domingo, 11 de marzo de 2012

La central eléctrica de Battersea

Estuve limpiando algunos papeles hace unos días, con el resultado habitual: terminé desechando dos hojas de un montón con más de cien. Algo es algo, sin duda, pero deberé mejorar mi criterio de selección si quiero hacer alguna limpieza significativa. Pero más allá de eso, me encontré con un breve artículo del año 2002 sobre la central eléctrica de Battersea (Battersea Power Station, BPS), en Londres. Para los que desconocen de que les hablo, me refiero a un edificio monumental, hoy en día en ruinas y abandonado, que se encuentra en la orilla del Támesis. Se trata de los restos de una central termoeléctrica alimentada a carbón, que funcionó desde mediados de la década de 1930 hasta el año 1983. Está compuesta por dos mitades construidas con más de una década de diferencia, la terminal "A", con interiores art deco, y la terminal "B", con interiores modernistas.

La central eléctrica de Battersea en la actualidad, vista desde el frente [Gentileza de www.battersea-powerstation.com]

En el artículo al que hago referencia, el autor dice lo siguiente sobre la BPS:
"Nos encontramos ante uno de los más sobrecogedores edificios jamás construidos por la mano del hombre. En su día debió ser el renacimiento de la arquitectura megalítica, cuyo fin, más que ningún otro, es silenciar al observador; acallar comentarios sean estos cuales sean. Funciona porque es gigantesco. Cuando uno observa no ve ladrillos, ventanas o simples chimeneas, sino majestuosas columnas romanas. El monumento se impone, a orillas del río Támesis, rememorando otras grandes construcciones, algunas antiguas como el templo de Luxor, el coloso de Rodas, otras no tan antiguas, como la Gran Muralla China, el Empire State Building, o el mismo Titanic." (Martin W. Cox, 2002)

Otra vista de la antigua central eléctrica de Battersea [Foto de Craig Wilson, 2006]

Vista de la BPS desde la otra orilla del Támesis [Foto de Ion Paciu]


Efectivamente las fotos de la BPS hacen pensar que estamos frente a una catedral, o un monumento antiquísimo, pero en realidad se trata solo de una vieja central eléctrica en ruinas. ¿Solo eso? No, es más que eso. Se trata de una maravilla de la arquitectura, que ha trascendido el tiempo hasta convertirse en una especie de icono cultural / popular.

Otra vista de la BPS desde la orilla contraria del Támesis [Foto de David Samuel, 2010]

"Al segundo día de peregrinación por esa lluviosa ciudad, di con mis huesos en una vieja y mugrienta embarcación, de cuyo nombre no me acuerdo, que se hallaba ilegalmente anclada a orillas del Támesis (y digo ilegalmente porque apenas tres meses después de aquello, el bote fue desalojado y supongo que gran parte de su tripulación deportada a sus respectivos lugares de origen). Al ir cruzando el puente que me llevaba hasta mi lugar de pernocta, fui enmudeciendo ante la figura de la BPS, crucé el río sin poder articular palabra. Cuando me di la vuelta para subir a bordo solo alcancé a pensar "Santo Cielo, es tan gigantesco que parece irreal". No fueron pocas las veces que volví a visitarla después de eso, casi siempre me quedaba en silencio, simplemente mirando esa estructura y pensando. Es como un santuario, la figura de adoración se alza sobre el horizonte y uno sólo contempla, medita y calla." (Martin W. Cox, 2002)
La BPS en blanco y negro [Foto de Christopher Carlinet, 2008]


Como dije antes, la BPS se ha convertido en un icono cultural, aunque me quedo con las palabras de Cox: "Es como un santuario". En lo personal, la imagen de la BPS me llegó (y se me grabó) a través de la portada del disco Animals, de Pink Floyd. Allí aparece esa imagen algo oscura, con el cielo parcialmente nublado, donde la BPS se alza de forma ominosa, mientras un cerdo inflable flota entre las dos chimeneas delanteras. La BPS también aparecería en un disco de The Who y en la película Help! de Los Beatles, entre otros.

Portada del disco Animals, de Pink Floyd
Una vista del famoso cerdo volador de la portada de Animals [Foto de Feelnumb]


Este vistazo furtivo a la BPS ha sido motivado en parte por la lectura de ese viejo artículo al que hago referencia (la página original ya no existe, apenas se ha preservado una imagen en Archive.org), y en parte porque esta semana he tenido una sobredosis de Pink Floyd, producto de la gira de Roger Waters por Argentina. A pesar de lo que sostenía hace tiempo atrás, pude asistir al primer recital en Buenos Aires, y eso me llevó a pasar varios días escuchando y repasando todo lo que tuviese que ver con Pink Floyd. Pronto volveré a los cauces normales y a las historias de la Patagonia vieja. Hasta pronto.

Nota al pie: Desde hace unos años se está tratando de dar algún destino comercial a los restos de la BPS. En la web circulan muchas noticias al respecto, y parece ser que la envergadura del proyecto es lo suficientemente onerosa como para que aún no se haya hecho nada. Como muestra quiero compartir dos imagenes más, una que es parte de uno de los tantos proyectos que hay en danza, y otra más fantástica, creada por un artista, donde la BPS se convertiría nada menos que en una mezquita.

La nueva BPS [davisla.wordpress.com/category/battersea-power-station]

Propuesta del artista Peter Muller para convertir la BPS en una mezquita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario