jueves, 12 de julio de 2018

Una bandera de la Marina Imperial Alemana perdida en el océano

Esta es una de esas típicas historias que encuentro, accidentalmente, en alguna referencia perdida en el medio de un foro y que se repite ciclicamente, casi sin variaciones, por distintos sitios. Cuando uno trata de romper el círculo de repeticiones se encuentra con que los pocos datos disponibles son bastante genéricos y que no hay un documento oficial, o nota de prensa, o testimonio de primera mano, que respalde lo relatado. La búsqueda se hace difícil, porque la mayoría de los hallazgos son copias de lo mismo con ligeras modificaciones. Probar palabras sueltas termina siendo muy genérico, y se convierte en una auténtica búsqueda de una aguja en un pajar... con la diferencia que no sabemos si esa aguja existe. Veamos entonces si, al menos, podemos conformarnos con un alambre o una espina que se parezcan a la escurridiza aguja.

El SMS Scharnhorst era un crucero acorazado de la Kaiserliche Marine (Armada Imperial Alemana), construido en los astilleros Blohm & Voss, Hamburgo, y botado en 1906. Fue hundido en las islas Malvinas, en diciembre de 1914, durante su enfrentamiento con los cruceros de batalla HMS Invincible y HMS Inflexible. Fuente: U.S. Naval Historical Center Photograph.


La historia a la que me refiero está relacionada con un tema que me interesa mucho, que es la batalla de las Malvinas, ocurrida en diciembre de 1914. El relato de aquella batalla, en donde la flota alemana, al mando del vicealmirante Von Spee fue destruida por la comandada por el almirante Sturdee (Gran Bretaña), ya lo resumí en una entrada del año 2017. Sin embargo, la historia no terminó aquel fatídico 8 de diciembre, con el hundimiento de los cruceros alemanes, ni tampoco con la posterior persecución, casi épica, del SMS Dresden, si no que, según un rumor que se repite en diversos sitios, tuvo una extraña secuela a mediados de 1915.

El SMS Scharnhorst, buque insignia de los alemanes, se escora a babor y se hunde de proa, mientras arremete contra los cruceros de batalla británicos. Se lleva consigo las vidas de Von Spee y toda su tripulación. Al fondo, el SMS Gneisenau dispara sus últimos proyectiles antes de unir su destino con el de la nave insignia [ver original aquí].


El SMS Scharnhorst se hundió en las islas Malvinas el 8 de diciembre de 1914, con su bandera de guerra ondeando. en lo alto, mientras se escoraba a babor y trataba de acercarse, infructuosamente, al HMS Invencible. La nave insignia de la escuadra alemana se hundió con toda su tripulación, incluido Von Spee, por lo que no quedó ningún testigo de primera mano para saber lo que pasó en los últimos momentos de la batalla. Alrededor de seis meses después, el capitán de un barco mercante brasileño hizo un hallazgo extraño en algún lugar no precisado de la costa de Brasil. Descubrió un cilindro metálico alargado a la deriva en el mar, de unos 25 cm de diámetro, al que estaban adheridas partes de un cadáver masculino. Este cilindro de metal, que no era más que un portacartuchos con cierre impermeable para una granada de 21 centímetros, contenía una bandera de guerra alemana bien conservada. El capitán del barco mercante llevó los restos humanos y el cilindro metálico a Río de Janeiro. Allí, la investigación en la legación alemana proporcionó una explicación para este hallazgo espeluznante. En el lado del palo de la bandera aparecía el signo "Sb". Este era el nombre empleado para identificar radialmente al SMS Scharnhorst, lo cual quería decir que la bandera pertenecía a esa nave. Para no dejar que la bandera cayera en manos de los ingleses, a quienes les importaba mucho tener en su poder este trofeo de guerra único, un residente alemán, cuyo nombre no aparece por ningún lado, ofertó una fuerte suma de dinero y le compró la bandera el capitán del mercante, para guardarla bajo su custodia. Según una fuente, la compra se habría realizado por unas 300 libras, que corresponden a unas 33000 libras de 2018. Al final de la guerra, el propietario ofreció la bandera al comando naval alemán, que tuvo que rechazar la adquisición por razones políticas. Para salvar esa situación, el Museo de Oceanografía de Berlín (Museum für Meereskunde) organizó una colecta de dinero con la cual se pudo recuperar la bandera. Según la misma fuente, el importe conseguido con dicha colecta fue de 81579,7 Reichmarks.

Vista interior de una de las salas del Museum für Meereskunde (Museo de Oceanografía) de Berlín, a principios del siglo XX. El museo, y la mayor parte de su colección, fue destruido durante los meses finales de la Segunda Guerra Mundial. Fuente: Lexicus.

Una de las pocas fotos que pude encontrar en línea de la bandera del SMS Scharnhorst cuando era exhibida en el Museum für Meereskunde.


Según los expertos de la época, no había dudas sobre la autenticidad de la bandera. Investigadores y marineros coincidieron en que la corriente oceánica que viene de las Islas Malvinas pasa por la costa brasileña, lugar donde se encontró la bandera. Esto último no puedo aseverarlo, por mi propio desconocimiento, ya que la corriente de Malvinas (de sur a norte) choca con la de Brasil (de norte a sur) a la altura de Uruguay, así que estimo que podría ser factible, aunque no sé cuanto. Respecto del llamativo buen estado de la bandera, los hombres de la Marina Imperial que habían servido en el SMS Scharnhorst, que conocían los hábitos de los marineros alemanes, sabían que, por orden del respectivo comandante, siempre había una bandera de reserva en la popa. El portacartuchos impermeable había protegido a la bandera de las inclemencias del tiempo, logrando así que llegue, sana y salva, a las costas de Brasil. El Museo de Oceanografía de Berlín le dio a esa bandera un lugar de privilegio en un enorme armario de cristal expuesto en el muro de honor dedicado a los caídos de la Marina Imperial.

El 8 de diciembre de 1914, a las 19:27, terminó la batalla de las Malvinas, con el duelo entre el SMS Núrnberg y el HMS Kent. Solo 10 tripulantes pudieron ser rescatados del crucero alemán. Según cuentan en algunas fuentes, los tripulantes del HMS Kent vieron a algunos alemanes trepándose por los restos del crucero que naufragaba, mientras ondeaban la bandera de la Marina Alemana, y escucharon en la fría noche como cantaban "Deutschland über alles". Quizás algo similar ocurrió con el SMS Scharnhorst, pero no quedó registrado por los adversarios. Fuente: Ginger Historian.

Otra imagen idealizada del final de la batalla de las islas Malvinas. Según observaciones e informes británicos, cuatro hombres izaron la bandera de la Kaiserliche Marine sobre un palo mientras naufragaba el SMS Núrnberg. Fuente: Seeschlacht bei den Falklandinseln.


La historia, hasta este punto, pareciera ser cierta. Si bien la información escasea, y como dije antes, abundan las repeticiones, encontré dos referencias, una en una publicación de la década del '50 y otra en un libro mucho más moderno, donde se proveen algunos detalles adicionales, que incluyen los montos de dinero implicados en la compra, y lo que es más importante, fotos de la bandera y del sitio que ocupaba en el Museum Für Meerskunde. Ayudaría mucho verificar algún dato más sobre el mercante brasileño que la encontró, sobre la compra de la enseña, o sobre su retorno a Alemania y exhibición en el museo. Pero, insisto, pareciera que la historia tiene una base real y concreta.

Otra foto, un poco más de cerca, de la bandera del SMS Scharnhorst cuando era exhibida en el Museum für Meereskunde. Si bien es casi idéntica a la que mostré antes, parece doblada diferente en la parte inferior, y hay una especie de corona en la esquina inferior izquierda. Fuente: Deutsches Soldatenkalender 1958.

La bandera estuvo expuesta durante varios años, hasta 1945. Desafortunadamente, a pesar de haber sobrevivido, salvada a última hora por un desconocido tripulante del SMS Scharnhorst, que había pagado con su vida este gesto patriótico (o desesperado, quién sabe), no pudo escapar a la devastación de la Segunda guerra Mundial. Como si el destino se tomase una revancha por no haberse ido a pique con su barco y el resto de la tripulación (recordemos que no sobrevivió nadie del SMS Scharnhorst), la bandera desapareció en el caos y la destrucción producida por los bombardeos aliados sobre Berlín. ¿Fue pasto de las llamas? ¿fue robada? ¿Terminó hecha jirones, pudriéndose, debajo de los escombros? Nunca lo sabremos, al igual que la identidad del marinero que se aferró a ella. Quizás así deba ser, para que como toda buena historia, nos queden incógnitas sin resolver.

Una rara fotografía donde se aprecia una perspectiva diferente del muro de honor, donde se exponían imágenes y objetos correspondientes a barcos de la Marina Imperial hundidos en acción. Abajo, al centro, se divisa la bandera del SMS Scharnhorst. Fuente: Google Books Eine Ruhmeshalle für Kaiser´s Flaggen.

Otros enlaces donde verificar partes de esta historia:

https://books.google.com.ar/books?id=fK_MDAAAQBAJ&pg=PT10#v=onepage&q&f=false
http://www.sammlungen.hu-berlin.de/dokumente/8997/
http://boredhistorian.blogspot.com.ar/2014/12/the-battle-of-falklands-von-spees-end.html
https://books.google.com.ar/books?id=F90uDwAAQBAJ&pg=PA51#v=onepage&q&f=false

2 comentarios: