domingo, 19 de abril de 2015

Un pedazo de la Unión Soviética en el basural de Puerto Madryn

La historia a la que me remito en esta ocasión es una de esas que forman parte de mis recuerdos de la adolescencia, sucesos que se plasmaron a través de las noticias de la época y de los comentarios que se oían en la calle. En este caso me refiero en particular a la caída de la estación espacial soviética Salyut 7, que reingresó a la atmósfera terrestre en febrero de 1991, destruyéndose casi en su totalidad, aunque algunas de partes terminaron cayendo cerca de áreas urbanas de Argentina. Pero mejor vayamos al principio de la historia.

La estación espacial Salyut 7 vista desde la nave Soyuz T-13 (25/Sept/1985) [Fuente: Wikipedia].


Salyut 7, el final del programa Salyut
La estación espacial Salyut 7 fue la última que se lanzó dentro del programa soviético Salyut. Este programa había empezado con mal pie. El 30 de junio de 1971 la nave Soyuz 11, con tres tripulantes a bordo, aterrizó en Kazakhstan después de 23 días de permanencia en la Salyut 1. El equipo de rescate que los esperaba encontró a los tres tripulantes muertos en el interior, debido a una despresurización de la cápsula durante el reingreso, ya que carecían de trajes de presión. Siguieron a ésta una serie de estaciones espaciales que presentaron diferentes problemas técnicos, aunque no hubo que lamentar más vidas humanas. Las últimas dos estaciones del programa fueron la Salyut 6 y 7, que eran más avanzadas que las cinco anteriores. Tenían escotillas de atraque en ambos extremos, un sistema de abastecimiento de combustible mejorado y alojamientos más cómodos. Los tripulantes accedían a ellas con naves Soyuz, y eran abastecidas por naves no tripuladas Progress.

La Salyut 7 fue lanzada al espacio el 19 de abril de 1982 empleando un cohete Protón de tres etapas. Su tamaño era de 14 metros y estaba construida con una aleación especial de aluminio y acero, en forma similar a las cápsulas de exploración submarina, para mantener el mismo nivel de presión en el espacio que sobre la superficie terrestre. Permitía una tripulación máxima de tres cosmonautas. Estuvo habitada entre 1982 y 1986, durante un total de 812 días. Debido al lanzamiento de la estación espacial Mir (una versión avanzada de las últimas Salyut), la Salyut 7 se dejó de utilizar. En agosto de 1986 se la impulsó a una altura de 475 km y se la dejó allí como reserva, previendo de que no reingresaría a la atmósfera antes de 1994.

Restos de la Salyut 7 caídos en la provincia de Entre Ríos, parte de los cuales se encuentra en el observatoriode Oro Verde [Fuente: Prensa espacial].


Retorno inesperado
Como suele ocurrir cuando se hacen muchas previsiones, hubo un cambio inesperado. Una actividad solar anormalmente alta a fines de la década de 1980 afectó la órbita de la Salyut 7, llevándola a una situación de reingreso (y destrucción) inevitable. Los controladores rusos intentaron controlar la caída, para que se produzca sobre el Pacífico sur, pero les fue imposible. El reingreso a la atmósfera ocurrió sobre Argentina, y numerosos restos de la nave se desparramaron en una franja de casi 2000 km de largo, que comprendía las provincias de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Neuquen, y Chubut, durante la noche del 7 de febrero de 1991. Numerosos testigos no solo vieron luces en el cielo, sino que también encontraron partes de la estación espacial en el patio de su casa (literalmente).

La noticia tal como fue cubierta por el diario La Nación del 8 de febrero de 1991 [Fuente: Cardemar1933´s blog].

La noticia tal como fue cubierta por el diario La Nación del 8 de febrero de 1991 [Fuente: Cardemar1933´s blog].


Algo también cayó en Puerto Madryn
Entre tanta parafernalia aeroespacial cayendo por todo el país, también hubo algo que llegó hasta Puerto Madryn. El diario El Chubut, en su edición del viernes 8 de febrero de 1991, publicó una nota en primera plana sobre la caída de los restos de la Salyut sobre Chubut y Santa Cruz, haciendo hincapié en un incendio provocado en una cartonería de la ciudad de Puerto Madryn, que aparentemente estaba relacionado con la caída de un objeto en llamas. Según relata el cronista del diario, varios testigos aseguraron ver una bola de fuego desplazándose de este a oeste y cayendo detrás del Parque Industrial Pesquero. Inmediatamente después comenzó un incendio en un depósito de cartones al aire libre emplazado frente al basural local. Desde la Prefectura llamaron a los bomberos, y éstos se desplazaron al lugar del incendio. Una vez apagado el fuego, y revisado el lugar para verificar la presencia de más focos, comenzaron las preguntas: ¿qué fue? Según el comentario del segundo jefe del cuerpo de bomberos local, Cosme Mastroiani, el incendio había consumido una pila de cartón corrugado completamente, para lo cual era necesaria una importante masa calórica. Además, la tierra en una superficie de 80-100 metros cuadrados se hallaba calcinada. Ante la duda de si había presencia de radioactividad (asunto desmentido por los rusos, y bastante lógico teniendo en cuenta que la estación espacial usaba paneles solares), los bomberos procedieron a tomar muestras y enviarlas al Cenpat y la Conae para su análisis posterior.


Nota de tapa del diario El Chubut del día 9 de febrero de 1991 [Fuente: Biblioteca Municipal y Popular Domingo Faustino Sarmiento].


La noticia de la caída de parte de la Salyut 7 en Puerto Madryn fue cubierta hasta en Australia, por el Canberra Times del 9 de febrero de 1991 [Fuente: National Library of Australia].

La noticia también fue cubierta por El Informador, de México, donde se habla de la caída de una bola de fuego en "Puerto Madrin" [Fuente: Hemeroteca de El Informador].


Es bastante factible, y razonable, que un trozo de metal de la Salyut 7 haya impactado, con una puntería muy acertada (era basura espacial... y fue a parar al basural), en Puerto Madryn. No hay forma de comprobarlo con total exactitud, pero coinciden muchas cosas. De todas formas, como haya sido, el suceso llevó a Madryn a figurar en las páginas de diarios de todo el mundo. Esto bien podría ser algo intrascendente, como muchas de las historias que hemos visto pasar por este blog, pero no deja de ser parte de la historia de la ciudad y la zona. Así que los dejo con esta reflexión, y nos vemos en la próxima entrada.

2 comentarios:

  1. wow, no tenía idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo que quedo medio olvidado en la historia de la ciudad. Dio la casualidad de que a pocos días después escribir este artículo paso lo del carguero espacial ruso, Progress M-27M, que cayó a tierra y se barajo en algún momento que podía caer en Argentina. Saludos

      Eliminar