domingo, 2 de diciembre de 2018

Curiosidades de 1935 que me recuerdan al 2018


Hallando cosas... ¿por azar?
Entre tantos diarios, libros, folletos y demás textos que he ido recopilando, mayormente en forma digital y mucho menos en papel, suelen aparecer decenas de pequeñas curiosidades. La mayor parte de ellas son nimiedades, anotaciones al margen que no dan más que para un comentario. Por las dudas, en el afán de captar todos los detalles posibles y de no dejar nada librado al azar, voy anotando y acumulando, esperando que cada pieza encaje en un rompecabezas mucho más grande. A veces ocurre que cuando reviso esa maraña de enlaces y referencias, hay cosas que encajan de golpe. Algo así me pasó hoy, cuando al revisar una lista de artículos marcados como "interesantes" en el archivo de semanario Golfo Nuevo del año 1935, encontré dos referencias curiosas, puramente circunstanciales, que evocan nombres y situaciones de plena actualidad.



Se va la primera...
Hoy, domingo 2 de diciembre, los medios de comunicación están, aún, mayormente concentrados en los ecos de la reunión del G20, que finalizó ayer en Buenos Aires. Pero a partir de mañana volverán a la primera plana, además de la obsesión con el precio del dólar, las noticias habituales: problemas económicos, inflación, más problemas, oposición, más problemas, etc., etc. Pero lo que seguro va a marcar buena parte de la prensa nacional hasta, al menos el lunes 10 de diciembre, es la final River - Boca que se juega en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid (España). A estas alturas, el promedio de los argentinos, sepan o no de fútbol (me encuentro entre los últimos), está hasta la coronilla (utilizaría otra expresión, pero... no va con este blog) de la final de la Copa Libertadores y el escándalo del partido suspendido en el estadio Monumental de River Plate: ataque al micro de los jugadores de Boca, heridos, denuncias, amenazas, presiones, escándalo, bla, bla, bla. La cosa es que tuvieron que mudar la final a once mil kilómetros de distancia para garantizar que el partido se juegue y no haya que lamentar tragedias. Pues bien, más allá de lo que pase con este encuentro deportivo (cada vez le queda menos de deportivo, es más "show" que otra cosa), que no es materia de análisis en este blog, resulta que en la edición del semanario Golfo Nuevo del 3 de agosto de 1935 aparece una nota, extensa por cierto, que describe los pormenores de un partido de fútbol regional, entre los equipos de Madryn y de... "River-Boca". Sí, no está mal escrito, el equipo visitante se llamaba River-Boca, como para no quedar mal con nadie y dejar contento a la mitad más uno y al resto. River-Boca era un equipo de Trelew, que al parecer, al menos de los resultados que aparecen publicados en el semanario Golfo Nuevo, no le iba muy bien, ya que son todas derrotas (ver ediciones de los días 4 de julio y 19 de septiembre de 1936). Lo que si es llamativo es la descripción minuciosa del partido, propia de un encuentro de mayor categoría. Hay un relato casi minuto a minuto de los dos tiempos y luego un breve resumen del desempeño de los jugadores, con adjetivaciones típicas del ámbito futbolero: "muy bien", "magnífico", "infranqueable", "figura decorativa" (el arquero), etc.

Nota del semanario Golfo Nuevo del 3 de agosto de1935, que relata los pormenores del partido entre el club Atlético Madryn y el River-Boca de Trelew. Análisis extenso y detallado del encuentro, con la terminología propia de la época ("goal", "field", etc.).

[Agregado el 03/Dic/18: Mi amigo, Patricio Castillo Meisen, me hace llegar información sobre los orígenes del club River-Boca, que puede accederse en el grupo de Recuerdos del Valle Inferior del río Chubut, en Facebook. A fin de cuentas era como más o menos lo intuía, el nombre se eligió para dejar contentos a todos los miembros del club.]


... y la segunda
La otra curiosidad corresponde a la edición anterior del semanario Golfo Nuevo, el sábado 27 de julio de 1935. Allí aparece un edicto judicial del juez de Rawson, acerca de un litigio entre dos personas, en el cual se habilita al martillero público Ernesto Timmis a rematar una serie de bienes. lo curioso en este caso, y que me trae a colación los personajes y noticias de la actualidad, es que los dos primeros bienes a rematar son una máquina cepilladora y una sierra sin fin, ambas de marca "KIRCHNER". Sí, igual que el difunto ex-presidente, del que tanto aún se habla hoy en día, ya sea por sus errores como por sus aciertos. Si bien buscando en la web pueden encontrarse todavía algunas máquinas de carpintería de esta marca, no deja de ser una curiosidad el momento y la pertinencia del hallazgo.

Las máquinas, propias de una carpintería, formaban parte de un lote que fue rematado el 17 de agosto de 1935. La sierra sin fin y al cepilladora Kirchner... ¿adonde habrán terminado?



En fin, curiosidades de hace 83 años, de un mundo que aún no olvidaba una guerra mundial y ya estaba precalentando para entrar en la segunda, de un país que comenzaba a transitar un camino de varias décadas de golpes de Estado, inestabilidad política y fracaso económico. Pero bueno, esas son otras historias que no voy a contar hoy. Nos vemos en la próxima.

Una sierra sin fin marca Kirchner, en venta en la web. En la placa del centro se puede leer "Kirchner - Leipzig". Fuente: Avisos clasificados en Máximo Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario