viernes, 3 de julio de 2015

Mientras esperamos a Plutón, veamos a Venus y Júpiter

En pocos días va a concluir una etapa, o una era, en la investigación espacial. Cuando el próximo 14 de julio la sonda New Horizons sobrevuele el sistema Plutón-Caronte, la humanidad habrá visitado todos los planetas del sistema solar (dejemos de lado, por ahora, que a Plutón lo hayan rebajado a la categoría de planeta enano). Esta era comenzó cuando la sonda Mariner 2 sobrevoló el planeta Venus en 1962. En las siguientes décadas diversas sondas sobrevolaron los demás planetas del sistema solar... excepto el frío y distante Plutón. Pues bien, ahora vamos, y esto lo digo refiriéndome a la especie humana, dejando de lado nuestras divisiones políticas y sociales, a saldar esta deuda.

 
No sé por qué razón al pensar en el sobrevuelo de Plutón se me viene a la mente esta vieja canción de la época psicodélica de Pink Floyd: "Lime and limpid green, a second scene, a fight between the blue you once knew. Floating down, the sound resounds around the icy waters underground. Jupiter and Saturn, Oberon, Miranda and Titania, Neptune, Titan..." Astronomy Domine, Pink Floyd

Para ir amenizando la espera del histórico sobrevuelo, traigo a colación un curioso evento astronómico que se ha podido contemplar a simple vista en el pasado mes de junio. Se trata de la conjunción entre Venus y Júpiter, que se fue dando lentamente, paso a paso, en las primeras horas de la noche, al oeste, sobre el horizonte. Cuando digo conjunción lo digo en el puro sentido astronómico, no me refiero a ninguna cuestión astrológica. Simplemente es una de esas cosas de la naturaleza que son maravillosas y que vale la pena contemplar. Venus, a 108 millones de kilómetros del sol, y Júpiter, a siete veces esa distancia, se encuentran aparentemente uno al lado del otro, en las noches estrelladas de nuestro recién comenzado invierno austral. Como invitada de lujo, la Luna se sumó al conjunto en las noches del 17 al 19 de junio, formando un espectacular trío astronómico. Desafortunadamente, la época invernal suele traer días de lluvia y muchas nubes, lo cual nos ha privado de ver este espectáculo todas las noches, pero a pesar de ellos se ha podido apreciar, y muy bien, más de la mitad del mes. Con un poco de paciencia, y con mi cada vez más castigada Lumix TZ4, pude sacar algunas fotos con las que armé una secuencia que quiero compartir con ustedes.
Secuencia de fotos tomadas entre el 13 de junio y el 1 de julio de 2015. Los días que faltan en la secuencia corresponden a días nublados y/o lluviosos. En la fotos tomadas entre el 18 y el 22 de junio aparece la Luna como invitada estelar (valga el calificativo) de la noche.


Venus y Júpiter han empezado a separarse desde el 1º de julio, así que ahora hay que estar atentos a los próximos eventos astronómicos. Y por supuesto, estar muy atentos de las noticias que vienen de New Horizons. Para despedirme, quiero compartir este magnífico vídeo de Erik Wernquist sobre el encuentro de la New Horizons con Plutón, que le pone la piel de gallina a los espaciotrastornados. Según dice Alan Stern, el investigador principal de la misión, New Horizons no va a responder preguntas acerca de Plutón y su sistema, sino que por primera vez vamos a obtener los datos que nos permitan averiguar qué preguntas debemos hacernos sobre él. En fin, ni más ni menos que la maravillosa aventura de la ciencia y el conocimiento. Allá vamos...



PS: Recuerdo que en 1989 la Voyager 2 sobrevoló Neptuno, y se publicaron muchas notas sobre el tema en las revistas de la época, como la Muy Interesante y la Conocer y Saber. En particular recuerdo una foto de página completa de la luna Tritón, que salió en el suplemento dominical del diario La Nación. Me resultó fascinante en aquel entonces, como seguramente lo hará New Horizons con las imágenes y datos que envíe desde Plutón.

PS2: Todo el asunto de la investigación espacial suele ser criticado en algunos ámbitos, por los montos de dinero que involucran. A veces leo y/o escucho, comentarios negativos al respecto (algo hablé por acá) que me parece que caen en un montón de tópicos generalistas. ¿Que si hay que debatir la necesidad o no de investigar el espacio exterior? Pues estoy de acuerdo, pero antes de debatir sobre la pertinencia de estos gastos (¿se puede llamar gasto algo que pertenece al ámbito de la ciencia básica?), creo que hay una enorme cantidad de dinero que va a parar a cosas realmente banales, innecesarias, o hasta mortales, como los gastos desproporcionados en defensa, entretenimiento, o propaganda (nota: agregue aquí el país que quiera, en todos lados se cuecen habas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario