martes, 20 de enero de 2015

De las exposiciones del automóvil en Dolavon hasta Detroit

Hace un par de años escribí una nota sobre el frustrado viaje en moto que intentó unir las ciudades de Puerto Madryn y Nueva York en el año 1925. Allí mencioné, entre otras cosas, que había otros ejemplos de travesías similares, entre las que se hallaban Tschiffely y sus famosos caballos Gato y Mancha; y el raid automovilístico de Sánchez, Leitendorff, López, y Bassi, que unieron Comodoro Rivadavia y Nueva York en 1927. También hice mención a una historia sobre una travesía entre Trelew y Detroit que creía haber escuchado en una exposición de automóviles antiguos realizada en Dolavon, allá por 1996 o 1997, sobre la cual no tenía más información. Pues bien, resulta que revisando fotos y papeles viejos me encontré con algunas cosas relativas a aquellas exposiciones, y algunas referencias más sobre la travesía Trelew - Detroit.

1ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1996. En el centro se destaca una Ford F100 modelo 1966 color gris.

1ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1996. Se puede apreciar una de las unidades de Transportes Patagónicos correspondientes a la década del '40. Nótese el faro buscahuellas ubicado a la derecha, que denota la posición del conductor. En el grupo Madryn Olvidado se puecden encontrar otros ejemplos interesantes de este tipo de vehículos.


Recuerdo haber asistido a las dos primeras exposiciones del automóvil en Dolavon, en 1996 y 1997 respectivamente, y desconozco si este evento ha tenido alguna continuidad en el tiempo. Era un lindo paseo, donde se podían apreciar algunas de las joyas mecánicas de la zona, se podían ver fotos y artefactos de la primera mitad del siglo XX, y se podían conocer historias y testimonios muy interesantes. Sin ir más lejos, en los sencillos folletos que se entregaban a los que asistían al evento, había algunos textos sobre la historia del automovilismo zonal, entre los cuales encontré un pequeño párrafo que reproduzco a continuación:

Folletos de las exposiciones 1996 y 1997. Se pueden acceder en Scribd: Folleto 1996 y Folleto 1997.


"Retomando los fines de la década del 30 dos jóvenes oriundos de Trelew Julian Lecea y Juan Rebuffo de apenas 20 años salían en busca de nuevos horizontes en dirección a Buenos Aires, quizás en su intimidad ya maduraban la idea de un raid, en automóvil, que uniría un punto de nuestro país con la cuna del vehículo que lo trasladara, Detroit (Estados Unidos). Hoy parece fácil, pero si empezamos a mencionar que no había continuidad de camino, que no existía provisión de combustible e inimaginables dificultades más, parecería intentar un hecho de ficción. Sin embargo, lo realizaron en aproximadamente mil cien días, si como lo leyó 1100 días, en casi tres años a bordo de un Ford T modelo 1925. La proeza era reconocida en cada paso, y existen testimonios validos... Los hechos hablan por si solo, si hasta el mismísimo Herny Ford (1863-1947), creador del Ford T y del imperio Ford los recibió personalmente, que más se puede decir." (Folleto de la 1ra Exposición del Automóvil Dolavon 96)

1ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1996. En la foto se aprecia un Flint modelo 1925 que se hallaba radicado en Camarones.


Como de costumbre, este breve párrafo me llevó a buscar un poco más, y así fue que llegué a un par de notas en diarios norteamericanos de la época donde se habla de la hazaña de Lecea y Rebuffo. La primera de ellas es del diario El tiempo de Laredo (Texas), del día 21 de septiembre de 1941. Es un diario editado en castellano, en el cual se dedica un pequeño espacio en la tapa para comentar el paso de Lecea y Rebuffo por Laredo y su posterior salida hacia Nueva York.

Nota publicada en el diario El tiempo de Laredo (Texas), el día 21 de septiembre de 1941.


"Dos Argentinos Deportistas Pasan para New York
En viaje de buena voluntad y a bordo de un automóvil Ford modelo 1925 de cuatro cilindros. ayer pasaron por esta ciudad, procedentes de Buenos Aires, Argentina, los deportistas Juan Rebuffo y Julian Lecea, quienes en su vehículo se dirijen a la ciudad de Nueva York.
Salíeron de Buenos Aires, el día 15 de Julio de 1939, haciendo su viaje por tierra, (a excepción del Canal de Panamá) habiendo llegado a Laredo el viernes a las cinco de la tarde y continuaron su viaje para San Antonio hasta Nueva York ayer a las 11 de la mañana y piensan llegar a la urbe neoyorkina dentro de dos o tres semanas. Los mencionados deportistas se muestran muy entusiasmados y llenos de optimismo, a pesar de las adversidades que han sufrido durante su larga caminata."


Dos meses después, aparece otra noticia sobre los automovilistas en la segunda página de Reno Evening Gazette, del 29 de noviembre de 1941.

Nota publicada en el Reno Evening Gazette del 29 de noviembre de 1941.


"Auto mechanics end long trip
DETROIT. Nov. 29. (AP) - Two Argentine automobile mechanics, Juan Rebufo, twenty-three, and Julian Lecea, twenty-four, who drove 18.000 miles in a sixteen-year-old car to see President Roosevelt and Henry Ford, looked ahead today to a week‘s rest before starting back home.
They saw Ford yesterday, exchanged their old automobile for a new one, and, through an interpreter, gave the automotive manufacturer an account of their twenty-eight-month trip.
Rebuffo and Lecea said they hoped to carry greetings from President Roosevelt to President Roberto M. Ortiz of Argentina. They also had been commissioned by La Critica, Buenos Aires newspaper, to extend greetings to North America newspapers.
The two mechanics said the most difficult part of their journey was traversing the Andes from the southern border of Ecuador to Quito. Seven months were required to travel seven hundred miles since there were no roads. Indians were hired and ropes were used to keep their car from tumbling off steep mountain sides into deep ravines.
They shipped the car by water from Cartagena, Colombia, to Colon, Panama, and in Mexico drove 450 miles on a railroad track from Tapachula to vera Cruz.
They left Buenos Aires July 15, 1939, and much of the route through South and Central America cut their way through jungles and forests between stretches of highway."


"Mecánicos de autos terminan un largo viaje
DETROIT. 29 de noviembre (AP) - Dos mecánicos de automóviles argentinos, Juan Rebuffo, veintitrés años, y Julian Lecea, veinticuatro años, que condujeron 18,000 millas en un auto de dieciséis años de antiguedad, para ver al presidente Roosevelt y Henry Ford, van a descansar una semana antes de comenzar la vuelta a casa.
Vieron a Ford ayer, cambiaron su automóvil viejo por uno nuevo, y, a través de un intérprete, le dieron cuenta al fabricante de automóviles de su viaje de veintiocho meses.
Rebuffo y Lecea dijeron que esperaban llevar saludos del presidente Roosevelt para presidente Roberto M. Ortiz de Argentina. También habían sido encargados por La Crítica, diario de Buenos Aires, a saludar a periódicos de norteamérica.
Los dos mecánicos dijeron que la parte más difícil de su viaje fue atravesar los Andes desde la frontera sur de Ecuador a Quito. Se requirieron siete meses para viajar 700 millas ya no había caminos. Fueron contratados indios y se utilizaron cuerdas para evitar que su auto cayera por las laderas de las montañas escarpadas.
Ellos enviaron el coche por mar de Cartagena, Colombia, a Colón, Panamá, y en México condujeron 450 millas sobre las vías del tren de Tapachula a Veracruz.
Salieron de Buenos Aires el 15 de julio 1939, y gran parte de la ruta a través del Sur y América Central se abrieron paso a través selvas y bosques entre tramos de carretera."


La única foto que pude encontrar de Rebuffo y Lecea junto a su Ford T modelo 1925 [Fuente: World War II Stories].


Disculpando la traducción, que es mía y algo limitada, aquí aparece algo más de información sobre los viajeros. Cabe destacar que se confirma no solo su llegada a destino, sino la entrevista con Henry Ford. Al parecer éste les había prometido entregar un nuevo auto en reemplazo del viejo, pero tal promesa no llegó a concretarse, como se verá a continuación. Al finalizar el raid, Rebuffo se quedo a trabajar en la fábrica de Ford, en Detroit, y luego se alistó en el ejército de EE.UU., formando parte del regimiento Nº405, correspondiente a la 102º División de Infantería, que actuó en el frente europeo durante la Segunda Guerra Mundial (ver testimonio Rebuffo, en inglés). Según sus palabras, Ford le había prometido un auto nuevo una vez que finalizase la guerra, pero Ford murió el 7 de abril de 1947, y Rebuffo aún estaba movilizado en el Ejército. Cuando volvió a reclamar lo prometido se encontró con su hijo, Henry Ford II, quien le dijo que al no haber ningún papel firmado no iba a regalarle un auto. Menuda decepción para Rebuffo, quien estuvo 1100 días viajando para llegar a Detroit, trabajó en la planta de Ford, e incluso peleó por el país adonde se había instalado... y ni siquiera le dieron un Forcito como premio.

Ficha de Juan Rebuffo, con datos de su paso por el Ejército de EE.UU.


Como de costumbre, lo que fue una idea pequeñita, para una entrada breve, se me fue de las manos. Pensaba escribir solo sobre la Exposición del automóvil de Dolavon, y terminé metiéndome en la historia de Julian Lecea y Juan Rebuffo. Por cierto, es bueno aclarar que en casi todos lados se habla del raid Buenos Aires - Nueva York, pero los dos jóvenes eran oriundos de Trelew, y tenían intención de visitar a Ford en su planta, por eso se suele mencionar también como Trelew - Detroit.

Bueno, voy a cerrar este artículo con algunas fotos más de la exposición de Dolavon, y como de costumbre, nos vemos en la próxima entrada. Hasta siempre.

2ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1997. En la foto se aprecia un Ford modelo 1946 (aprox.).

2ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1997. En la foto se aprecia una Ford F100 modelo 1966 y a la izquierda una pick up Chevrolet 1972 (aprox.).

2ra Exposición del automóvil de Dolavon, año 1997. En primer plano una Chevrolet 1948 (aprox.), y detrás un Citroen 11CV de la década del '40. Al fondo se alcanza a ver un auto de Turismo Carretera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario