lunes, 16 de junio de 2014

Operativo Comodoro Rivadavia (1959)

Después de más de un año voy a retomar un tema sobre el que había prometido al menos dos entradas adicionales. Se trata de la serie de avistajes y persecuciones de submarinos intrusos en las costas patagónicas entre 1958 y 1960, también conocidos como "los submarinos de Frondizi", cuyas historias siguen envueltas en misterio. El objeto de estas notas no es develar dicho misterio, a fin de cuentas no tengo acceso a ningún material clasificado ni inédito, pero sí tratar de repasar los hechos tal como sucedieron.

Mapa publicado por el diario La Prensa del miércoles 21/10/1959 con algunas de las posiciones donde se avistó el submarino [Fuente: Biblioteca del Congreso de la Nación]


Todo comenzó la noche del lunes 19 de octubre de 1959, frente a las costas de Comodoro Rivadavia. La fragata Heroína navegaba por el golfo San Jorge cuando, a las 22:17 hs., detecta por medio del sonar la presencia de un submarino no identificado en las coordenadas 45°54' Sur y 67°27' Oeste. Lo sigue y pierde contacto a las 23:40 hs. frente a Punta Delgada (mapa), unos 12 kilómetros al sur de Comodoro Rivadavia. Cerca de la medianoche retoma el contacto y confirma la presencia del submarino con el avistaje de una torreta a unos 1000 metros de la fragata. Desde la Heroína se abre fuego de artillería, pero la nave se sumerge y evade el ataque. A la 01:46 hs. del día 20 de octubre vuelve a detectar al submarino y lo ataca con erizos (un tipo de arma antisubmarina) y cargas de profundidad. Luego del ataque se pierde contacto con el sumergible a las 01:55 hs.

Esquema de ataque a un submarino publicado por el diario La Prensa del miércoles 21/10/1959 [Fuente: Biblioteca del Congreso de la Nación]



El día 20 se conforma un Sección Antisubmarina de Caza y Ataque (SASCA), junto al portaaviones Independencia, que venía desde Puerto Madryn, y algunos destructores que habían zarpado de Mar del Plata, pero no se logra retomar contacto. Ese mismo día, a las 18:30 hs., el buque tanque La Plata, de YPF, avista un submarino en superficie a la altura de Bahía Camarones, que se desplazaba hacia el noreste, fuera de las aguas jurisdiccionales argentinas. El avistaje duró unos dos minutos, luego de los cuales el submarino volvió a las profundidades.

Fragata Heroína - Botada en agosto de 1943 con el nombre de USS Reading, sirvió como buque escolta de convoyes en el Atlántico Norte durante la 2º Guerra Mundial. Se incorporó a la Armada Argentina en agosto de 1947 [Fuente: Apuntes sobre los buques de la Armada Argentina]


En los diarios de la época se especulaba sobre la nacionalidad del sumergible. En el diario El Litoral, del 21 de octubre, se comentaba que en la conferencia de prensa dada por el secretario de Marina, contraalmirante Gastón Clement, alguien dejó deslizar que en un diario chileno se informaba sobre el desembarco de 5000 soldados de infantería en el islote Snipe. Dicha información era falsa, y además disparatada, porque en dicho islote no se podrían acomodar 5000 personas. También en el mismo diario, pero en su edición del 22 de octubre, se especulaba sobre la intencionalidad de este submarino, que casualmente se hallaba en la línea de navegación de los buques petroleros argentinos.

Detalle de las cargas de profundidad de popa de la fragata Heroína [Fuente: Histarmar]


En algunas fuentes de Internet se menciona que el destructor Buenos Aires habría detectado a este submarino (u otro), pero no he podido confirmar fehacientemente esta información. También los diarios de aquel entonces y los estudios posteriores hablan de una posible avería en el submarino no identificado, pero todo esto pertenece al ámbito de las especulaciones.

Mapa del lugar donde el buque tanque La Plata avista un submarino que podría ser el mismo que atacó la fragata Heroína en Comodoro Rivadavia (44º 36' Sur, 64º 56' Oeste)


Este avistaje, si bien no tuvo la relevancia ni el despliegue de los que se dieron en el Golfo Nuevo en 1958 y 1960, conforma junto a estos una serie llamativa de incidentes que se localizan en una misma área y en épocas de paz. Dificilmente se pueda conocer su procedencia algún día, a no ser que salgan a la luz documentos que aún permanezcan bajo llave. Por supuesto, como dije en la nota del año pasado, si no podemos identificar a los submarinos siempre nos va a quedar la opción de decir que eran de otro planeta. Nos vemos en la próxima entrada, que espero no sea dentro de mucho tiempo.

La noticia tal como fue cubierta por algunos diarios de distintos lugares del país y el mundo. Además de los citados ejemplares de La Prensa y El Litoral, también pueden se pueden mencionar Folha, ABC, y Stampa, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario