parte de una demostración tecnológica de una plataforma de pequeños satélites de observación de la tierra que Satellogic planea poner en órbita para brindar un servicio comercial a nivel global. Tiene una masa de 25kg, cuenta con tres antenas, una cámara de video para la toma de imágenes, un receptor GPS, una radio UHF (para la comunidad de radioaficionados) y una radio en Banda-C.

BugSat-1, o Tita, como más les guste, es el tercer satélite que construye la empresa Satellogic. Anteriormente construyó los satélites Capitán Beto (CubeBug-1) y Manolito (CubeBug-2), que actualmente se encuentran en órbita y funcionando. Satellogic fue creada por Emiliano Kargieman, principal desarrollador del grupo y a su vez presidente de la empresa. Kargieman estudió Matemáticas en la UBA y trabajó un tiempo en la base de la NASA estadounidense de Aims, en California, donde le dio forma a la idea de fabricar nanosatélites. En 2010 regresó a Argentina y junto con su colega Gerardo Richarte le presentaron el proyecto de los nanosatélites a Invap, donde recibieron el apoyo para crear la incubadora que luego se convirtió en Satellogic.

El BugSat-1 (Tita) [Fuente: Gunter's Space Page]
El proyecto ANDES
Hace dos años, en este blog, escribí una nota sobre el Proyecto ANDES. Allí comentaba algo sobre el proyecto de túnel binacional de Agua Negra, entre la provincia de San Juan (Argentina) y la región de Coquimbo (Chile), y el proyecto de laboratorio de física subterráneo denominado ANDES. El objeto de dicho laboratorio es, entre otras cosas, realizar experimentos y estudios sobre materia oscura, neutrinos, etc. La noticia, en aquel entonces, pasó un poco desapercibida por los medios, y  pareció como que había quedado en una declaración de intenciones y nada más. Sin embargo, en el blog Argentina en el Espacio, me enteré de que el proyecto sigue avanzando con paso lento pero firme. Actualmente está abierto el llamado a licitación internacional para la construcción del túnel de Agua Negra, y hacia fines de 2014 se estaría seleccionando a una empresa. La obra arrancaría en 2015 y demoraría unos seis años en terminarse. Mientras tanto, se ha comenzado el estudio conceptual del laboratorio ANDES, el cual demorará unos dos meses y cuyo propósito es verificar aspectos de seguridad, ventilación, etc.

Según cuentan en la página web del proyecto ANDES, se ha creado oficialmente la Unidad ANDES dentro del Centro Latinoamericano de Física (CLAF). El CLAF es un organismo internacional que tiene por objetivo promover y coordinar esfuerzos para el desarrollo de la Física en América Latina. Hasta ahora la unidad ANDES está conformada por Argentina, Brasil, Chile, y México; y se ha mencionado que Colombia también está interesada. En la actualidad existe una docena de laboratorios subterráneos en el hemisferio norte. En caso de concretarse, ANDES será el primer laboratorio de este tipo emplazado en el hemisferio sur.

El proyecto ANDES [Fuente: Argentina en el Espacio]

La turbina de Labala
Recuerdo que en el turbulento periodo de 2001/2002 leí una noticia sobre un ingeniero argentino que había desarrollado una innovadora turbina para uso aeronáutico. Entre otros aspectos, esta turbina sorprendía por su simpleza: unas 23 piezas contra 750 piezas de una turbina convencional. Además pesaba unas cinco veces menos, ocupaba un cuarto de su volumen, y con una vida útil mucho más elevada. Había sido inventada por el ingeniero Gustavo Labala y perfeccionada en los laboratorios del Centro Atómico Bariloche (CAB) y por el elenco del ingeniero Pablo Florido. Como un reflejo de los problemas que afectaban al país, los diarios de la época resaltaban que ni el Estado ni los empresarios locales estaban interesados en el proyecto, y que todo hacía suponer que no tendría éxito en el país.

Recuerdo que en su momento seguí con atención esta noticia, pero con el paso de los años la olvidé en el maremagnum de noticias y sucesos cotidianos. Hace un par de días me enteré que el INPI (Instituto Nacional de Patentes Industriales) de Argentina y la USPTO (United States Patent and Trademark Office) de Estados Unidos le habían otorgado la patente que habilita a producir la turbina de Labala.

La turbina recientemente patentada [Fuente: Gustavo Labala].

Una fábrica de electrónica y nanotecnología en Argentina
A través del blog Ciencia y Tecnología en Argentina me enteré que en octubre del año 2013 se puso en marcha Unitec Blue, la primera planta de producción de chips de América Sur. Emplazada en Chascomús, requirió la inversión de U$S1.200 millones. Según puede leerse en la web oficial de la empresa, producen por ahora tarjetas SIM, etiquetas inteligentes, tarjetas contactless, etc. Están abasteciendo parte de la demanda tecnológica argentina, en lo que respecta a sistemas de trazabilidad de medicamentos, chips para documentos, tarjetas SUBE, de telefonía celular y en las tarjetas de débito y crédito de Visa y Mastercard. También elaboran tarjetas similares para El Salvador y Chile, y están en tratativas para suministrar chips a productores de tarjetas inteligentes y compañías de transporte en Brasil.

Unitec Blue


Bueno, espero que les haya gustado este pequeño racconto de cosas que no tienen toda la prensa que se merecen. Nos vemos en la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario