domingo, 22 de febrero de 2015

Ucronías y falsos documentales para recomendar

Me gustan mucho las historias ucrónicas bien contadas. ¿Qué es una ucronía? Pues es una rara mezcla entre las palabras Utopía y Cronos, algo así como una utopía mirando en el sentido contrario a la flecha del tiempo. Dicho en otras palabras, una realidad alternativa generada a partir de la modificación de un suceso del pasado.

Existen muchas novelas e historias de ficción que exploran estos infinitos mundos ucrónicos. En mi limitada experiencia como lector me he encontrado con cosas para todos los gustos. Allí está la apasionante historia de Patria/Fatherland (Robert Harris, 1992), en donde la Segunda Guerra Mundial termina con Inglaterra y URSS derrotadas y la firma de la paz entre EE.UU. y el III Reich. El Holocausto es silenciado y, a partir de una serie de asesinatos de viejos jerarcas nazis, se desarrolla una investigación policial que empieza a echar luz sobre los hechos. Una aterradora historia alternativa que por suerte nos libramos de vivir, con un Estado Nazi que controla Europa y que permanece impune luego del brutal Holocausto judío. Otro libro, interesante por el planteo pero poco atractivo (a mi gusto) por la forma en que está contado, es Tiempos de arroz y sal (Kim Stanley Robinson, 2003). Este libro parte del supuesto que la Peste Negra extermina a la población entera de Europa durante la Edad Media, con lo cual lo que hoy conocemos como cultura occidental nunca llega a existir. La historia del mundo ahora corre por los países de religión musulmana, China, India, y una curiosa alianza de culturas en América. La propuesta es muy interesante, pero la forma en que está narrada no me agradó, y se me hizo algo tediosa.




Hay un genero especial de programas documentales que, a mi parecer, están a mitad de camino entre la ucronía y la ficción pura. Se trata de los llamados falsos documentales (en inglés, Mockumentary), en donde se emplea la estética y los criterios de los documentales para mostrar algo que no sucedió o que no existe. Existen numerosos ejemplos, con mayor o menor éxito, que se han divulgado en las últimas décadas. No es mi intención hacer una lista exhaustiva, para el que le interese puede verlas en la Wikipedia o en este resumen de Quo. Quiero comentar, y recomendar, dos de estos documentales que he tenido la suerte de ver en los últimos meses. El primero de ellos es un (falso) documental llamado "Inexplicables Sucesos Bajo el Paralelo 50". La historia comienza en el año 1951, cuando se encuentran los restos de una extraña aeronave estrellados en el medio de la meseta patagónica, durante la construcción del ramal ferroviario de Río Gallegos a Río Turbio. Años después, en 1982, durante el transcurso de la guerra de Malvinas, ocurre un hecho de naturaleza similar a pocos kilómetros del anterior. A pesar de que los separan tres décadas, ambos acontecimientos están relacionados de una forma extraordinaria. El documental hace uso de viejas fotos y filmaciones para apoyar el relato, empleando recursos tales como mostrar viejos apuntes y mapas para situar a espectador en el lugar.


El otro falso documental que vi es una producción de History Channel llamada "La Gran Guerra Marciana". Mezclando elementos de la Primera Guerra Mundial (1GM) y la Guerra de los Mundos de H.G. Wells, La Gran Guerra Marciana es un falso documental que cuenta la historia de una invasión marciana sucedida entre 1913 y 1918. Está relatado como si hubiera sido un hecho real, mostrando el punto de vista de diferentes historiadores, así como a través de los testimonios de veteranos de guerra y de personas que la vivieron. Muchas escenas incluyen tomas reales de la 1GM para darle más realismo. La historia comienza en el verano de 1913, cuando un misterioso objeto en apariencia procedente de Marte se estrella en lo más profundo de la Selva de Bohemia. El Kaiser envía a sus tropas a investigar, y estas desaparecen sin dejar rastro. Pocos días después los pueblos y ciudades alemanas empiezan a ser atacadas por misteriosas máquinas ante las que no parece haber defensa posible. Ante este escenario se forma una alianza entre países que apenas unas semanas antes estaban a punto de confrontarse belicamente y, con grandes sacrificios humanos y materiales consiguen detener la ofensiva marciana. A partir de la captura y análisis de una de las máquinas de guerra de los marcianos y usando un arma biológica, pero con un precio en vidas humanas inimaginable, la invasión marciana es derrotada finalmente. Sin embargo la victoria es puesta en duda cien años después, cuando se descubre que uno de los veteranos de esa guerra había conseguido descifrar la escritura de los marcianos, revelando lo que parece un secreto que pone la guerra bajo una perspectiva totalmente distinta.



Tengo pendientes algunas ucronías interesantes sobre temas históricos y de ciencia ficción. Una de ellas es "WW2.2, La otra guerra mundial", un comic basado en la premisa de que Hitler muere en el atentado del 8 de noviembre de 1939 (la guerra había empezado dos meses antes) y que Himmler asciende al poder en su lugar, dando lugar a un desarrollo diferente de la guerra europea. En la misma línea se encuentra el libro de Peter G. Tsouras, "Hitler triunfante - Once historias alternativas de la Segunda Guerra Mundial", en donde diversos autores especulan con once escenarios diferentes donde la guerra podría haber dado un desagradable vuelco. En lo que respecta a ciencia ficción, estoy tentado de conseguirme Trazos Escarlata, una historia escrita como una continuación de la Guerra de los Mundos (siempre terminamos volviendo a Wells...), ambientada una década después de la fallida invasión marciana. En esta historia los fabricantes victorianos han introducido la tecnología marciana en su vida cotidiana, y el férreo monopolio del rayo de calor marciano ha asegurado la dominación del Imperio Británico sobre dos tercios de la superficie de la Tierra.




Bueno, podría seguir un rato. Si me pongo a pensar, la saga victoriana de Felix Palma es en cierta forma una ucronía, pero como solo he leído uno de los tres libros no podría asegurarlo en forma rotunda. También está El hombre en el castillo, de Philip K. Dick, o el Vampiro argentino, de Juan Terranova, donde se vuelve sobre la idea de un triunfo alemán en la Segunda Guerra Mundial, o algunas de las obras derivadas de la Guerra de los Mundos (en su mayoría están en inglés). Pero bueno, si me pongo a hablar de todo esto no voy a a terminar nunca con el artículo. Así que es hora de despedirme y como siempre, nos vemos en la próxima entrada.

6 comentarios:

  1. Hola Patricio, me encanta tu blog, lo sigo hace unos dos años. Te escribo en esta oportunidad para contarte que Amazon (la contra de ebay) empezo a financiar series de tv, y bueno una de las primeras es la serie basada en el libro del genial Dick, The Man in the high Castle. Ya salio el primer capitulo. Dicen que si tiene exito continuaran la saga. Fijate en alguna pagina de torrents que la podes bajar, a mi me gusto, tiene mucho escenario 3d que hace que sea medio de baja calidad, como muchas de las producciones de bajo costo. Pero a diferencia de la pelicula Iron Sky, la trama es "seria" y nada en joda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquín por tu comentario, me alegra que te guste el blog. Había leído algo sobre la serie en el blog de Fabio (http://www.fabio.com.ar/6307), y me dio curiosidad. Voy a bajarla y ver que tal. Gracias por la sugerencia ;)
      Saludos

      Eliminar
  2. Y ya que estamos tocando el tema de los documentales me permito recomendar Vice (aquí el sitio oficial http://www.hbomax.tv/vice-3/) un documental que vale la pena ver y que te dará una refrescada de algunos sucesos del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofía por el comentario, voy a darle un vistazo. Saludos

      Eliminar
  3. ...una realidad alternativa generada a partir de la modificación de un suceso del pasado...

    Frase parecida a la de la teniente Okura en: Star Trek Into Darkness (2013) . Excelente post y un abrazo desde Chile. Atte: Jara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jara por tu comentario y por el paralelismo con Star Trek, me honra :) Saludos desde Argentina

      Eliminar